Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tito se pone el chándal y vuelve Abidal

El técnico del Barça regresa al campo de entrenamiento 67 días después, y ya se sabe que no estará en Vigo, pero seguramente sí en París

El lateral regresa a una convocatoria tras casi un año

Tito y Abidal, durante el entrenamiento de este viernes.

Cuando se enteraron de la inquietante noticia, la dirección deportiva y la cúpula del Barça acordaron que estaba primero la persona antes que el reto deportivo, por más que se jugaran millones de euros y elogios, quizá también confiados en un grupo de futbolistas que se intuía responsable ante la falta de orden y mando. Tito Vilanova, operado el 20 de diciembre de un tumor en la glándula parótida por segunda vez, aunque presente en el derbi ante el Espanyol el 6 de enero y frente al Málaga y la Real Sociedad una semana después, se marchó el 21 de ese mes a Nueva York para seguir un tratamiento especializado. Desde entonces, el equipo, bajo la voz de Jordi Roura y la dirección telefónica del propio Tito, ha disputado 15 encuentros, con un saldo de 10 triunfos, dos empates y tres derrotas (40 goles a favor por 17 en contra), con el varapalo de la eliminación copera frente al Madrid y la algarabía por el remonte frente al Milan en los octavos de la Champions. 67 días después, Tito regresó a la ciudad deportiva azulgrana. “Vuelve el entrenador, el jefe, y eso es importante para nosotros porque es una inyección de vitalidad”, confirmó Roura en la rueda de prensa de este viernes.

Acusado el grupo de cierta flojera competitiva y escaso ritmo físico tras caer contra el Madrid en Copa, además de titilar ante Sevilla, Deportivo y Milan, en la ida europea, asumió como naturales las críticas Roura, técnico en funciones que siempre tuvo claro su cometido, como se lo aclaró a Vilanova la noche en que este le llamó para darle la noticia, tres días antes de medirse al Valladolid. “Si me toca, me toca, pero aquí sigues mandando tú”, le dijo Roura. Y, aunque no fuera presencialmente –más bien a 6.172 kilómetros-, el club creó un dispositivo para que así fuera, con repetidas videoconferencias con el área deportiva no solo para decidir la configuración de la plantilla del curso próximo, sino también para ordenar titularidades, suplencias, relevos –durante el partido la comunicación era telefónica con el preparador Aureli Altimira-, además de ver cada día a través de un circuito de cámaras los entrenamientos. “Tito está más activo que nunca”, señaló Roura. “Trabaja desde la distancia”, confirmó el director deportivo Andoni Zubizarreta. Pero eso se acabó.

Aterrizado en Barcelona el día 26 a primera hora de la mañana y con el respaldo absoluto del Barça –creó un vídeo para darle la bienvenida bajo las palabras de Tu lucha es nuestra fuerza, guiño a la frase que un tiempo antes le expresó el propio técnico a Abidal-, Tito se puso de nuevo el chándal. Queda por ver, en cualquier caso, cuál es el ritmo que se impone, toda vez que desde el club ya avisaron que “su incorporación al trabajo será de manera progresiva”. Apostilló Roura: “Los 10-15 días posteriores al tratamiento son duros, hay efectos secundarios”. Por ello, ya se sabe que no viajará a Vigo, donde juega el Barça mañana a las 18.00 (Canal + L/Gol T). “En principio no irá al partido ante el Celta. No es bueno, todavía. Pero veremos la evolución porque hay muchas probabilidades de que venga a París”, confirmó Roura.

Con las bajas de los lesionados Puyol, Adriano, Pedro, Alba y Xavi –“jugó porque tenían autorización médica. Médica de los médicos de la selección española”, señaló Roura- el Barça presentará un equipo repleto de teóricos suplentes. “Jugarán otros, que por eso están en la plantilla. Totales garantías”, aclaró Roura, que mira al cielo de Vigo porque el césped está encharcado y no parece probable que cesen las precipitaciones. “El verdadero problema se puede originar si el balón no corre”, dijo el segundo entrenador azulgrana. A pocos metros, sin embargo, estaba el primero, preparando la sesión del grupo. “Estamos muy contentos por su vuelta desde un punto de vista profesional y personal”, remató Roura.

Abidal, durante el entrenamiento de este viernes. ampliar foto
Abidal, durante el entrenamiento de este viernes.

El regreso de Abidal

La vuelta de Tito a los campos de entrenamiento no fue la única sorpresa que se dio en la ciudad deportiva azulgrana. Acabado el entrenamiento, Mascherano adelantó la noticia a través de Twitter, al colgar una foto suya junto a Abidal con estas palabras: "Una alegria inmensa. Abi vuelve a estar convocado. Felicitaciones genio. ¡Te lo mereces!".

El defensa azulgrana, que fue operado el 17 de marzo de 2011 de un tumor hepático y que fue sometido a un trasplante de hígado en abril del año pasado, disputó la semana pasada 65 minutos del amistoso que enfrentaba al Barça B contra el Istres, de la Segunda División francesa. Por entonces, ya expresó públicamente su deseo de volver a competir, puesto que tenía el alta médica desde que el Barça cayera en San Siro, en la ida de los octavos de la champions

Con más de un año sin pisar el césped -su último encuentro fue el 29 de febrero con Francia ante Alemania; y con el Barça, el 26 ante el Atlético-, ahora regresa Abidal. Un alivio para el cuerpo técnico, que no tenía a un lateral zurdo natural para el duelo ante el Celta, puesto que Alba y Adriano están en la enfermería. Se presupone, en cualquier caso, que Montoya ocupará de inicio la posición, toda vez que Muniesa quedó excluido de la lista. Los jugadores del filial Oier (como portero suplente) y Deulofeu completaron una convocatoria donde no apareció Xavi.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información