Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO

“Nos faltan figuras mundiales, no se puede hacer milagros”

Odriozola, el presidente de la federación, dice que el “atleta es responsable de su actuación individual”

Uno de los saltos de Beitia en Londres. Ampliar foto
Uno de los saltos de Beitia en Londres. AFP

El atletismo español ha concluido los Juegos Olímpicos sin ninguna medalla y con solo cuatro finalistas (la mejor clasificada fue Ruth Beitia, cuarta en salto de altura), los peores resultados desde Montreal 76, y el presidente de la federación española, José María Odriozola, achaca el bajo rendimiento a la falta de "figuras de talla mundial". "Y algunas de esas figuras, como Marta (Domínguez), Natalia (Rodríguez) o Manuel Olmedo, por lesiones y diversas circunstancias no han podido estar luchando por el podio en los Juegos de Londres", declaró Odriozola a la agencia Efe.

Con respecto al nivel medio del atletismo, Odriozola piensa que España está progresando. "Si se compara el ránking actual con el de hace 10 años se ve la cantidad de atletas que tenemos en la élite mundial. Eso quiere decir que se trabaja. Lo que pasa es que no tenemos suficientes figuras de talla mundial, y no se pueden pedir milagros. Viendo el ránking mundial antes de los Juegos, había poquitos españoles con posibilidades de medalla, pero a veces la gente espera milagros. Eso no significa que justifique la actuación española en Londres, porque hay gente que llegaba bien situada en las listas y sin embargo cayó en la primera ronda. El atleta es responsable individual de su actuación", afirmó, "y la culpa de la Federación es relativa".

Por cambiar al presidente no se va a arreglar todo. Si la sociedad no puede darnos los medios...

"España está entre los doce primeros países del mundo, aunque la gente sólo se quede con las medallas. Te critican si llevas a mucha gente, y si no la llevas, también", indicó Odriozola. El dirigente anunció también "cambios en la normativa para la consecución y el cobro de becas, en el sentido de que dependan más de los resultados en grandes competiciones, y cambios en la distribución del dinero a los entrenadores".

"Por cambiar al presidente no se va a arreglar todo, y menos en los tiempos difíciles en que estamos. Si la sociedad no puede darnos los medios, habrá que reforzar los programas para la detección de talentos y tendremos que renunciar a la organización de grandes eventos internacionales para mejorar nuestras propias competiciones", indicó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información