Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hamilton no sabe qué es pasarlo mal”

Whitmarsh, el máximo responsable de McLaren, analiza la posible marcha del inglés y el desarrollo del Mundial

Martin Withmarsh entra al paddock de McLaren en Singapur. Ampliar foto
Martin Withmarsh entra al paddock de McLaren en Singapur. REUTERS

La elegancia y la caballerosidad del máximo responsable de McLaren es el mismo que desprende su equipo. Martin Whitmarsh (Gran Bretaña, 1958) llega puntual a la cita con EL PAÍS, en la carpa que la escudería británica ocupa en la trastienda del circuito de Singapur, justo después de que Lewis Hamilton se adjudique la pole, con nueve décimas de ventaja sobre Fernando Alonso, que hoy (14:00 horas, Antena 3 y TV3) arrancará el quinto. El paddock arde en rumores sobre la posible marcha de Hamilton de la estructura de Woking, y Whitmarsh afronta todas las preguntas que se le hacen al respecto sin demasiados problemas. “Ese es su trabajo, ¿no? Pues pregunte”, dice antes de darle un trago a un vaso de agua helada.

Pregunta. Esta pole supone la cuarta consecutiva de su equipo, algo que McLaren no conseguía desde 1999. ¿Cómo ha convertido el MP4-27 en la referencia de la parrilla?

Respuesta. Como cada año, el equipo ha trabajado mucho a lo largo de la temporada en el proceso de desarrollo del coche. En cada carrera hemos introducido elementos nuevos y hasta ahora nos ha ido bien. Nos hemos metido en primera línea en 12 ocasiones y hemos ganado las últimas tres pruebas en circuitos muy distintos (Hungría, Spa y Monza). En cualquier caso, ese es siempre nuestro objetivo.

P. ¿Qué tiene que ocurrir para que McLaren se proclame campeón?

“Alonso es el hombre del año. Conduce mejor que nunca, es maduro y rápido en todo momento”

R. Tenemos un coche rápido y hemos sabido mantener un buen ritmo de desarrollo. La lucha con Ferrari y Red Bull es muy dura, así que lo primero que tenemos que hacer es mantener esta presión. Después, evitar cometer errores y maximizar los puntos que tengamos a nuestro alcance. Faltan siete carreras y cualquier fallo que cometas a partir de ahora te puede costar el campeonato. Probablemente, todo se decida en Brasil.

P. Pero esas directrices también las querrán seguir los demás.

R. Está claro que ganar no será fácil. Ferrari, y especialmente Fernando, han hecho un trabajo fantástico. Casi en ningún momento han contado con el coche más rápido, pero Alonso es un competidor tremendo, capaz de conseguir el máximo número de puntos que tiene a su alcance en cualquier circunstancia. Esa es una cualidad buenísima que le ha llevado a la posición que ocupa ahora.

P. ¿Cómo explica que sea el líder de la tabla?

R. Francamente, creo que Alonso es el hombre del año. Está conduciendo mejor que nunca, es maduro, rápido en todo momento y, desde fuera, parece muy equilibrado, concentrado y comprometido. Es la referencia.

P. Él reitera que de entre sus rivales, Hamilton es el único capaz de ganar a pesar de no disponer del mejor coche.

“Nunca pensé que un piloto hiciera lo que Lewis en Bélgica al publicar la telemetría”

R. En eso son muy similares. Ambos son rápidos y agresivos, pero Fernando tiene algunos años más de experiencia. A Alonso le sorprendió lo rápido que Lewis podía llegar a ser. En 2007, cuando estuvieron juntos, no entendía cómo un novato podía ganarle. Pero, en general, es más redondo, más maduro, más equilibrado de lo que nunca antes lo había sido, y este año lo está haciendo mejor que nadie. Por eso queremos que Lewis esté absolutamente concentrado en tratar de vencerle (está a 37 puntos).

P. El abandono de Button en Monza le colocó a casi 80 puntos de la cabeza. ¿Se ha quedado sin opciones?

R. Está claro que lo tiene muy complicado, pero en McLaren queremos que los dos pilotos lleguen a cada circuitos con posibilidades de ganar, para así sumar el máximo número de puntos. De alguna forma, eso nos puede ayudar a recortarle la diferencia a Fernando o a cualquiera que vaya por delante. Jenson está aquí para intentar ganar, y eso no es más que el reflejo de nuestra filosofía a la hora de correr. Supone un planteamiento distinto al de los demás, aunque no es una crítica hacia nadie. En 2007, por ejemplo, perdimos el Mundial por ser fieles a nuestro estilo. Si en un momento dado nos hubiéramos decantado por uno u otro [Alonso o Hamilton], casi seguro que habríamos ganado. No lo hicimos y Raikkonen lo hizo por un punto. Pero así es la vida, así es cómo nosotros entendemos las carreras desde hace más de tres décadas y ahora no vamos a cambiar.

P. ¿Cómo consigue manejar dos caracteres tan distintas como Hamilton y Button?

R. Son dos tipos opuestos, de eso no hay duda. Jenson es cinco años mayor, tiene más experiencia y en su trayectoria ha pasado por distintos ciclos. Es campeón del mundo, pero también sabe lo que es pasarlo mal al volante de coches que no son competitivos, como le ocurrió en sus inicios. Lewis debutó en 2007, no se bajó del podio en sus nueve primeros grandes premios y casi siempre ha pilotado monoplazas rápidos. Habitualmente, uno aprende más cuando pierde que cuando gana.

P. Entonces, ¿cree que Hamilton necesita pasarlo mal?

“Button y Hamilton son opuestos. Jenson tiene más experiencia. Es campeón del mundo, pero también sabe lo que es pasarlo mal”

R. Es que él no sabe lo que es eso. Digámoslo de otra forma. Fernando es mucho mejor piloto ahora que cuando nosotros lo tuvimos en 2007. Cuando se fue, pasó por situaciones en las que no pudo demostrar todo lo rápido que realmente era como corredor, y eso ha sido un factor a tener muy en cuenta en su desarrollo. Ahora le da mucho más valor que antes a los éxitos que consigue y los disfruta mucho más. Aunque a veces sea doloroso, perder te da una perspectiva muy valiosa.

P.  ¿Cómo consigue mantener la calma cuando recopila todo lo que Hamilton ha dicho en los últimos meses?

R. En definitiva, lo que cuenta es ganar carreras y campeonatos. Conozco a Lewis desde que tenía 11 años, le tengo mucho cariño aunque no siempre considere que hace las cosas de la forma más conveniente para él y para la escudería. Está mejorando en ese sentido. Tenemos charlas muy directas, pero siempre es mejor reflexionar un poco antes de decir según qué cosas. Este año está aprendiendo mucho.

P. ¿Se había llegado a imaginar que algún día, uno de sus pilotos se atreviera a publicar la telemetría como Hamilton hizo en Bélgica?

R. No, nunca pensé que ese escenario pudiera producirse. Para hacer eso, uno tiene que perder completamente la perspectiva. No creo que le diera demasiadas vueltas, porque en un primer momento tampoco entendía cuál había sido su error. Se equivocó, como todos lo hacemos a veces.

P. Hamilton forma parte de McLaren desde que tenía 11 años. ¿Se siente decepcionado por las formas que está empleando en el proceso de negociación?

R. No podemos decir que los pilotos sean las personas más leales del mundo, eso es evidente. Pero, una vez más, lo importante es aquello que se obtiene, y hasta el momento, nos compensa. No queremos que nada le pueda distraer, no queremos que piense ni siquiera un segundo en su contrato, y tratamos de que solo se preocupe por la durabilidad de los neumáticos o por cómo afrontar la cronometrada o la carrera.

P. ¿Puede llegar a entender su postura?

R.  Los pilotos son gente extraordinariamente individualistas. Cada uno de ellos quiere disponer de lo mejor, ser el que más dinero gana y gozar de los mayores privilegios. Si no fueran así, no servirían para esto.

P.  ¿Cree que podrá convencerle para que renueve?

R. Tengo confianza en que encontraremos la forma de entendernos.

P. ¿Ha pensado ya en un posible sustituto en caso de que no lo consiga?

R. No he empleado demasiado tiempo en ello porque queremos centrarnos en este fin de semana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.