Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Las buenas noticias sobre Tito nos han hecho venirnos arriba”

Jordi Roura reconoce que se centró en los aspectos futbolísticos del Barcelona cuando conoció la óptima evolución de Vilanova

Roura saluda a Djukic, antes del partido. Ampliar foto
Roura saluda a Djukic, antes del partido. EFE

A efectos prácticos, bien parece que este Barcelona va solo, independientemente de que el encargado de dirigir al equipo desde el banquillo sea el entrenador titular o el suplente. Jordi Roura debutó como relevo temporal de Tito Vilanova y sus futbolistas se conjuraron para ofrecerle la última victoria del año a su entrenador, que poco antes acababa de abandonar el hospital en el que fue operado el jueves. Antes de saltar al terreno de juego, Roura comunicó a sus futbolistas que Vilanova acababa de recibir el alta hospitalaria, y esa alegría que inundó el vestuario se trasladó después hasta el césped, donde el Barça controló el encuentro en todo momento y logró el 16º triunfo de 17 posibles.

“Este era un partido un poco especial por todo lo que ha pasado esta semana. Afortunadamente, las noticias que nos iban llegando eran cada vez más positivas, y eso nos ha permitido centrarnos un poco más en lo deportivo”, arrancó Roura, en su primera comparecencia como responsable directo del primer equipo. “Desde el punto de vista futbolístico no ha cambiado nada, pero emocionalmente está claro que nos ha afectado mucho lo que ha sucedido”, añadió el técnico de Llagostera (Barcelona), con los ojos húmedos.

"Teníamos que hacer este último esfuerzo para Tito, sabemos que ya está en casa. Necesitábamos esta victoria. Le echamos mucho de menos”, declaró Xavi

Desde el martes, día en que el Barcelona informó de la recaída de Vilanova, el vestuario ha vivido pendiente de su entrenador y las noticias, por el momento, son cada vez mejores. “En el primer momento, vino y nos contó lo que pasaba. Las buenas noticias y la resolución que van teniendo las cosas nos han hecho venirnos arriba”, añadió Roura, que reconoció haber hablado con Tito antes del partido, por más que la alineación ya la habían pactado de antemano.

“Que Tito recibiera el alta es una noticia fantástica. Le ayudaremos en lo que haga falta. En este caso, el fútbol pasa a un plano secundario”, dijo Alves, que como todos sus compañeros, saltó al campo con una camiseta de apoyo al entrenador: “¡Ánimo! Sensatez, orgullo y cojones”, se podía leer, el mismo lema que aparece en el estado del WhatsApp del teléfono de Vilanova. El brasileño, al igual que David Villa, cogió vacaciones nada más terminar el encuentro y no volvió a Barcelona con el equipo.

“Teníamos que hacer este último esfuerzo para Tito, sabemos que ya está en casa. Necesitábamos esta victoria, se la dedicamos a él y a su familia. Le echamos mucho de menos”, abundó Xavi. “Ha sido una semana muy difícil pero estamos muy contentos de que Tito ya esté en casa”, consideró Tello, que salió en el minuto 93 y mandó a la red el primer balón que tocó. “Es la mejor manera de devolverle al club la confianza que ha puesto en mí al renovarme”, zanjó el delantero. Los jugadores del Barça disfrutarán ahora de 10 días de fiesta hasta el próximo 2 de enero, cuando comenzarán a preparar el derbi contra el Espanyol que disputarán el día de Reyes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.