Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El premio de la paz

Iker Casillas y Xavi Hernández, claves en la reconciliación de La Roja, reciben el Príncipe de Asturias como reconocimiento “a los valores del compañerismo y la amistad”, según el jurado

Iker y Xavi se abrazan en el Mundial de Sudáfrica. Ampliar foto
Iker y Xavi se abrazan en el Mundial de Sudáfrica.

Iker Casillas y Xavi Hernández vieron ayer reconocida su trayectoria deportiva y vital con la concesión del Premio Príncipe de Asturias del Deporte. Capitanes de la mejor selección española de todos los tiempos, recibirán el galardón el viernes 26 de octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo. Iker y Xavi superaron en la última votación al Comité Paralímpico Internacional.

“Este reconocimiento demuestra que ser buena persona, al final, siempre compensa”, dijo Vicente del Bosque, feliz por el honor que recae sobre los capitanes de la selección, que desde ayer, unen sus nombres a los de Coe, Samaranch, Estiarte, Lewis, Seve Ballesteros o el Tour de Francia, entre otros. Casillas y Xavi, que llevan jugando juntos en la selección desde los 17 años, son, más allá de los innumerables títulos conseguidos en su carrera, un ejemplo de amistad y concordia entre deportistas. Por eso, “por sus valores”, fueron nominados por Joseph Blatter, según explicó ayer el presidente de la FIFA. “Son un ejemplo para la juventud dentro y fuera del campo de juego”, aseguró.

Son las manos y los pies de la selección, dos grandes amigos que se despliegan en equipos de relación tan competitiva como resbaladiza

Así lo entendió el jurado y así lo verbalizó Arantxa Sánchez Vicario, premiada en 1998 y actual presidenta del tribunal. Fue ella la que se encargó de anunciar a los interesados la concesión del premio, en una conversación telefónica cuando los dos jugadores terminaron el desayuno en Las Rozas. En Oviedo, la legendaria tenista resumió las razones por las que el jurado nominó a los futbolistas. “Han mostrado siempre una actitud conciliadora que ha limado las tradicionales diferencias entre jugadores y aficionados. Ellos representan los valores de la amistad y el compañerismo, más allá de ser un ejemplo de juego limpio admirado por todos”.

“Es el reconocimiento a una generación”, simplificó Xavi Hernández (Tarrasa, 1980), que consideró “una alegría enorme la posibilidad de compartir el premio con un amigo como Iker. Lo entiendo como un reconocimiento a nuestras respectivas carreras, que han ido en paralelo desde niños, y a la amistad con Iker, al que conozco desde los 16 años”, enfatizó el catalán.

Lista de galardonados

1987 Sebastian Coe Atleta Reino Unido
1988 Juan Antonio Samaranch Presidente COI España
1989 Severiano Ballesteros Golfista España
1990 Sito Pons Motociclista España
1991 Sergéi Bubka Atleta URSS/Ucrania
1992 Miguel Indurain Ciclista España
1993 Javier Sotomayor Atleta Cuba
1994 Martina Navratilova Tenista R. Checa
1995 Hassiba Boulmerka Atleta Argelia
1996 Carl Lewis Atleta EE UU
1997 Equipo español de maratón Maratón España
1998 Arantxa Sánchez Vicario Tenista España
1999 Steffi Graf Tenista Alemania
2000 Lance Armstrong Ciclista EE UU
2001 Manuel Estiarte Waterpolista España
2002 Selección de fútbol de Brasil Fútbol Brasil
2003 Tour de Francia Competición ciclista Francia
2004 Hicham El Guerrouj Atleta Marruecos
2005 Fernando Alonso Piloto de F-1 España
2006 Selección de baloncesto de España Baloncesto España
2007 Michael Schumacher Piloto de F-1 Alemania
2008 Rafael Nadal Tenista España
2009 Yelena Isinbáyeva Atleta Rusia
2010 Selección española de fútbol Fútbol España
2011 Haile Gebrselassie Atleta Etiopía

“No nos hacía falta ningún premio para reforzar nuestra amistad. Nuestra amistad se inicia en el Mundial Sub-17 de Egipto, hace muchos años, y por eso es un premio de doble satisfacción: por un lado, el premio a nuestro trabajo y por otro, a nuestra amistad”, explicó el volante catalán.

Iker Casillas (Móstoles, 1981), capitán del Madrid y del combinado español, admitió que el galardón puede entenderse como un reflejo de la selección y del estado del fútbol español: “Este premio es, en parte, de la gente que está a nuestro alrededor. Estamos muy felices y contentos”, subrayó el madrileño. Iker, como Xavi, no perdió la ocasión de agradecerle a Joseph Blatter, presidente de la FIFA, que les propusiera para el premio y al jurado, por concedérselo: “Queremos agradecer primero a Blatter por haber propuesto la candidatura compartida, al jurado y a todo el mundo que nos ha votado para este premio. Lo queremos compartir con todos los compañeros de nuestros clubes y de la selección”, suscribieron ambos.

Ninguno pudo ignorar que su determinación por solucionar las heridas abiertas en el combinado español generada por la rivalidad entre los jugadores del Madrid y del Barcelona durante la temporada 2010-2011, hubiera tenido cierto peso en la decisión tomada por el jurado del Príncipe de Asturias. “La relación pareció tambalearse, pero supimos arreglarlo, y no solo fue nuestro mérito, hubo muchos jugadores que se implicaron. Es cierto que se generó una tensión innecesaria pero la amistad y la profesionalidad están por encima de todo y todos lo entendimos”, apuntó Xavi a la emisora Rac-1. “Hubo muchos jugadores detrás que supieron limar los roces que surgieron”, añadió Iker Casillas.

Los premiados recibieron el cariño de sus compañeros de la selección en el inicio de la charla con el seleccionador, cuando Del Bosque les comunicó la noticia. “Son nuestro ejemplo”, resumió Beñat, uno de los últimos en incorporarse a La Roja. “No es un premio a la selección, sino a la trayectoria de dos jugadores únicos y de dos personas extraordinarias. Es para ellos, se lo han ganado”, terció Fábregas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.