Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alves denuncia el racismo en los campos españoles

“No es puntual, pasa en todos sitios. Algo hay que hacer”, pide el lateral brasileño

Alves disputa el balón en carrera con Cristiano.

Dani Alves pasó hoy revisión al partido de Copa de anoche en el Bernabéu y fue claro y contundente en sus manifestaciones porque, según dice, “hay cosas que las piensan muchos y no las dicen, pero yo si porque yo no le debo nada a nadie y digo lo que quiero”, expresó esta mañana en la ciudad deportiva, después del entrenamiento. Quedó patente que Alves está indignado con el racismo de los campos españoles, no solo en el Bernabéu, con la actitud de algunos árbitros que no están preparados para soportar la presión de partidos grandes y de que en su caso, cuando atraviesa un problema complicado –“en tres meses he tenido las que no había tenido en diez años”, dijo- se hable de su vida privada: “Estoy vacunado para todo. Yo me quiero mucho”.

No es algo puntual. Es un problema del fútbol español. La educación en los campos no existe y algo hay que hacer"

“No me planteé irme del campo, pero es molesto que pasen estas cosas”, apuntó en referencia a los gruñidos de mono que le dedicó parte de la grada de Chamartín. Y matizó, tratando de extrapolar el tema más allá del Bernabéu: “No solo pasan en este sitio, no es algo puntual. Es un problema del fútbol español. La educación en los campos no existe y algo hay que hacer”. Puso como ejemplo a Inglaterra. “Debemos aprender. Esto no debe pasar. Es una lástima. Pero hasta que no se tomen medidas, es una guerra perdida”. No habla de mil o dos mil euros de sanción a un club, habla de cerrar campos. “Esto no es nuevo, está pasando desde el primer día que llegué a España. Y hay que hacer algo”, denunció.

Le preguntaron por el partido de Xabi Alonso y Arbeloa instándole a responder si apreciaba cierto proteccionismo arbitral para con sus conductas en el campo. “No es de ahora, es de hace tiempo. Pero para mi, lo que pasa en el campo se queda siempre en el campo”. También ha dicho que los partidos contra el Madrid “son tranquilos cuando ellos ganan”. Eso también es una guerra perdida, porque según ha dicho, a algunos árbitros les falta personalidad: “Ya sabemos cómo funciona esto. No hay nada que hacer, hablan y reahablan pero...”. Desatado, siguió explicándose: “Sigo sin entender cómo la falta de Cristiano no es amarilla. Si fuera al revés, si la hago yo, es roja y media. Si le sacan una amarilla el derby no tiene sentido, no se enfrenta CR contra Messi”. Y ha cerrado diciendo: “Yo no debo nada a nadie y digo lo que me apetece”.

No me planteé irme del campo, pero es molesto que pasen estas cosas"

Respecto al resultado del partido, manifestó: “Si hubiéramos estado más acertados hubiéramos conseguido un resultado más confortable, pero es el que hay y en el partido de vuelta veremos qué sucede”. Entiende que el Madrid de por bueno el empate a uno: “es normal, si consiguen no perder con el Barcelona estarán contentos. No es algo que me preocupe. Me preocupa pasar la eliminatoria, no si están contentos o no... Pero deben estarlo debido a las oportunidades que tuvimos y el hecho de que el partido terminara empatado”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información