Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primero el fútbol y luego el pregón del Pilar

La Liga accede a adelantar el partido Zaragoza-Getafe a las 18.00 para que no coincida con el inicio de las fiestas mañas

Los jugadores del Zaragoza, ayer en el entrenamiento.
Los jugadores del Zaragoza, ayer en el entrenamiento. as

Hasta esta mañana, los zaragozanos y los zaragocistas se hallaban ante un dilema: ir a la plaza del Pilar a escuchar el pregón de las Fiestas o ir a la Romareda a ver el Zaragoza–Getafe de la séptima jornada el 6 de octubre. Al final y gracias a la propuesta del grupo municipal de CHA del Ayuntamiento de la capital aragonesa, la Liga Profesional de Fútbol (LFP) ha accedido a cambiar el horario del partido, y adelantarlo a las 18.00, cuando inicialmente estaba previsto para las 20.00, como el pregón.

La propuesta de la nadadora Teresa Perales para ser la pregonera se ha impuesto a la de Manolo Jiménez

El Ayuntamiento de Zaragoza realizó la petición de cambio y hora del partido entre el conjunto maño y el madrileño, por entender que la coincidencia de los dos eventos podría mermar la presencia de numerosos zaragocistas en la plaza del Pilar o reducir la asistencia de aficionados en las gradas de la Romareda. Además, la hora inicial del partido anulaba automáticamente que Manolo Jiménez, entrenador del Zaragoza, pudiera ser pregonero de las Fiestas del Pilar. Finalmente la LFP comunicó hoy el cambio de horario, pero no de día.

Pese que al problema ya está resuelto, la propuesta de Teresa Perales, icono de los Juegos Paralímpicos, para ser la pregonera se ha impuesto a la de Jiménez. Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza, lo anunció aprovechando la recepción a los deportistas zaragozanos que han participado en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres.

Perales se confirmó como la mejor nadadora paralímpica española de la historia después de conseguir seis medallas en Londres (una de oro, tres de plata y dos de bronce) y ya suma un total de 22 metales olímpicos, los mismos que el estadounidense Michael Phelps. "Creo que no voy a dejar de temblar desde aquí hasta el día del pregón, solamente de pensarlo. Porque es una enorme responsabilidad la que queda ahora en mis manos y trataré de hacerlo lo mejor posible", declaró la deportista.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información