IN MEMORIAM

Señoras y señores, la voz

José Félix Pons, fallecido este martes a los 80 años, fue una voz respetuosa, inconfundible, un señor periodista

El periodista José Félix Pons.
El periodista José Félix Pons.la vanguardia

“Señoras y señores”. José Félix Pons era un señor periodista y, como tal, daba las buenas tardes o buenas noches con el debido respeto a la audiencia. La suya fue una voz respetuosa e inconfundible, porque entonces, en la década de los setenta y ochenta, para la narración de las transmisiones deportivas de radio y televisión se exigía una buena oratoria, mucha dicción y una perfecta vocalización. Había veces en que, antes de empezar el partido, sobre todo en las jornadas más solemnes, incluso recitaba poesía para encontrar la pausa, el tono y la serenidad.

“Hay que alargar las vocales y no las consonantes”, repetía. “Es necesario documentarse”, recordaba. Y remachaba: “Es imprescindible la lectura”. A Félix Pons le gustaba recordar que su aprendizaje consistió entre otras cosas en pasarse una temporada entera retransmitiendo partidos cada fin de semana sin que se emitieran, solo para que aprendiera y le corrigiera Miguel Ángel Valdivieso, siempre en busca del tono adecuado y la técnica necesaria. No extraña que se le considerara un maestro.

“Trabajo para el señor que escucha. Debo explicarle todo sin aburrirle ni engañarle. Yo seguí el consejo de Luis Ezcurra: que jamás perdamos un oyente porque el partido sea malo. El buen locutor deportivo es como un actor. Yo era un actor, por eso nunca me ponía nervioso. Y como actor buscaba emocionar al oyente. Era muy astuto”. Así se explicaba Félix Pons en una de las Historias de Fábula escritas por Xavier G. Luque y Joaquín Luna, publicada por La Vanguardia el 2 de noviembre de 2003 y titulada: “La voz con nervios de acero”.

Nunca tuvo reparo en reconocer que le gustaba más el baloncesto que el fútbol y, de vez en cuando, en alguna de sus intervenciones con alguno de sus discípulos –recuerdo una de muy celebrada con Pere Escobar- explicaba que los periodistas “deben hablar con intensidad y no chillar” y, al mismo tiempo, “les conviene aprender a amar a la palabra en lugar de estrujarla”, cosa más fácil de aplicar en el polideportivo que en el balompié. Pionero de las transmisiones de baloncesto, cubrió cuatro ediciones de los Juegos Olímpicos y siete Mundiales de fútbol.

Trabajo para el señor que escucha. Debo explicarle todo sin aburrirle ni engañarle"

José Felix Pons fue también el narrador, junto con Josep Maria Casanovas, del primer partido de fútbol televisado en catalán, el 3 de marzo de 1982, Lokomotiv de Leipzig-Barcelona, ida de los cuartos de final de la Recopa: 0-3. Y cuando se le recordaba la vena deportiva acostumbraba a recordar que también retransmitió el regreso del presidente Josep Taradellas a Cataluña. Empezó en Ràdio L’Hospitalet, la emisora de su ciudad de nacimiento en 1932, y se incorporó en 1955 en Radio Nacional, donde simultaneó sus transmisiones con TVE a partir de 1959.

Hay quien ha contado que realizó más de tres mil transmisiones, no se olvidará que fue el director de Polideportivo, el programa de referencia en los setenta, el mismo en el que participaron Mercedes Milá y Olga Viza, y quedará constancia igualmente de sus dotes de actor de doblaje en películas (Toro Salvaje o Acusados), series de animación (Bola de Drac) y personajes del calibre de Ronald Reagan. Muy puñetero, tendía trampas a los críticos y presumía de haber sido amenazado por Cubillas y Maradona por alguna retransmisión que no les gustó.

José Félix Pons falleció en la madrugada del martes a los 80 años. El recuerdo del maestro, sin embargo, quedará para siempre: “Hay que ir con mucho cuidado porque con el tono se puede levantar a un pueblo. Lo importante es la palabra y a través de la palabra se puede enfatizar, modular, resaltar la estética de una jugada, atender a su belleza, cuando valga la pena”. La suya será siempre fue una señora voz.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50