Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando un punto lo cambia todo

El 2-1 era previsible, ahora quedan dos partidos abiertos en los que no tengo dudas de que el factor cansancio puede influir a los checos

Marcel Granollers y Marc López
Marcel Granollers y Marc López REUTERS

Derrota en el dobles de Marcel y Marc López. Fue una lástima porque estuvieron muy cerca de la victoria. A estos niveles, y con la igualdad que existe, la diferencia al final son dos o tres puntos que si se te escapan significan la derrota. Si el día anterior le pasó a Almagro, que tuvo ocasión de romper el saque del rival en el tercer y quinto set, esta vez el punto clave fue en el segundo set con cinco iguales en el marcador y bola de quiebre. Si llegan a ganar ese punto, sacaban para ganar ese segundo set. Lo cierto es que hasta ese momento les noté que estaban controlando el partido, cosa muy difícil de hacer dadas las condiciones de la pista y sobre todo la calidad del tándem rival, pero fue perder ese set y cambiar la tendencia totalmente.

A partir de ahí ha resurgido el mejor Stepanek, muy bien secundado por Berdych, y pocas opciones han dado. Es difícil explicar a alguien que no ha competido cómo un punto puede cambiar el sentido de todo un partido, e incluso de una eliminatoria, pero así es. A pesar del 2-1 para el equipo local, no diría que nada está perdido ni mucho menos. Creo que todos los que seguimos este deporte podíamos prever que, salvo sorpresas mayúsculas, ese iba a ser el marcador al empezar la jornada del domingo. Pero creo firmemente que tras lo visto el viernes, salimos reforzados de cara al día decisivo.

No descartemos que juegue Rosol en lugar de Stepanek en un hipotético quinto punto, difícil elección pero no imposible

Mi sensación era que, jugando en casa, Berdych era ligeramente favorito ante David Ferrer y que Almagro y Stepanek era un partido al 50%. Ahora mismo pienso que Ferrer es ligeramente favorito y Almagro también. Son dos partidos abiertos en los que no tengo dudas de que el factor cansancio puede influir a los checos. Esa es la ventaja de disponer de un equipo tan amplio y versátil como el nuestro.

Muchos me hablan de que el ránking tiene que ser primordial en un partido de tenis y que siempre se tiene que imponer el mejor clasificado, pero nada o poco que ver con la realidad. El ránking es un reflejo de los resultados obtenidos durante todo el año, donde prima la regularidad, el estar bien física y mentalmente entre otras muchas cosas. Pero ahora mismo estamos hablando de un solo partido y en unas condiciones que nada tienen que ver con lo que ha pasado durante el año. Esto viene a cuento por cosas que voy leyendo estos días sobre quién tiene que jugar un partido o quién tiene que ganarlo. El ránking es un referente, pero nada definitivo ni mucho menos.

Preparémonos para vivir una jornada espectacular, de puro deporte, de esas que vale la pena estar toda la tarde sentado en el sofá. Y no descartemos que juegue Rosol en lugar de Stepanek en un hipotético quinto punto, difícil elección pero no imposible. Ojalá lo comprobemos. Mucha suerte, equipo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información