Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid despierta tarde en Moscú

Los de Laso se jugaran en la última jornada ante el Efes la opción de tener ventaja de campo en el cruce de cuartos tras caer ante el CSKA después de un pésimo primer tiempo

Teodosic y Weems presionan a Rudy Ampliar foto
Teodosic y Weems presionan a Rudy EFE

El Madrid jugó tres partidos en Moscú y perdió los tres. El primero, en un calamitoso primer tiempo (44-28) donde, pusilánimes y desatinados, los blancos fueron un muñeco de trapo en manos del CSKA. El segundo, en un nuevo arrebato de épica en los últimos 20 minutos en pos de una remontada que no llegó. Y, por último, la agonía final por resistir la renta del partido de la primera vuelta (+8) que, a pesar de la exhibición de Rudy (24 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias), tampoco pudieron conservar los de Laso. Le favoreció eso sí la victoria de Unicaja en Estambul (64-70) y si ganan al Efes en el Palacio la próxima semana tendrán ventaja de campo en el cruce de cuartos.

Salió hipotenso el Madrid y el CSKA le enseñó los colmillos. Teodosic cogió el bastón de mando, anotó 9 de los 20 primeros puntos de su equipo y destartaló con facilidad el dique de contención madridista a base de penetraciones y asistencias de catálogo. Kaun y Khryapa campaban a sus anchas mientras Mirotic se cargaba de faltas (dos en menos de tres minutos), Begic buscaba su sitio y Weems completaba la intensa puesta en escena de los de Messina.

CSKA, 81 - Real Madrid, 72

CSKA Moscú: Teodosic (17), Weeems (21), Khryapa (6), Erceg (3) y Kaun (6) —quinteto inicial—; A. Jackson (8), Krstic (16), Papaloukas (4), Micov (0) y Vorontsevich (0).

Real Madrid: Llull (0), Rudy (24), Suárez (6), Mirotic (5) y Begic (5) —quinteto inicial—; Draper (0), Reyes (10), Rodríguez (7), Hettsheimeir (0), Carroll (7) y Slaughter (8).

Árbitros: Rocha (Portugal), Lottermoser (Alemania) y Sahin (Italia). Eliminado Reyes (m. 40).

5.234 espectadores en el Universal Sports Hall de Moscú.

Las pérdidas de balón (ocho en el primer tiempo) y la espesura en ataque hizo perder al Madrid primero el paso y después la compostura. Apenas dos triples de Carlos Suárez fueron durante muchos minutos el único sustento ofensivo de los blancos. Timoratos en la pintura y encogidos en el tiro, los de Laso firmaron un pésimo 6 de 19 (31%) en tiros de dos en los primeros 20 minutos. Pobre equipaje para moverse en uno de los fortines más complicados de asaltar. Con un ritmo más propio del que se le presumía a su rival, el CSKA fue incrementando las vueltas de tuerca ante la ansiedad de su oponente. Jackson dio un respiro a Teodosic y Krstic tomó la responsabilidad bajo los aros. La diferencia se disparó sin que el Madrid encontrara ni el pulso ni el antídoto (36-19, m. 17). Khryapa era el dueño del rebote (ocho al descanso) y Weems un martillo pilón (40-22, m. 18).

No escatimó epítetos Laso cuando antes de que arrancara el tercer cuarto la televisión oficial de la Euroliga le preguntó por los motivos de semejante diferencia. “Motivación, decisión, ganas... deseo”, espetó el técnico, al margen de reseñar algún aspecto táctico. De nuevo obligado a apelar a la épica por su mala cabeza, los blancos pusieron en marcha el plan de emergencia. Cuatro buenas defensas y la inspiración de Rudy con tres triples excelsos, alteraron el efecto óptico del partido (47-37, m. 23). Messina repasó la lección cuando el Madrid comenzaba a creérselo y una técnica a Sergio Rodríguez volvió a hacer descarrilar a los visitantes. Del 51-42 se pasó al 63-47 al término del tercer acto. Sin juego interior más allá de los saltos y mates de concurso de Slaughter y agarrados a la muñeca de Rudy, los blancos afrontaron los últimos 10 minutos a la desesperada. Pero el CSKA aceptó el intercambio de golpes, de nuevo con Teodosic al frente. Rudy sumaba al ritmo de sus días grandes, pero para encontrar al siguiente anotador de su equipo había que bajar hasta los ocho de Slaughter (solo Felipe llegó a los 10). Demasiado escalón. A pesar de todo, con 72-61, el Madrid dispuso de hasta tres ataques para rebajar los 10 puntos de diferencia e intentar reengancharse. Falló los tres, pero logró mantenerse en el alambre (74-67, a 1m 56s). Sergio Rodríguez falló sin oposición el triple que hubiera acercado la hazaña a cuatro puntos con más de un minuto por delante y, a partir de ahí, comenzó otro partido: la disputa por el average. Ese duelo también lo perdieron los de Laso y el CSKA estiró hasta los nueve su victoria. En el mejor de los casos, los blancos ya solo podrán ser segundos.

Solo las dos primeras plazas del grupo garantizan tener la ventaja de campo a favor en el cruce de cuartos, privilegio crucial atendiendo a la historia reciente. Desde que se implantó este sistema de eliminatorias en la Euroliga, en la temporada 2004-05, solo en 7 de las 32 eliminatorias disputadas se clasificó para la final four el equipo que tenía el factor cancha en contra. Espera el Efes para reconducir un camino que parecía enmoquetado y ha terminado por embarrarse en las últimas semanas.

Resultados y clasificaciones

GRUPO E

Partidos de la jornada 13:

CSKA Moscú, 81 - Real Madrid, 72.

Anadolu, 64 - Unicaja, 70.

Brose Bamberg, 60 - Panathinaikos, 82.

Alba Berlín - Zalgiris Kaunas

Clasificación:

.1. CSKA Moscú (+) 10 victorias y 3 derrotas.

.2. Real Madrid (+) , 9-4.

.3. Panathinaikos (+), 9-4

.4. Efes (+), 9-4

.5. Unicaja, 7-6.

.6. Zalgiris Kaunas, 5-7.

.7. Alba Berlín, 2-10.

.8. Brose Bamberg, 0-13.

(+) Ya clasificado para cuartos.

GRUPO F

Partidos de la jornada 13:

Maccabi Tel Aviv, 101 - Besiktas, 58.

Khimki Moscú - Caja Laboral, 29 mar 16.30

Fenerbahce - Olympiacos, 29 mar 20.00

Montepaschi Siena - Barcelona Regal, 29 mar 20.45

Clasificación:

.1. Barcelona Regal (+), 11 victorias y 1 derrota.

.2. Maccabi, 8-5.

.3. Khimki, 7-5.

.4. Olympiacos, 7-5.

.5. Montepaschi, 7-5.

.6. Caja Laboral, 6-6.

.7. Fenerbahce, 2-10.

.8. Besiktas, 1-12.

(+) Ya clasificado para cuartos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.