CAMINO AL MUNDIAL 2014 | FRANCIA, 0 - ESPAÑA, 1

“No sé ni cómo ha entrado”

Pedro, máximo goleador este curso en partidos de selecciones, culmina el rondo de Xavi, Alonso y el centrocampismo español

Xavi pasa el balón ante el francés Jallet.
Xavi pasa el balón ante el francés Jallet.YOAN VALAT / EFE

La españolía remite, atendiendo al diccionario de la Real Academia, al amor o apego a las cosas características o típicas del español. Aplicado a un campo de fútbol, españolía es jugar como jugó España, al pase. No podía ser de otra manera porque nunca se vio mejor camino. Más allá de que Del Bosque apostó por Villa antes que por Fàbregas para moverse por la zona del 9como referente en ataque, España no perdió identidad, porque no se discute la idea ni se toca el estilo y fue fiel. A golpes pues de algo tan español en un campo de fútbol como el control del partido, España, más roja que nunca, se fue a por la victoria y se la ganó, porque la mereció. A España da gusto verla, incluso cuando juega mal, que no fue el caso, incluso cuando pierde, que no fue el caso, y por supuesto, da gusto verla ganar en Francia como lo hizo.

La esencia del fútbol asociativo español empezó a lucirse en la Eurocopa 2008, cuando Xavi, esencia pura de la idea, fue escogido el mejor del torneo y España se llevó el título. Creció en su máximo esplendor durante el Mundial de Sudáfrica, que ganó La Roja. Durante aquel mes africano, Xavi fue el jugador del torneo que más pases dio (669, 544 bien, un 81% de acierto). El segundo en el ránking fue el alemán Schweinsteiger (656, 428 buenos). A partir de ahí, Busquets, Xabi Alonso, Piqué, Capdevila y Ramos coparon las primeras plazas, uno tras otro, en una demostración de poder espectacular. No cambió el panorama el pasado verano en Ucrania y Polonia, donde España defendió el título a base de más toque. Xavi, otra vez, fue el jugador que dio más pases, 571 de los 4.019 que completó la selección. Alonso, Alba, Busquets e Iniesta le siguen en el recuento histórico.

Pase a pase España tomó el control del partido y a los cinco minutos ya había dejado el sello y perdonado un gol. La primera la tuvo Xavi, después de que la iniciara él mismo y la tocaran Villa, Iniesta, Monreal y de nuevo Xavi. Y de ahí, hasta el final. A España le incomodó más el césped que Francia, que casi siempre llegó tarde. El campo, pastoso, maltrecho tras dos meses disputándose el Torneo de las Seis Naciones de rugby, estaba para que la jugara a la mano Michalak, el apertura del XV del gallo, antes que para el toque español, pero se las apañaron Xavi, Iniesta, Alonso y Busquets para tocarla con sentido, para minar la moral gala en cada toque, en cada asociación.

Corrían los de azul detrás de la pelota y se la pasaban los de rojo en un rondo interminable, tan característico, tan típico como una tortilla de patatas. “Si se encierran, mejor. Tarde o temprano ganaremos el partido”, vino a decir Del Bosque en la víspera. Y así fue. Francia no tuvo la declarada vocación finlandesa de encerrarse en el área, pero se echó atrás porque España la obligó. En una de esas, la paciencia en el pase tuvo premio y Pedro hizo buena la idea. Primero abrió para la llegada de Monreal y luego buscó su centro entrando como una flecha al remate. “He llegado en carrera, he tocado el balón, la ha tocado el portero y ha entrado. No sé muy bien cómo ha entrado, pero lo importante es que nos ha dado la victoria. El centro era muy bueno llegamos desde atrás y es lo importante. Me molesta el tobillo y tengo el gemelo cargado, pero creo que es poca cosa”, dijo el autor del gol.

Pedro es el máximo goleador mundial en lo que va de curso en competiciones de selecciones y suma 10 goles con La Roja en los ocho encuentros que ha disputado desde la pasada Eurocopa. Quedaba media hora y el guion estaba escrito. Después del gol, y más aún tras la expulsión de Pogba en solo un minuto, ya no hubo cambios. Tocó y tocó La Roja, animada en todo momento por Del Bosque, que sacó a Cesc, el 9 más falso del mundo, para añadir más toque que remate. Pase a pase, La Roja tomó París camino del Mundial.

El canario, que marcó a pase de Monreal, suma 10 dianas en ocho duelos

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50