Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá, condenado a seis meses de prisión por una pelea de pareja

El piloto de MotoGP podrá conmutar la pena por trabajos sociales al tener antecedentes ● La chica, hospitalizada la noche del jueves, condenada a cinco meses aunque no cumplirá condena

Barberá, el pasado mes de febrero ITALYPHOTOPRES

Héctor Barberá, piloto de MotoGP que el pasado fin de semana disputó el GP de España con su equipo, el Avintia Racing, fue condenado este viernes a seis meses de prisión como resultado de una denuncia recíproca por violencia doméstica. El deportista podrá conmutar la pena por trabajos sociales, pues contaba con antecedentes. Además, se le han impuesto 14 meses de alejamiento. Su pareja, D. P., fue también encontrada culpable y condenada a cinco meses de prisión y 13 meses de alejamiento. Ella, sin embargo, no tendrá que cumplir condena al no tener antecedentes. La pelea de pareja terminó en los Juzgados de Jerez, donde se celebró un juicio rápido.

El relato de los hecho es el siguiente: Barberá fue detenido a primera hora de la mañana por la Policía Nacional por un supuesto delito de malos tratos a su pareja. Las fuerzas de seguridad encontraron en un hotel de Jerez de la Frontera al deportista, que habría decidido no regresar a Valencia tras la competición y permanecer unos días en tierras jerezanas, donde se celebraba la popular Feria del Caballo, junto a su novia, que es natural de la localidad gaditana.

Según publicaba a media mañana la web reporterosjerez.es, el piloto y la chica, de 23 años, habían mantenido una fuerte discusión en la habitación del hotel el jueves. Ella se personó en el hospital esa misma noche y fue ingresada tras la supuesta agresión, con diversas contusiones y magulladuras que le habría propinado el corredor, de 26 años. Tras estudiar sus lesiones, el centro hospitalario activó el protocolo de actuación para casos de violencia de género y alertó a la Policía. La joven pasó la noche ingresada en el Hospital de Jerez y recibió el alta a la mañana siguiente.

Tras estudiar las lesiones de la chica, el hospital activó el protocolo de actuación para casos de violencia de género y alertó a la Policía

El piloto, por su parte, fue detenido pasadas las siete de la mañana y, en torno a las once del mediodía, tras una revisión médica y una denuncia a su pareja por haberle agredido también a él, fue trasladado al Juzgado de Violencia de Género de Jerez, donde se celebró un juicio rápido con ambas partes imputadas. Uno y otro aceptaron la petición de la Fiscalía y las penas impuestas resuelven que se trató de una pelea de pareja: a él lo condenan a seis meses prisión y a ella a cinco, por no tener antecedentes. Del mismo modo, y puesto que el deportista ya fue detenido y juzgado en el 2012 por un delito contra la seguridad vial tras dar positivo en un control de alcoholemia, él deberá cumplir la pena o cambiarla, en su defecto, por trabajos sociales.

Barberá, que llegó la pasada semana a Jerez magullado, con la cara destrozada y el ojo morado tras, según el mismo explicó, una caída haciendo trial el día 28 de abril, tuvo también otro accidente en el circuito jerezano el pasado día 7, durante los tests celebrados después del gran premio. El piloto confirmó que sufría una fisura en la muñeca. Ahora cabe esperar si, entre unas lesiones y otras, el corredor estará disponible para competir la semana próxima en el GP de Francia que se celebra en Le Mans. El equipo Avintia emitió un comunicado a última hora de la tarde en el que daba "por zanjado este episodio" tras la resolución basada en la conformidad de ambas partes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >