Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javi Martínez, a precio de ‘kaiser’

El navarro ficha por el Bayern, que paga los 40 millones de euros de la cláusula de rescisión de su contrato con el Athletic

Es el futbolista más caro de la historia de la Bundesliga

Javi Martínez, en el reconocimiento médico.
Javi Martínez, en el reconocimiento médico.

“Por fin, la espera ha terminado”. Las declaraciones de Javi Martínez (Ayegui, Navarra; 1988) a la televisión del Bayern Múnich pusieron ayer punto final a uno de los pulsos del verano: el futbolista depositó en la sede de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), en Madrid, los 40 millones de euros de la cláusula de rescisión del contrato que le unía al Athletic, que, fiel a su política de no negociar la venta de sus jugadores, se mantuvo firme y no rebajó un solo euro para que se incorporase al club alemán. El fichaje más caro de la historia de la Bundesliga se cerró en 24 horas vertiginosas con viajes en avión privado, reconocimientos médicos a escondidas y, finalmente, la firma del contrato que unirá a Martínez con el conjunto bávaro hasta el 30 de junio de 2017. ¿Qué pierde el equipo español con su marcha? “Un jugador superlativo”, valoró ayer Marcelo Bielsa, el técnico del Athletic.

El campeón mundial y europeo con la selección española se había entrenado el martes por la tarde en Lezama junto al resto de los jugadores no convocados por Marcelo Bielsa para el partido de esta noche en Helsinki, correspondiente a la vuelta de la fase previa de la Liga Europa (6-0 en la ida, en San Mamés). Después viajó a Múnich, donde un doctor dio el visto bueno a su estado físico y voló de nuevo a Madrid para abonar la cláusula y rubricar el acuerdo con el Bayern.

Tras los de Torres, Mendieta y Villa, es el cuarto traspaso español más costoso

Antes, al mediodía, el Athletic le había reprendido en su web y le había exigido explicaciones por viajar a Alemania sin su autorización y por ausentarse de la sesión preparatoria matinal. Queda, por tanto, la duda de si esa protesta desembocará en una denuncia ante la UEFA por parte del club bilbaíno, que manifestó en un comunicado su “decepción por la decisión adoptada por Martínez”. El organismo europeo prohíbe a los clubes negociar con un jugador con contrato en vigor con otro. El Athletic ya llevó al propio Bayern ante la UEFA en 1997 por el fichaje de Lizarazu y, al final, la entidad germana tuvo que pagar una cantidad extra (720.000 euros) además de la que figuraba en la cláusula de rescisión del francés.

La marcha de Martínez, que protagoniza el cuarto traspaso más caro de un español en la historia, tras los de Fernando Torres (58 millones pagó el Chelsea al Liverpool), Mendieta (48 el Lazio al Valencia) y Villa (42 el Barcelona al Valencia), deja solo a Fernando Llorente, el otro jugador clave en la plantilla que ha declarado que quiere irse del Athletic y que se ha entrenado estos días junto al navarro.

“Fue una contratación muy complicada, ya que desde el primer día no hubo ninguna relación con el Athletic”, explicó el presidente ejecutivo del Bayern, el exjugador Karl-Heinz Rummenigge, poco después de que se confirmara la contratación del primer español en las filas del equipo bávaro. “Todo el mundo sabe que es un gran futbolista y que tiene una fuerte personalidad. Es capaz de imponerse y ya ha demostrado que ha desarrollado una profunda relación con el Bayern. Nos alegramos profundamente de contar con Javi”.

“Es una decepción, dice el club español, que podría apelar

ante la UEFA

El directivo del Bayern reconoció asimismo que los 40 millones de la cláusula eran una gran suma, pero recordó que Martínez, de 23 años, decidió participar indirectamente en ella al renunciar a dos millones al año de salario para facilitar su fichaje, una decisión que permite al club ahorrarse 10 millones en total, ya que el centrocampista y defensa navarro firmó un contrato por cinco años. La contratación de Martínez superó en 10 millones la cifra que pago el Bayern por Mario Gómez y en 15 las de dos estrellas contrastadas como Ribèry y Robben. Los ejecutivos del Bayern, un club que no tiene deudas y que anunció haber registrado un volumen anual de negocios de 350 millones, sabían que el precio que exigió el Athletic era exagerado y que superaba en unos 15 a 20 millones el valor de Martínez. “Nos dio lo mismo porque lo importante era contratarlo”, cerró el asunto el presidente del club, el también exjugador Uli Hoeness.

Martínez será presentado hoy a los seguidores del Bayern y al resto del equipo. De momento, el club anunció que recibirá una camiseta con el número 8 a la espalda, el que lució en su momento Paul Breitner, uno de los futbolistas más emblemáticos que ha tenido el club a lo largo de su historia y que en su día también jugó en el Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información