Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dinamarca, el mejor balonmano

Los nórdicos pasan por encima de Croacia (30-24), que apenas opuso resistencia ante el recital de paradas del meta Landin

Landin detiene un disparo ante Croacia. Ampliar foto
Landin detiene un disparo ante Croacia. AFP

Con el mejor balonmano que se ha visto en este Mundial, Dinamarca se plantó en la final tras pasar por encima de Croacia (30-24). El equipo balcánico, que venía de sembrar el pánico sobre la todopoderosa Francia en los cuartos, no opuso apenas resistencia ante el recital nórdico, liderado en la portería por Landin, quizás el mejor portero del mundo hoy en día y con una proyección que parece tan interminable como la ristra de paradas con las que se fue a la ducha: 16.

Será pues la actual campeona de Europa el rival de España en la lucha mañana por el oro, sin duda el peor enemigo que podrían tener los de Valero Rivera, teniendo en cuenta el estado de forma en el que llegan y la confianza que despliegan en la pista. Un combinado que en el último Mundial ya dejó fuera de la final al equipo español.

Si las intervenciones de Landin fueron cruciales no menos lo fueron los nueve goles del extremo Anders Eggert, que acabaron por desequilibrar a los de Goluza, que no supieron encarar tal avalancha danesa. Ya desde los primeros compases, se situaron los nórdicos con rentas de cuatro goles, gracias en gran medida a la efectividad en su lanzamiento, de un 63% al final del partido, una losa demasiado pesada para los muchachos croatas.

Apeada de la lucha por las medallas en los últimos Juegos Olímpicos, Dinamarca es la selección que más contundente se ha mostrado en lo que va de campeonato, a pesar de que su gran estrella, Mikkel Hansen, mejor jugador del mundo el pasado año, aún no ha brillado como se espera de él. Un problema más para la selección española, un arma más para la danesa, que cuenta además con el respaldo de una afición muy ruidosa, que a buen seguro no permitirá que el Sant Jordi se convierta en un fortín español.

DINAMARCA, 30 - CROACIA, 24

Dinamarca: Landin; Eggert (9,3p), Lauge (2), Lindberg (1), R.Toft (2), Sondergaard (3), Hansen (1) -equipo inicial- Green (ps), Mortensen (-), Markussen (3), Spellerberg (-), Noddesbo (5), Svan (2), Henrik Toft (-), Nielsen (-), Mollgaard (2).

Croacia: Alilovic; Duvnjak (5), Kopljar (3), Gojun (-), Vukovic (-), Cupic (-), Nincevic (1) -equipo inicial- Ivic (ps), Maric (3), Stepancic (-), Vori (-), Horvat (3), Sprem (1), Bicanic (6), Mandalinic (1), Musa (1)

Parciales: 4-1, 6-1, 7-3, 9-6, 11-8, 14-11 (descanso) 18-14, 21-16, 23-18, 26-20, 30-24 (final)

Árbitros: Horacek y Novotny (República Checa). Excluyeron por dos minutos a los daneses R.Toft, Mollgaard y Noddesbo y al croata Nincevic (2).

11.000 espectadores en el Palau Sant Jordi.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información