Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay un Madrid con Xabi Alonso y otro sin él”

Uno de los héroes del Valencia recuerda la eliminatoria de 1999 cuando su equipo vapuleó al Madrid en la ida de las semifinales

Mendieta, con la Copa ganada en 1999 al Atlético. Ampliar foto
Mendieta, con la Copa ganada en 1999 al Atlético.

Gaizka Mendieta (Bilbao, 1974) fue un héroe del Valencia en la frontera del cambio de siglo. Un todocampista que empezaba de lateral y acababa atacando con todo. Ahora reside en el norte de Londres. Y desde esa atalaya, como comentarista de distintas televisiones, evoca aquel 9 de junio de 1999, cuando el Valencia vapuleó al Madrid (6-0) en la ida de las semifinales de la Copa del Rey.

Pregunta. ¿Qué recuerda?

Respuesta. El Valencia podía competir con el Madrid y el Barça: no había las diferencias de ahora. Pese a la ventaja, en la vuelta el Madrid nos metió el miedo en el cuerpo. Era un equipazo, con Raúl, Morientes, Guti… y no vino con los chavales.

P. Usted formó una pareja inolvidable con Piojo López.

R. Éramos muy conscientes de nuestras cualidades y, contra una defensa adelantada, aprovechábamos la velocidad y la definición de El Piojo.

P. ¿Sería imposible repetir ese resultado?

R. Las diferencias económicas son abismales. Los ingresos deberían ser más equitativos porque ahora el Madrid y el Barça tienen mucha ventaja para fichar.

P. Después, en la final de La Cartuja, el Valencia venció 3-0 al Atlético. ¿Qué supuso?

R. Llegué muy joven al Valencia y viví una época sin ganar títulos. Aquella final fue el principio de muchos éxitos: nos dimos cuenta de que éramos capaces. Y eso que Ranieri me dio un disgusto grande al decirme que iba a jugar de lateral izquierdo. Yo venía jugando por el centro, disfrutando mucho. Pero hubo bajas [Carboni y Bjorklund] y me tocó jugar ahí, al principio sin esperanzas. Después, una asistencia y un gol.

P. ¿Cómo fue ese golazo?

R. Recibí, controlé con el pecho y, al salir la defensa, se me ocurrió tirar un sombrero. Entonces rematé de primeras con la izquierda. Fue instintivo.

P. El Madrid se vengó un año después, en la final de Champions de París (3-0). ¿Tuvieron miedo?

R. Miedo ninguno. No supimos jugar esa final. El Madrid, sí.

Antes, en Inglaterra no querían saber nada de otro fútbol. Ahora hay fiebre por el tiqui-taca”

P. De ese Valencia quedan en activo Juanfran (Levante) y Farinós (Villarreal). ¿Le faltó hambre para seguir?

R. Me retiré a los 34 años en el Middlesbrough porque no encontré las condiciones. Pero la ilusión de jugar, aunque sea en los veteranos del Valencia o el Barça, la tienes hasta que te mueras. Siempre he practicado atletismo, baloncesto, fútbol…

P. ¿Cómo debería el Valencia jugarle al Madrid?

R. Hay que salir de tú a tú sabiendo del nerviosismo y la inestabilidad por la que pasa el Madrid.

P. ¿Qué le ha aportado Valverde al equipo?

R. Solidez defensiva. Me sorprendió que con El Flaco [Pellegrino] no lo fuera. El Valencia tiene personalidad y calidad arriba con Soldado para marcar.

P. ¿Fernando como aspirante a la presidencia?

R. Cada vez hay más escuelas y clubes en manos de exjugadores. El fútbol debería estar en esas manos.

P. ¿Su favorito en el Valencia, el Madrid y el Barça?

R. Soldado, aunque tengo ganas de ver a Canales; Xabi Alonso porque hay un Madrid con él y otro sin él; e Iniesta porque lo tiene todo: uno contra uno, pase, gol, trabajo…

P. ¿Cómo se vive en Inglaterra el fenómeno Michu?

R. La gente se pregunta dónde estaban los ojeadores que no vieron ese talento. El Swansea lo compró por dos millones de libras y lo venderá por mucho.

P. Del Bosque fue a verlo…

R. Me alegra que vaya donde haya jugadores que destaquen. Estos futbolistas han enriquecido mucho el fútbol español. Cuando yo salí no éramos muchos y en Inglaterra no querían saber nada de otro fútbol. Ahora hay una fiebre del tiqui-taca y tanto los clubes, con entrenadores extranjeros, como la federación inglesa están cambiando. Es bueno cambiar pero sin perder la esencia.

P. ¿Cómo ha vivido la eclosión de la selección española?

R. Siempre hubo grandes jugadores, pero en los últimos años se dio un paso a ser un equipo. A partir del estilo del Barça, todos saben de memoria a qué juegan.

P. ¿Le reconocen todavía por la calle?

R. Alguno, pero no muchos. Son ya muchos años [12 desde que abandonó Mestalla].

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.