Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Mourinho le puede la “presión”

Florentino Pérez anuncia la salida de “mutuo acuerdo” del mánager a final de temporada por lo que ha tenido que soportar y confirma que se presentará a las elecciones del Madrid del 16 de junio

Florentino Pérez, durante su rueda de prensa en el Bernabéu.

José Mourinho no pudo soportar la presión que conllevaba el ejercicio de su cargo de mánager del Madrid. Esta circunstancia le empujó a acordar con el club la rescisión de su contrato, que finalizaba en 2016, según explicó el presidente, Florentino Pérez. El mandatario ofreció una conferencia de prensa ayer por la tarde en el Bernabéu para comunicar la decisión y para anunciar la convocatoria de elecciones a la presidencia para el próximo 16 de junio. También aclaró que él presentará su candidatura y que el mánager saliente dirigirá al equipo hasta el 1 de junio, día de la conclusión de la Liga. En este sentido, el discurso tuvo un marcado tono proselitista.

“A mí claro que me habría gustado que Mourinho hubiera continuado”, dijo Pérez. “De eso no tengo ninguna duda. Creo en la estabilidad que puede dar un entrenador durante mucho tiempo. Pero el nivel de presión ha ido incrementándose de tal manera que llega un momento en que las personas también tienen una capacidad, un límite, y esto ha pasado ahora. Ser permanentemente tan exigente también tiene su desgaste”.

A mí claro que me habría gustado que hubiera continuado"

Florentino Pérez

Los puntos cardinales del discurso presidencial fueron la defensa sin fisuras del trabajo de Mourinho y el señalamiento de la “presión” como vaporoso elemento discordante de una situación que de otro modo habría sido casi perfecta. Con “presión”, Pérez dejó entrever una mezcla de opinión pública con ambiente social y deportivo. “En Inglaterra un partido de fútbol dura 90 minutos, más dos horas antes y dos horas después”, explicó. “Aquí dura los siete días de la semana. Entre esa presión razonable y otra que no es razonable, a veces con insultos y descalificaciones… Porque todo el mundo tiene familia, hijos, y vive en una comunidad”.

Pérez contrató a Mourinho en 2010 por dos motivos: porque garantizaba resultados inmediatos y porque le consideraba un tipo duro, el más mediático de los entrenadores, capaz de acabar con la hegemonía del Barcelona en el campo y en el plano propagandístico. A la luz de la estadística, el recorrido no ofrece dudas: en este periodo el Madrid ganó una Liga y una Copa, mientras que el Barça logró una Champions, dos Ligas y una Copa. De todos los entrenadores que han gozado de tres años para trabajar en el Madrid, Mourinho ha sido el que ofreció peores resultados por títulos conseguidos. Estos datos, sin embargo, no constituyen para el presidente motivo suficiente para considerar que Mourinho fracasó en su cometido. “La palabra fracaso no se corresponde a la realidad”, sostuvo. “Lo importante es que hemos recuperado el nivel que no teníamos”.

Florentino Pérez, durante la rueda de prensa ampliar foto
Florentino Pérez, durante la rueda de prensa EFE

“Yo creo”, prosiguió Pérez, “que el balance de Mourinho es que hemos dado un salto cualitativo muy importante tanto en el aspecto deportivo como en la competitividad. Hoy está el Madrid donde le corresponde. Llevábamos seis años sin estar donde nos correspondía. Eliminados en octavos de la Champions, sin ser cabezas de serie… Hoy podemos decir que siempre hemos estado entre los cuatro primeros. Hemos estado en las semifinales o en las finales de todas las competiciones. El balance es positivo”.

Empeñado en la difícil tarea de engrandecer sin matices el trabajo del hombre que ha sido su gran apuesta personal en este mandato, Pérez elaboró un discurso machacón. Evitó mostrarse crítico incluso con respecto a la presente temporada. “Este año hemos llegado a las semifinales de la Copa de Europa, a la final de la Copa del Rey y hemos quedado segundos en la Liga… ”, dijo, en referencia a un curso en el que no se ha conseguido ningún trofeo importante. "Para la mayoría es suficiente, pero para nosotros no es suficiente. Nos sentimos orgullosos de ello. Este Madrid es grande por ese nivel de exigencia. Nuestra cultura es ganar y nada más. No consideramos a esta temporada suficientemente buena para el nivel de exigencia del club. Pero tampoco se puede decir que haya sido una temporada mala”.

“Hoy”, concluyó, ya metido en campaña, “tenemos una gran estabilidad institucional y una estabilidad económica y estamos en el nivel deportivo que nunca debimos perder y que habíamos perdido los seis años anteriores”.

“Mourinho es el entrenador que más tiempo lleva en Primera”, dijo Pérez, para razonar el deseo del técnico de tirar la toalla. “Durar tres años no es fácil para ningún entrenador y menos en una institución sometida a tanta presión como es este club. Lo que pasó hace un año… [cuando firmó la renovación del contrato hasta 2016] pues con el tiempo pasan otras cosas. Creo que él a nivel personal cree que es mejor dejar el club. Yo comparto plenamente su razón”.

El presidente subrayó que Mourinho no ha dividido a la afición pues “el madridismo está más unido que nunca”. Respecto a sus sucesores, admitió que José Ángel Sánchez, el director general corporativo, preguntó por Carlo Ancelotti al PSG, sin más. No hay nada firmado y la búsqueda del técnico sigue abierta. “Hay varios entrenadores”, comentó Pérez. “Ni uno, ni dos ni tres”.

Más información