Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centenario de un histórico

Exjugadores y exentrenadores rememoran momentos significativos de la trayectoria del Racing, que ha cumplido 100 años

Aficionados del Racing celebran el centenario. Ampliar foto
Aficionados del Racing celebran el centenario. EFE

La premisa que sobrevuela Santander es clara. Que la situación actual no empañe 100 años de historia. Aun con el equipo en puestos de descenso a Segunda B (el sábado ganó 2-0 al Mirandés con tantos de Quini y Pinto), inmerso en una crisis institucional, se puede celebrar un centenario. Porque el Racing, en estas 10 décadas, se ha ganado el calificativo de clásico del fútbol español, aunque no haya ganado título alguno y sus alegrías pasasen por celebrar ascensos o evitar descensos. Porque es uno de los fundadores de la Liga; porque, en parte, se le ‘debe’ al Racing que a los entrenadores se les llame míster, pues fue Mr. Pentland, el técnico inglés que bajo un bombín dirigía al equipo en la década de los 20, quien impulsó el término. Porque del viejo y nuevo Sardinero han salido jugadores hacia cotas más altas, como Gento, Santillana, Quique Setien, Munitis o, el último, Canales. También, por qué no, por una afición que ha visto cómo han pasado por su equipo personajes como Piterman o Alí Syed y siempre ha tratado de dar la vuelta a la situación. 100 años de alegrías y tristezas, como estos:

Los jugadores del Racing, con una camiseta conmemorativa roja, celebran un gol ante el Mirandés. ampliar foto
Los jugadores del Racing, con una camiseta conmemorativa roja, celebran un gol ante el Mirandés. AS

“Nadie como Alsúa”. La imagen del delantero Rafael Alsúa regateando al portero y a dos defensas del Athletic en vez de empujar el balón en el área pequeña pervive en la memoria de Laureano Ruiz, exjugador verdiblanco, enciclopedia del fútbol en general y del cántabro en particular. “Fue uno de los mejores de la historia, no solo del Racing. Los grandes jugadores tienen dos-tres regates, pero Alsúa era capaz de muchos más, tenía una inteligencia fuera de lo normal. Fue el primer gran jugador”, recuerda Ruiz, aludiendo al delantero irundarra, que en tres etapas diferentes durante la década de los 50 vistió 140 veces la camiseta del Racing, con el que marcó 40 goles. Un equipo que seguía fiel a sus raíces inglesas y que trataba de abrirse un hueco en la Primera División.

El Racing de los Bigotes que entrenaba Maguregui. ampliar foto
El Racing de los Bigotes que entrenaba Maguregui.

“Si no metes la cabeza en el barro, no hacemos nada”. Aún recuerda José María Maguregui, entrenador del Racing entre 1972 y 1977 y entre 1983 y 1987, la frase que le espetó en el descanso de un partido el defensa Chinchón, puro coraje, racinguista entre 1970 y 1979, al talentoso Ufarte a principios de esa década de los setenta. El defensa era la esencia de un equipo, que empezó con el conocido como Racing de los Bigotes, tan vulnerable fuera de casa como desquiciante en el viejo Sardinero, lo que le valió permanecer en Primera durante varios años. “En casa era muy difícil ganarnos, teníamos un medio del campo fuerte, temperamental, y una defensa fantástica, dura”, comenta no sin sorna Maguregui, técnico al que siempre se le recordará por lo poco lucidos que eran sus equipos, o en expresión de Laureano Ruiz, “por su forma de no jugar”.

“Carlos, has fichado por el Madrid”. Sin más explicaciones, como se acostumbraba antaño, el entonces entrenador Fernández Mora comunicó a Carlos Santillana que se marchaba al Real Madrid en 1971. Necesitado de dinero para pagar una deuda con Caja Cantabria, el club se vio obligado a desprenderse de un jugador que apuntaba alto con 18 años. “El Madrid quería a Aguilar, por 16 millones, pero como no llegaban a la cantidad que se necesitaba, el Racing sugirió que por 23 millones nos íbamos también Corral y yo. Yo solo había jugado una temporada, no eché raíces, pero guardo muy buenos recuerdos. Fue el equipo donde empecé a jugar de ‘9’”, recuerda Santillana de un club que antes exportó a jugadores como Marquitos, Gento, y después lo hizo con Setien, Munitis o Canales, entre otros.

Quique Setién, en un partido ante el Barça. ampliar foto
Quique Setién, en un partido ante el Barça.

“La cantera, solo en situaciones críticas”. Si bien de Santander han partido grandes jugadores, la cantera no ha acabado de ser explotada como muchos demandan. “Ha habido y hay muy buena gente, pero siempre se ha recurrido a ella en situaciones de caos”, lamenta Quique Setién, para muchos el mejor jugador que ha salido de las categorías inferiores del Racing -debutó en 1977 y jugó un total de 207 partidos en dos etapas-, y que sufrió a una afición en su día poco dada a valorar lo propio, aunque ahora lo venere: “Se me reprochaba que no corría, pero no era así, no era una cuestión de indolencia. Siempre hice lo que en cada momento pensé que tenía que hacer, me dejaba siempre la vida. Al final, El Sardinero lo comprendió. Es una afición que siempre ha querido el buen juego, aunque acepte, descontenta, a entrenadores como Maguregui”, rememora Setién, que tiempo después, desde el banquillo devolvió al Racing a Primer en 2002; un año después, como director técnico sentó las bases, con Manolo Preciado en el banquillo, del último proyecto serio, que dinamitó la llegada del empresario Dimitri Piterman.

“¿Dónde está Mollerussa?”. Acostumbrado a su papel de ascensor entre Primera (44 temporadas) y Segunda (32), el Racing tocó fondo en la campaña 90-91,al hundirse en el pozo de Segunda B, tan presente esta temporada. Fue un año en el que acudieron a campos que, como rememora Gelucho, racinguista entre 1982 y 1987 y entre 1989 y 1994, y uno de los pilares que logró el ascenso en Getafe, en el último partido, en el último segundo, no sabían ni que existían, como Mollerussa, en Lleida. “Conseguimos ascender porque estuvimos muy unidos, con buenos jugadores, con un gran entrenador, como Felines… todo eso ayudó a que estuviésemos un año solo en Segunda B”.

"Acostumbramos a la gente a ganar". Tras regresas a Primera en el año 93, el Racing encadenó su época más gloriosa (18 temporadas en lo más alto de 19). En el recuerdo, la figura de Nando Yosu, apartado de los focos por una enfermedad degenerativa, que salvó del descenso al Racing en cuatro ocasiones después de haber pasado por la entidad como prácticamente todo, desde centrocampista a entrenador y asesor; las dos semifinales de Copa (2008 y 2010), ante el Getafe y el Atlético, y la clasificación para la UEFA, de la mano de Marcelino, en 2008. "Fueron años de muchísima exigencia, acostumbramos a la gente a lo que nunca habían tenido, siempre lo recordaremos", comenta Gonzalo Colsa, actor principal de uno de los partidos con mejor recuerdo para los aficionados: el empate en París ante el PSG.

Ali Syed, junto a Francisco Pernía, Florentino Pérez y Miguel Ángel Revilla, en el palco del Sardinero. ampliar foto
Ali Syed, junto a Francisco Pernía, Florentino Pérez y Miguel Ángel Revilla, en el palco del Sardinero.

Tocó el cielo el Racing, pero por dentro se comenzaba a desangrar el club. Con la llegada del supuesto magnate indio, Aly Sied, de la mano de Francisco Pernía, el Racing entraba en una crisis institucional sin precedentes, que le ha llevado a la situación actual, donde también anda desnortado en lo deportivo. Hoy, ninguno de los dos estará en el palco del Sardinero, aunque sigan dominando el club. El Racing, pese a todo, presume de un pasado glorioso, el de un fundador de la Liga, el de una entidad llena de grandes nombres y momentos.

El DNI del Racing

- Temporadas en Primera División: 44. En Segunda: 32. En Segunda B: 1. En Tercera: 4.

- Mejor puesto en Primera División: segundo en 1931. Puesto histórico en la clasificación de Primera: 14º.

- Mejor clasificación en la Copa del Rey: semifinales en 2008 y 2010.

- Participación en la Copa de la UEFA en 2008-2009.

- Jugadores internacionales con España: 7.

- Mayor goleada a favor: Racing, 9; Alavés, 0 (1932-33).

- Máximos goleadores históricos: Óscar Rodríguez López (235), José Saras (147), Enrique Larrinaga (89), Julián Álvarez (85), Telete (79), José Álvarez Loredo (78), Quique Setién (77).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.