El Dakar a vista de pájaro

El helicóptero del director del rally, Ettiene Lavigne, alcanza los puntos clave de cada etapa, le acerca a las zonas de accidente y, a menudo, es el centro de atención

Uno de los helicópteros sigue la prueba.
Uno de los helicópteros sigue la prueba.FRANCK FIFE (AFP)

No ha amanecido. La cita es a las 6.15 y el helicóptero alza el vuelo a las 6.30, un cuarto de hora antes de que la primera moto abandone el vivac de Córdoba. El Delta, aparato en el que viaja el director del Dakar, Ettiene Lavigne, siempre es el primero (de los seis que hay) en salir: le lleva a los puntos clave de cada etapa, le acerca a las zonas de accidente y, a menudo, es el centro de atención. La primera parada es en el puesto de salida de la especial del día, que llevará a los pilotos hasta La Rioja por caminos de arena en el monte cordobés, entre vacas y ovejas que ven interrumpida su armonía por el ruido de los motores.

Allí llega Joan Barreda, poco después de Despres. El primero se prepara para seguir dando que hablar, a nadie le interesa ganar esta etapa, para no tener que abrir pista camino de la temida Fiambalá, pero él hace una mueca: perdido el rally tras un problema mecánico, no aspira más que a seguir ganando etapas —esta será la cuarta— y coger experiencia para el año próximo. El segundo, el gran favorito, sale el primero, sin tener que tragar el polvo de nadie, pero no arriesga: desaparecidos los rivales, el rally está en sus manos, así que mejor que alguien ruede por delante suyo.

Barreda logra la cuarta victoria de etapa y Viladoms se ve obligado a abandonar

Tras una segunda parada, Lavigne ordena a Víctor, el piloto del Delta —día sí, día no, pues se alternan—, reprender la marcha hacia el tercer control de paso, el último antes de la meta. “Pero no vaya directo, hágalo siguiendo la pista; si vemos a alguien con problemas hay que asistirle inmediatamente”, le explica. Para eso está David, uno de los médicos del Dakar. Él es quien salta del helicóptero al ver a Jordi Viladoms arrastrar su Husqvarna, sofocado por el calor, que rondará los 40 grados. El español, que hace solo dos días vivió la etapa más larga de su vida, 23 horas con la moto, afirma que está bien: falla el motor, pero intentará acabar. Le queda más del doble de la especial y un enlace. Pero no pudo ser. Fue imposible remolcarle en pleno monte, entre tantas . Tuvo que abandonar.

En el tercer control de paso comienzan a definirse las posiciones; Barreda aprieta, las motos se mezclan con los quads más rápidos y empiezan, a primera hora de la tarde, a aparecer los coches: Orly Terranova vuela. Entre el barullo, Laia Sanz. Solo ha dormido hora y media. Llegó al campamento a las cinco de la mañana desde Tucumán por culpa de una avería con el vaporizador del motor. Ahora, aspira a terminar la etapa. No importa el tiempo, solo llegar al final, a Santiago.

En la última parada, Lavigne toca la sirena y llama a David. Un piloto francés, Michel Pithoud, se ha fracturado un hueso de la mano derecha y necesita primeros auxilios. Un grupo de niños se acerca: “¿Qué le pasa?”. Es el Dakar. “Un dia sorprendentemente tranquilo”, opina Lavigne.

Resultados

Motos: General: 1. C. Despres, 30h 47m 4s. 2. R. Faria (Por/KTM), a 1m 37s. 8. J. Pedrero (Honda), a 40m 18s. 23. M. Guasch, a 2h 29m 24s.

Coches: Etapa: 1. O. Terranova (Arg/BMW), 3h 57m 58s. 2. N. Roma (Mini), a 2m 7s. 3. S. Peterhansel (Fra/Mini), a 2m 19s. General: 1. S. Peterhansel, 28h 12m. 2. G. de Villiers (Sud/Toyota), a 52m 38s. 3. L. Novitski (Rus/Mini), a 1h 8m 40s. 4. N. Roma, a 1h 34m 4s. 22. J. Foj (Toyota), a 9h 2m 5s.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Especialista de motociclismo de la sección de Deportes. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS