Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El misterio Dueñas

El seleccionador del equipo femenino es reservado, paciente, alejado del ruido de las jugadoras, expresivas en la pista y protagonistas en la defensa de su deporte

Jorge Dueñas observa el juego, durante un partido. Ampliar foto
Jorge Dueñas observa el juego, durante un partido. AFP

“Me gusta mucho cómo juega, porque es dinámico, alegre e intenso, tiene una buena defensa y una excelente portera”. Valero Rivera, el extravertido seleccionador español masculino, disfruta con la selección femenina que prepara el introvertido Jorge Dueñas. Asegura la leyenda que la imagen de un equipo se corresponde normalmente con la de su entrenador. No es el caso del de balonmano femenino español. Juegan las chicas con una vitalidad y determinación sobrecogedora mientras su entrenador se expresa con calma, aparentemente tímido y frío, por no decir apagado. No es un “triste”, ni mucho menos un engreído, como se juzga a veces a personajes difíciles de escrutar como Dueñas, sino que es una persona reservada y paciente, un amante del cine.

“Más que nada es muy tranquilo”, coinciden en el equipo, “y muy convincente”. Jessica Alonso precisa: “Nos ha hecho creer en nosotras”. "También es muy cercano”, corrige la delegada, Noelia Oncía. “Siempre sabe estar. Aplica lo más conveniente en cada momento. Muy serio en la pista, se junta con sus jugadoras a la hora de salir a dar un paseo o a cenar”. Dueñas no ejerce de líder, ni es un populista, sino que más bien parece un personaje hipotenso especialmente aplicado en la lectura e interpretación del juego, alejado del ruido de sus jugadoras, expresivas en la pista y protagonistas en la defensa de su deporte, ya sea en publicaciones no necesariamente deportivas o con gestos como el de pintarse la cara con los colores españoles.

Las llaman las guerreras olímpicas, una denominación que para nada disgusta a Dueñas. “Quiero a jugadoras con garra y espíritu de superación”, aseguró nada más ser nombrado seleccionador en el año 2007 como sustituto de Miguel Ángel Florido. “Los motores del equipo deben ser la ilusión y la ambición”. La trayectoria le ha dado la razón. Medalla de plata en el Europeo de 2008, ganaron el bronce en el Mundial del año pasado y acaban de conseguir la mejor clasificación en unos Juegos Olímpicos, después de superar una situación deportiva complicada (una derrota inicial con Corea y un empate en la última jugada contra Francia) y sobreponerse a la lesión de dos jugadoras capitales, Nerea Pena, que sufrió la triada en febrero, y Carmen Martín, con una rotura de ligamentos durante el partido ante Suecia.

Me gusta mucho cómo juega, es dinámico e intenso”

Valero Rivera, técnico de la selección masculina

“Tienen mucho carácter y se saben sobreponer a las mayores adversidades”, interviene Dueñas, consciente de la madurez de su equipo. Más adultas y expertas, las chicas del balonmano son diferentes a las del waterpolo. El juego, en cambio, admite ciertas similitudes. Al igual que Oca, Dueñas sabe llevar muy bien al equipo al escenario del partido y enfrentar a los rivales. Aunque sus jugadoras tienen menos centímetros y kilos, el seleccionador de balonmano ha dedicado una especial atención a la preparación física. Licenciado en Inef, a todas les mandó unas pautas que seguir durante las vacaciones y después las concentró en Andorra, para la mejor puesta a punto posible. No dudó tampoco en pedir consejos a Paco Sehirul-lo. Son fuertes y tienen juego.

Dueñas adaptó el juego al perfil de sus internacionales. A falta de lanzamiento exterior, potenció una defensa más cerrada y profunda que de costumbre, rapidez en las transiciones y una mayor riqueza de variantes tácticas: no para de provocar dudas en los rivales cuando atacan por el movimiento continuo de su equipo y en el despliegue abona las penetraciones y las fintas. Importa mucho el juego sin balón. Haber sido portero en equipos como el Valladolid y entrenar con el Atlético Madrid del hoy presidente de la federación, Juan de Dios Román, agudizó su capacidad analítica y concentración para corregir el juego de la misma manera que haber entrenado tanto en categoría femenina (Zuazo) como masculina (Arrate) ha enriquecido su manual técnico.

Saben sobreponerse a las adversidades”

Jorge Dueñas sobre sus jugadoras

“Habría que cambiar la visión que a veces se tiene del deporte femenino en España. La percepción que hay en otras partes es mucho más abierta, más consciente del profesionalismo”, razona Jorge Dueñas de Galarza, nacido en Bilbao (1962), esperanzado con que el trabajo de su selección en Londres ayude a revitalizar el deporte en su país, ahora mismo embargado por una crisis económica que amenaza con acabar con los mejores clubes. Las guerreras olímpicas reivindican una liga mejor, medios para competir en Europa y un mayor protagonismo en la televisión. Igual hay que volver a montar una campaña de marketing, ahora con una medalla colgada.