Pau Gasol: “Mi futuro es incierto, estoy preparado para todo”

El pívot de los Lakers decidirá en función del estado de sus lesiones en las rodillas y en el pie si participa en el Eurobasket con España

Gasol, durante su rueda de prensa.
Gasol, durante su rueda de prensa. Damian Dovarganes (AP)

Exhibiendo una sonrisa distendida y una camiseta negra con un moderno diseño de las iniciales de su nombre y apellido, Pau Gasol compareció ante la prensa en el último día de la tortuosa y decepcionante campaña 2012-2013. El cierre se produjo con la eliminación de los Lakers el pasado domingo, barridos (4-0) en la primera ronda de los playoffs por los Spurs. Pero en el club de Los Ángeles, el último día de curso cada jugador mantiene una reunión con individual con Mitch Kupchak. Lo malo es que Pau Gasol abandonó el despacho del general en las instalaciones del club en El Segundo con las mismas dudas e incertidumbres que cuando entró en él.

“Mi futuro es incierto. Estoy preparado para todo. Entenderé si estoy aquí el año que viene o si no sigo aquí. Agradezco la sinceridad de Mitch Kupchak al confesarme que no está claro si seguiré o no”, aclaró. El 16 de los Lakers explicó los argumentos por los que, teniendo un año más de contrato y tras haber sido premiado con una gran ovación cuando fue relevado poco antes de finalizar el último partido, persisten las dudas sobre su continuidad.

“Hay muchos factores, no solo si les gustaría que me quedara”, matizó el pívot, que en julio cumplirá 33 años. “Está el tema del dinero, del futuro del equipo. Son factores reales. La franquicia debe tomar ese tipo de decisiones. Ahora el impuesto por pasar el límite salarial son 3 dólares por dólar. Si el club lo rebasa por 30 millones, tiene que pagar 90. Veremos qué sucede, qué movimientos puede hacer para que el salario baje y yo pueda seguir”.

Hay muchos factores, no solo si les gustaría que me quedara.

Los Lakers tienen una masa salarial de 77 millones de euros. El contrato de Gasol concluye en 2014 y la próxima temporada percibirá 14,77 millones de euros. “He tenido mucha suerte en mi carrera. Tuve seis años y medio muy buenos en Memphis, luego aquí he ganado dos campeonatos y he jugado algunos de los mejores jugadores. Durante el resto de mi carrera quiero competir y disfrutar, sea en esta situación o en otra”.

Reiteró su deseo de permanecer en el equipo: “Me siento a gusto con el equipo, en la ciudad, el tiempo que ha estado aquí. Preferiría quedarme, siempre he sido leal. Me siento como si perteneciera a los Lakers”. El equipo puede amnistiar su contrato. Si así fuera, se abriría un corto periodo en el que otras franquicias podrían pujar por él y la que más ofreciera se haría con sus servicios. Los Lakers le pagarían la diferencia entre lo que le pagara su nuevo equipo y el contrato que tiene firmado.

Pau se refirió a su relación con Kobe Bryant, el líder del equipo que, muletas en ristre, le dio en público las gracias en el banquillo cuando fue relevado en el último partido ante los Spurs. “Estoy contento y orgulloso de cómo ha crecido nuestra amistad. Nos comunicamos mucho más a menudo ahora que antes. Estamos en el mismo barco y le tengo un gran respeto por quien es, lo que aporta en la cancha y lo que aporta a la franquicia y a tantas personas”.

Está el tema del dinero, del impuesto por pasar el límite salarial. Veremos qué movimientos puede hacer el club para que el salario baje y yo pueda seguir

El jugador español, que esta temporada se ha perdido ocho partidos por una tendinitis en ambas rodillas, otros cinco por una conmoción cerebral y 20 más por una fascitis plantar, indicó que su estado físico determinará su decisión en torno a su eventual participación con España en el Eurobasket de Eslovenia, en septiembre. “Ahora tendré que someterme a pruebas físicas en ambas rodillas y en el pie, que los tengo tocados, saber qué proceso de rehabilitación tendría que seguir y ver si eso me permitirá ir al Europeo o no. Las pruebas médicas serán determinantes. A partir de ahí, decidiremos”.

Los próximos días, el jugador de Sant Boi permanecerá en Los Ángeles. “Me quedo para poner en marcha algunos proyectos, una fundación familiar y alguna cosa más. Y mientras Marc esté jugando, le apoyaré y estaré a su lado. Llevo dos años trabajando en un libro fotográfico pero también con contenido escrito. Explicaré aspectos de mi vida personal que no son tan conocidos. Tengo ilusión de acabarlo pronto y hacerlo accesible a la gente”

Así concluyó la 12ª temporada de Pau Gasol en la NBA, en la que menos partidos ha disputado, 49 en la fase regular y 4 en los playoffs, a causa de las lesiones. Y también la primera en la que un entrenador, Mike D’Antoni, le relegó al banquillo en siete partidos. “Como cualquier jugador deseo ser utilizado de forma correcta”, sentenció antes de ponderar el curso del equipo: “El final ha sido un poco decepcionante. Nos hubiera gustado acabar mejor y llegar más lejos. Las circunstancias no estaban a nuestro favor. Luchamos, pero no teníamos lo suficiente para ganar a los Spurs. Estoy contento por el espíritu del equipo, por cómo ha luchado. Al final, toca aprender y pasar al siguiente capítulo”, concluyó, animoso y positivo, pese a las dificultades, lesiones y rumores de traspaso en que han transcurrido sus dos últimas temporadas.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS