Iniesta y Cesc abanderan la independencia de Messi

Leo se sentará hoy en el banquillo del Camp Nou ante el PSG

Messi, en el entrenamiento.
Messi, en el entrenamiento.TONI ALBIR / EFE

“Veremos”, dijo Roura. “Las sensaciones son buenas, pero veremos”, insistió. “Si puede estar, estará, y si no, jugaremos sin él”, resumió Iniesta, que aceptó la messidependencia: “Sin duda existe. Es un jugador fundamental, pero esto es un juego de equipo y sabemos que también le ayudamos a marcar como él nos ayuda a todos con su juego. Es fundamental e imprescindible; cuando juega siempre es el mejor”, dijo el volante que en ausencia de La Pulga, de inicio, está llamado a liderar el movimiento por la messi-independencia junto a Fàbregas.

Messi viene de trabajar mañana y tarde desde el mismo día que volvió de París, y ayer completó todo el entrenamiento y quedó concentrado, sin el alta; está para echar un cable, llegado el caso. Mientras, Iniesta y Cesc asumirán la responsabilidad, el catalán de falso 9, el manchego en su carril. Hablan el mismo idioma, en el Barça y con La Roja. Juntos han ganado los tres títulos con España, siendo decisivos. La imagen remite al pase que le dio Cesc a Andrés en Johanesburgo, y la teoría la justifica por si sola el recuerdo de la última Eurocopa que ganaron juntos en Kiev, con Iniesta de interior y Cesc de falso 9. Parece evidente que mezclan mejor, así que cuando el de Fuentealbilla enfila por el extremo y Cesc busca el carril del volante, porque con el catalán de punta se multiplican los espacios y, cuando juega de interior, todo parece ir más despacio.

“Cesc es un jugador muy completo y que interpreta muy bien dónde está el compañero, la idea del juego, y no solo conmigo, sino con el equipo”, defendió Iniesta; “Sabe combinar y se mueve muy bien y eso es fundamental para el compañero”. “Un jugador completísimo” reivindicó a su compañero. Sin Messi, máximo artillero en las últimas cuatro ediciones de la Champions (14 en la 2011-2012, 12 en la 2010-2011, ocho en la 2009-2010 y nueve en la 2008-2009), reclama a Iniesta y a Fàbregas a liderar el ataque, a asumir el último pase y el gol. No les falta ni experiencia ni ganas de asumir la responsabilidad. Lleva Iniesta 75 partidos jugados en la Champions desde que Van Gaal le dio la alternativa en 2002, y viene de ser reconocido como el mejor jugador europeo de 2012 y el tercero del mundo, por detrás de CR y de Messi. El de Arenys tampoco acaba de llegar: a los 25 años, a Fàbregas le contemplan 71 partidos y 18 goles en Europa, a caballo entre el Arsenal y el Barça.

Las sensaciones son buenas, pero veremos”, dice Roura del estado de la estrella azulgrana

“No nos alegraremos de la baja de Messi, nos gusta enfrentarnos a los mejores”, dijo ayer Maxwell, jugador del PSG. En el vestuario del Barcelona asumen que empezar el partido sin La Pulga exige algo. “Sin Leo, todos hemos de ser líderes en nuestra posición. Sin Leo, a la hora de atacar tenemos que poner un poco más y estamos preparados, con Leo y sin Leo” dijo Iniesta.

En los nueve partidos que han jugado este curso en Europa, los dos canteranos coincidieron en el once inicial en dos —el de la victoria contra el Spartak y en la derrota en Milán—, pero solo tras la lesión de Messi en París, en la segunda parte se juntaron con Cesc de 9. “Salió bien”, reconocen en el cuerpo técnico, aunque en la grada se ningunea la espectacular asistencia de Cesc a Alexis que permitió el gol de Xavi, al transformar un penalti al chileno. “En esa función me siento cómodo”, dice Cesc, que se ofrece para jugar de lo que sea, pero sabe que la función del falso 9 es papel para Messi, si está en condiciones.

Cesc no es de los que se esconden y acepta el reto de hacer de Leo con la misma voluntad que jugó en Milán lesionado solo porque el cuerpo técnico le pidió un esfuerzo tras regresar lesionado del amistoso de la selección en Catar contra Uruguay. El sábado, contra el Mallorca, recuperó la autoestima al firmar el primer hat-trick de su carrera y aunque sabe que le mira la afición con recelo y que no le ayuda a mejorar su imagen tener un mánager que vive en Londres, sabe que en la ciudad deportiva se valora su esfuerzo y su compromiso, porque llevan semanas viéndole acudir a trabajar los días de fiesta. Jugador de partido grande, amigo del reto mayúsculo, cuenta con Iniesta para hacer de Messi.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50