Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pellegrini abre la veda

El entrenador chileno se despide del Málaga el día que el capitán, Weligton, recomienda la venta de Isco

El club quiere al argentino Tata Martinocomo relevo en el banquillo

Pellegrini, durante un entrenamiento del Málaga. EFE (VÍDEO ATLAS)

Fue un día de los que se recordarán en Málaga. En apenas dos horas temblaron los cimientos de la entidad. Primero con unas declaraciones del capitán, Weligton, en las que recomendaba la venta de Isco. Luego con una nota de la UEFA que llevó a la confusión al decretar anuladas las sanciones al club andaluz. Más tarde con las palabras de Manuel Pellegrini en las que confirmaba su adiós del Málaga. Alegría, tristeza y resignación se conjugaron sin remisión ante la catarata de noticias.

“Es hora de que Isco se marche”, indicaba Weligton justo antes de que la UEFA colgara en su página web una nota en la que presuntamente eximía al Málaga de su castigo europeo. Nada más lejos de la realidad. El Comité de Control Financiero solo oficializaba lo ya expresado por el propio club el pasado 16 de mayo. Es decir, el perdón del máximo organismo europeo a uno de los tres castigos con los que condenó al Málaga el 21 de diciembre de 2012.

No me marcho por  el dinero, sino buscando un proyecto que me permita desarrollar de forma conveniente mi profesión”

La UEFA prohibió al club andaluz competir la próxima temporada en Europa por impagos, le sancionaba otro año más si no regularizaba su situación financiera a 31 de marzo y le imponía una multa de 300.000 euros. La nota de ayer solo se refería al segundo año de sanción después de que la UEFA comprobara que el Málaga ha cumplido con los requisitos financieros a 31 de marzo. “Seguimos dependiendo del TAS para jugar el próximo año en Europa”, confirmaron fuentes del club.

Con el revuelo provocado por la nota de la UEFA en la mente de todos, llegaron las declaraciones de Pellegrini. “El Málaga y yo separamos nuestros caminos por circunstancias del proyecto. Me voy por motivos deportivos, pero mi amor por la ciudad será eterno”. Las palabras de Manuel Pellegrini sonaron rotundas, pero eran esperadas. El chileno oficializó su adiós del Málaga justo después de que la Diputación le concediera el escudo de oro de la provincia.

A expensas del TAS, la UEFA confirmó la reducción de la sanción a un año

Lo dijo delante de muchos jugadores de la plantilla y de algunos dirigentes de la entidad, que acompañaron al entrenador en el emotivo acto. Pellegrini, elegante y discreto, no reveló su destino, que algunas fuentes ligan de forma ineludible al Manchester City. En Inglaterra encontrará presumiblemente lo que le prometieron en el Málaga, un proyecto de elevadas miras para convertir al club andaluz en un grande. Este proyecto del jeque solo duró un año: “No me marcho por el asunto de dinero, sino buscando un proyecto que me permita desarrollar de forma conveniente mi profesión”. Ante sus jugadores, que luego tuvieron un almuerzo de hermandad en Benalmádena con sabor a despedida, el chileno abrió la veda. Independientemente de lo que diga el TAS el 4 de junio, llega otro Málaga.

Ya sin Pellegrini y con un presupuesto que bajará de 93 a 50 millones, el club negocia con el Madrid la venta de Isco —el director general, Fernando Casado, el director deportivo, Mario Husillos, el padre del jugador y un abogado estuvieron en la tarde de ayer en el Bernabéu— y con el Internacional de Porto Alegre la de Baptista, mientras se le busca salida en el mercado a Joaquín, con buen cartel en el fútbol italiano. Nada se sabe del futuro de los nueve jugadores que acaban contrato (Iturra, Demichelis, Antunes, Onyewu, Lugano, Piazón, Morales, Saviola y Santa Cruz) y muy poco de los nombres que pueden llegar para confeccionar una plantilla competitiva. Solo ha trascendido que el club ha puesto sus ojos en el Tata Martino, técnico de Newell’s, como sustituto del chileno en el banquillo. Tras hacer escala en Madrid, los representantes del Málaga se desplazaron hasta Argentina para intentar cerrar su fichaje. Con él pueden llegar varios jugadores.

Más información