BALONMANO

Nagy destroza al Atlético

El húngaro comanda al Veszprem ante los rojiblancos (26-27)

Kiril Lazarov lanza ante el bloqueo de Nagy y Mirsad
Kiril Lazarov lanza ante el bloqueo de Nagy y MirsadKiko Huesca (EFE)

El húngaro Laszlo Nagy volvió a convertirse en una auténtica pesadilla para el Atlético de Madrid, que sucumbió ante el extraordinario encuentro del lateral del Veszprem, que con sus diez tantos condenó a los rojiblancos a una derrota (26-27) que les aleja definitivamente de la lucha por primera plaza del grupo.

Como si no hubiera pasado el tiempo, ni hubiera cambiado de equipo, el lateral húngaro Laszlo Nagy volvió a demostrar que se encuentra sobre la pista de Vistalegre como si fuera el patio de su casa.

Así, si el pasado año el internacional magiar fue decisivo para que el Barcelona lograse un triunfo en Madrid que a la postre fue clave para que los azulgranas se alzasen con el título de Liga, hoy Nagy saltó dispuesto de nuevo a asaltar el fortín rojiblanco.

Una misión que el húngaro se empeñó en afrontar prácticamente solo, monopolizando el juego ofensivo de un Veszprem que se redujo en los primeros minutos de partido a los lanzamientos de un Nagy que pareció especialmente motivado en su retorno a España.

Por eso, sólo bastó que el magiar descendiese mínimamente su porcentaje de acierto para que el Atlético, que hoy sí supo controlar en defensa a los pivotes rivales, tomase las riendas del marcador.

Un tanteador en el que los de Dujshebav, de la mano de Kiril Lazarov, primero, y posteriormente del pivote Julen Aginagalde, que pese a la dureza de la defensa húngara se las ingenió para perforar una y otra vez la meta del Veszprem, llegaron a gozar de un máxima renta de tres goles (8-5).

Sin embargo, el nuevo Veszprem del español Antonio Carlos Ortega no se reduce sólo a Nagy, como bien pudo comprobar el conjunto rojiblanco en los siguientes minutos, en los que irrumpió en el partido la figura del pivote chileno Marco Oneto, hasta el año pasado en las filas del Barcelona.

Mucho más ágil que el croata Renato Sulic, Oneto síencontró los resquicios que su compañero de equipo nunca logró detectar en la defensa 6-0 de los rojiblancos, que se acabó de desmoronar con la lesión del portero José Javier Hombrados, que tuvo que abandonar la pista a los veintiún minutos de juego.

Un contratiempo del que no se supo reponer el Atlético hasta bien entrada la segunda mitad, lo que permitió al Veszprem, en el que el lateral iraní Jamali se unió a la fiesta goleadora de Oneto, no sólo enjugar su desventaja, sino marcharse al descanso con una inquietante renta (13-15) de dos goles.

Diferencia que se encargó de reducir por sí sólo con una extraordinaria actuación el portero noruego Magnus Dahl, que parada a parada fue minando la moral y las ideas de un Veszprem, que acabó por estrellarse con la defensa local.

Un rocoso 6-0 que hoy sí dio resultado al Atlético, que por primera vez en la temporada pudo exhibir su veloz juego transición, con dos de los recién llegados como protagonistas, el francés Xavier Barachet y el croata Jakov Gojun, que con dos goles consecutivos pusieron a losmadrileños tres por delante (24-21) a nueve minutos para la conclusión.

Pero Nagy no estaba dispuesto a marcharse de vacío de su pista "talismán", asumiendo de nuevo toda la responsabilidad ofensiva hasta situar al campeón magiar con el marcador en tablas (26-26) a menos de dos minutos para el final.

Un tiempo en el que el Atlético, que hoy tampoco pudo contar con el central croata Ivano Balic por unas molestias intercostales, fue incapaz de frenar a un Nagy en combustión, que no desaprovechó el error de Lazarov desde los siete metros para establecer a treinta segundos de la conclusión el definitivo 26-27 para los magiares

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS