Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España sufre para ganar a Alemania

Una gran segunda parte en defensa da la primera victoria a las de Dueñas (20-23) frente a un rival agresivo y firme

Vanessa Amorós y Nuria Benzal tratan de parar a Laura Steinbach. Ampliar foto
Vanessa Amorós y Nuria Benzal tratan de parar a Laura Steinbach. EFE

En el recuerdo, el primer partido de los Juegos de Londres. Corea del Sur fundió entonces a la selección de Jorge Dueñas y puso cuesta arriba el camino hacia lo que finalmente sería la primera medalla en la historia del balonmano femenino. De ahí que esta vez, a pesar de la poca preparación que ha tenido el equipo, fuese crucial empezar con una victoria el Europeo. Costó, pero España supo imponer su calidad y experiencia sobre Alemania (20-23), sobre todo en una gran segunda en defensa.

ALEMANIA, 20 - ESPAÑA, 23

Alemania: Woltering (p), Zapf (2), Althaus, Ltz, Hubinger (2), Steinbach (6), Geschke (1) --siete inicial-- Wohlbold (2), Beier, Schlke (p), Augsburg (2), Mueller (2), Naidzinavicius, Loerper, Lang y Nadgornaja (3p).

España: Navarro (p), Martín (7, 4p), Mangué (2), Cuadrado, Pinedo (2), Aguilar (3), Begoña Fernández (3), Barbosa (3) --siete inicial--, Amorós, Elorza, Bea Fernández, González (p), Pena (2), Benzal y Alonso (1).

Árbitros: M. Lythje y K. Cristiansen (Dinamarca). Excluyeron a Barbosa (2) y Bego Fernández en España; y a Nadgornaja, Wohlbold (2) y Althaus (2 en Alemania.

Marcaba el luminoso mediado el segundo tiempo dos goles arriba para las germanas (18-16) y los fantasmas empezaron a aparecer sobre el conjunto español. Apoyadas bajo la portería por Silvia Navarro y Cristina Gonzalez, que repelió dos siete metros cruciales, y a partir de una sólida defensa que dejó sin marcar a Alemania durante 12 minutos, España consiguió dar la vuelta al partido con la garra y los goles (7) de Carmen Martín y la batuta de Macarena Aguilar, que dirigió la remontada hasta logra un parcial de cinco goles a favor (18-21) que las alemanas ya no lograron superar.

La nota negativa del partido la puso la lesión de Verónica Cuadrado. La pivote cántabra tuvo que retirarse de la cancha durante la primera parte, lo mismo que Marta Mangué, que recibió un golpe en la rodilla. Más allá de los dos puntos, la victoria otorga una tranquilidad para la selección, que afrontará este miércoles ante Croacia el segundo encuentro de la primera fase de grupos, una selección a la que ya batieron en los Juegos.

Cuadrado causa baja y Mangué es duda ante Croacia

La selección española femenina de balonmano no podrá contar ante Croacia con la pivote Verónica Cuadrado, mientras que la veterana lateral Marta Mangué será duda.

Las dos acabaron 'tocadas' tras el choque ante Alemania, y el principal temor era el estado de la canaria, muy dolorida en el segundo dedo de la mano izquierda. Sin embargo, la radiografía a la que le sometió el doctor César Flores el martes por la noche descartó una rotura, y únicamente

tiene hinchado el dedo, por lo que jugaría ante las croatas si el seleccioador Jorge Dueñas lo considera necesario, informó la RFEBM en su cuenta de 'Twitter'.

Por su parte, las noticias sobre la jugadora del KIV Vejen no fueron tan positivas, y aunque tampoco sufre una lesión grave, el leve esguince de tobillo izquierdo que tiene impedirá que pueda participar ante Croacia, por lo que el técnico se queda solo con Begoña Fernández como pivote.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.