Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FIA zanja la polémica del adelantamiento de Vettel

Dos portavoces del máximo organismo de la F-1 afirman que las maniobras del piloto fueron correctas y que su título “no está en peligro”

Vettel celebra el título, tercero de su carrera, en el circuito de Interlagos
Vettel celebra el título, tercero de su carrera, en el circuito de Interlagos EFE

Tres días después de que Sebastian Vettel relevara a Ayrton Senna como el tricampeón más precoz de la historia de la formula 1, aún hay quien se resiste a aceptarlo. La existencia de unos fragmentos de la retransmisión televisiva del pasado Gran Premio de Brasil han levantado un gran revuelo entre los sectores más afines a Ferrari y a Fernando Alonso, que llegó a circular unas vueltas como campeón, antes de que el alemán completara una remontada que le llevó desde el último lugar que ocupaba en su primer paso por meta, hasta la séptima plaza final. De hecho, la escudería italiana solicitó ayer, por medio de una carta, una clarificación a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) por el adelantamiento de Vettel a Vergne en la cuarta vuelta del Gran Premio de Brasil. El organismo no tardó en responder: el director de carreras de la FIA, Charlie Whiting, ha asegurado en la revista Sport Bild que el adelantamiento de Vettel a Jean Eric Vergne fue legal y que ya fue revisado. 

Ferrari no tiene previsto impugnar el resultado de la carrera de Brasil

Las imágenes de la polémica se centraron en tres adelantamientos supuestamente ilegales del piloto de Heppenheim a Jean-Éric Vergne, Kamui Kobayahsi y Pedro de la Rosa, aunque su visionado y análisis no despejan las dudas, más bien todo lo contrario. En cualquier caso, Ferrari no apeló al resultado de la carrera en Interlagos.

En la primera maniobra, la más dudosa, Vettel se deshace del HRT del español en la segunda curva del circuito, después de pasar por la recta de meta, aunque lo hace justo antes de entrar en la zona condicionada por la bandera amarilla, representada mediante una pantalla en el margen izquierdo de la pista.“Vettel lo hizo todo de manera correcta. Él reaccionó a una bandera verde que estaba 350 delante del último semáforo amarillo”, ha explicado Whiting. “El título de Vettel no está en peligro. No habrá investigaciones a posteriori”, ha zanjado un portavoz de la FIA en la misma publicación.

Se dieron en Brasil, sin embargo, otros movimientos polémicos. En el segundo caso, el de Kobayashi, ocurre justamente al revés. El Red Bull del germano circula por detrás del Sauber del japonés en un tramo del circuito en el que manda el régimen de las banderas amarillas, y espera para superarle a meterse en una zona en la que vuelven a ondearse las banderas verdes, las que permiten rodar normalmente. En el flanco derecho de la pista, una pantalla verde le legitima a superar a su rival. Justo después, otro dispositivo encendido con los colores amarillo y rojo alerta a los competidores de que el asfalto está resbaladizo.

En el ultimo de los adelantamientos, Vettel le gana la posición a Jean-Éric Vergne cuando, teóricamente, la bandera amarilla manda en esa zona, pocos metros antes de que la verde vuelva a liberarle. Aunque, según parece, un comisario equipado con una de estas banderas verdes, colocado en el margen izquierdo de la pista le ofrece paso y le legitima a hacerlo. Este marshall solo se puede identificar en las imágenes en alta definición.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información