Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josep Borrell, el cirujano de las estrellas del Barça

Maradona, Guardiola, Arantxa, Epi o Rollán figuran entre los deportistas tratados por el médico durante 20 años de carrera

Josep Borrell.
Josep Borrell.

Maradona, Guardiola, Koeman, Bakero, Epi, Urdangarin, Masip, Rollán o Mauro Silva están entre los miles de deportistas, muchos de élite y muchísimos más anónimos, a los que trató y operó el cirujano y jefe de los servicios médicos del Barcelona Josep Borrell i Pedrós, incluido el presidente del club Josep Lluís Núñez, que se puso en sus manos cuando se fracturó la pelvis en 1999. El médico de las estrellas falleció a los 79 años tras una larga enfermedad la madrugada del domingo.

Exquisito y cercano en el trato, Borrell asumió la responsabilidad de sanar a las más grandes figuras del deporte al tiempo que se interesó y trató a cuantas personas se encomendaron a sus preciadas manos, incluidos algunos jugadores del Real Madrid, caso de Lasa o de Flavio Conceiçao. “Aunque siempre se lo comunicaba a mis colegas en el club de procedencia. La ética está por encima de todo”, le gustaba puntualizar.

Tras haber estudiado en los Maristas y haber sido alumno del prestigioso catedrático Arandes, Borrell llegó al FC Barcelona en 1982, de la mano de otro histórico, el doctor Carles Bestit. Durante siete años fue el cirujano de los jugadores del fútbol base y en 1988 relevó al doctor González Adrio en el primer equipo. Se enorgullecía de su carné de socio número 5.365 del club azulgrana, con el que concluyó su vinculación profesional en 2003.

Además de médico y cirujano, Borrell también se distinguió por sus dotes organizativas. Así lo demostró en el hospital Clínic de Barcelona, en el hospital de la Creu Roja y en la clínica Asepeyo. En el Barcelona impuso como condición que el deportista que deseara consultar con otro doctor, estuviera acompañado por un médico del club y que les dieran diagnóstico, tratamiento y pronóstico de recuperación por escrito, para luego informar a la entidad.

Una vez desvinculado profesionalmente del Barcelona, Borrell, que también fue presidente de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte, se dedicó a su consulta particular y a participar en conferencias internacionales sobre traumatología. Preguntado por el jugador que había tratado que más se acercaba al atleta perfecto, respondió: “Kluivert, aunque otros como Puyol, Mauro Silva y Schuster no desmerecen”. Borrell marcó más de dos décadas en la entidad azulgrana, tiempo suficiente para que cuidara de generaciones como las de Maradona, Archibald, Schuster, Amor o Zubizarreta, hasta la de Iniesta, Valdés, Xavi y Puyol.

Hoy se celebrará una misa en su memoria en el tanatorio de Sant Gervasi y después sus restos mortales serán trasladados a su pueblo natal, Castellserà (Lleida).

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.