Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Goleadores al alza

Michu marca ante el United su decimotercer gol y Torres anota en el 8-0 del Chelsea al Villa

Torres celebra un gol con Moses ante el Aston Villa. Ampliar foto
Torres celebra un gol con Moses ante el Aston Villa. Getty

“¿Viene Villa?”. “No, quizás Agüero”. El pasado jueves, Michu bromeaba con un socio del Glamorgan Health and Racquets club, las instalaciones en las que se ejercita el Swansea, sobre la posible pareja de ataque con la que durante la semana algunos medios británicos habían especulado con motivo de la apertura del mercado invernal. Este tipo de conversaciones y chascarrillos futboleros con aficionados, con los que comparte taquillas y vestuario, son habituales en el día a día del máximo goleador de la Premier League.

Con el de ayer, que supuso el empate ante el líder y rival del Real Madrid en octavos de la Champions, el Manchester United (1-1), ya suma 13. Fue un tanto de cazagoles, de nueve oportunista, aunque él prefiera jugar con un punta de referencia para aprovechar su eficaz llegada desde la segunda línea. Ese mismo jueves, un diario local abría un pequeño debate mediante una columna de opinión en la que su autor decía preferir al ovetense como delantero centro apoyándose en las bandas del Swansea, Pablo Hernández y Routledge, y en que cinco de sus goles han sido de cabeza. El resto, siete con la izquierda, su pierna buena, y uno, el que le hizo a De Gea, con la derecha.

El ovetense superó a Van Persie en su duelo particular como líder de la tabla de anotadores

Al enterarse del debate sobre su posición, mientras conducía el todoterreno español que su padre le llevó hasta Swansea en un viaje de dos días, Eurotúnel obligado, Michu reincidió en sus preferencias. “De los 12 goles que he marcado, 11 han sido jugando por detrás del delantero, aunque si me dicen que me pongan los guantes de portero, me los pongo”, reflexionaba antes de marcar ante el United y mientras circulaba por una estrecha carretera flanqueada por la verde campiña galesa.

Laudrup le alineó ayer como punta de referencia y al cuarto intento de remate convirtió el gol. Un rechace en el que estuvo muy vivo y que le sirvió para salir vencedor en el cara a cara particular con Van Persie (12 goles para el United), que estrelló un cabezazo en el larguero. En ese duelo inesperado en lo alto de la tabla de artilleros de la Premier las estadísticas también dicen que Michu es más eficaz que el delantero holandés. Para alcanzar los 13 goles, el ovetense ha necesitado 53 remates, mientras que Van Persie ha disparado en 62 ocasiones para sumar sus 12. Donde son cuando menos sorprendentes los números de Michu en términos de eficacia es en los remates que han ido a puerta. De los 22 que han ido entre los tres palos, un 60 % han sido gol. A las puertas del Boxing Day, la entrañable jornada navideña de la Premier, Michu se reafirma como el jugador del momento en Inglaterra.

Había preparado este duelo con el United sin alterarse, con esa tranquilidad que transmite incluso cuando, al pasar con el coche por un enorme charco la salpicadura torrencial le hace perder por completo la visibilidad durante un par de segundos y no pega ni un volantazo ni toca los pedales. Tenía señalada Michu la cita con los de Ferguson por la grandeza del adversario, pero no varió su rutina de entrenamiento, comida, siesta imperdonable de dos horas, videoconsola e internet. A la espera de la llegada de su familia, que pasará con él las fiestas, también ha recibido un lote de películas, la saga al completo de El Padrino entre ellas, para llenar las horas muertas hasta la llegada de un partido que le ha confirmado como la sensación del campeonato inglés.

Sensación también causó la goleada del Chelsea al Aston Villa (8-0) porque por primera vez en la historia de la Premier siete goles de un equipo fueron logrados por siete jugadores distintos. El único jugador del Chelsea que repitió gol fue el brasileño Ramires. Torres, con un golazo de cabeza, estuvo entre los elegidos y cerró el año natural con 25 tantos y manteniendo la sensación de que bajo el paraguas y la pizarra de Rafa Benítez es otro futbolista.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.