Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rechazada la medalla de consolación

La Federación Internacional otorga a la tiradora surcoreana Shin un premio tras quedarse sin metal por un fallo del cronómetro, pero esta no lo acepta

Después de perder una medalla por culpa de un segundo infinito (un fallo técnico al poner en marcha el cronómetro), la Federación Internacional de Esgrima (FIE) le ha ofrecido a la surcoreana Shin a Lam “una medalla especial” para premiar su “aspiración por ganar y su respeto por las reglas”. Eso sí, este reconocimiento de su “respeto por las reglas” llegó después de que estuvieran a punto de enseñarle la tarjeta negra, que le hubiera impedido disputar el combate por el bronce, por haberse quedado en la pista durante casi una hora llorando desconsoladamente, sin permitir que se celebrase la final de la que había quedado fuera.

Indignada, Shin a Lam, de 25 años, declinó categóricamente este premio de consolación: “Esto no va a hacer que me sienta mejor, porque no es una medalla olímpica. No puedo aceptar el resultado porque creo que se ha cometido un error”. La surcoreana también se quedó sin medalla de bronce, al volver a perder el mismo día.

Esto no va a hacer que me sienta mejor, porque no es una medalla olímpica

Un fallo en la puesta en marcha del cronómetro cuando el combate entre Shin a Lam y la campeona olímpica de Pekín, la alemana Britta Heidemann, estaba empatado a cinco fue el desencadenante de la polémica. Faltaba solo un segundo, en el que Heidemann necesitaba una última estocada para derribar a su contrincante. El árbitro pronunció las palabras “Atentas, preparadas, listas” para que se iniciara el asalto. Pero algo falló con el cronómetro, porque a partir del “listas”, la alemana tuvo tiempo de intentar dos estocadas seguidas y acertar con una tercera a tocar a Shin y lograr la victoria por 6-5. Y todo esto sucedió en solo un segundo.

El público abucheó mientras Heidemann celebraba su victoria. Shin a Lam y su entrenador trataron por todos los medios de explicarle a los jueces que no era posible intentar tres estocadas en apenas un segundo. Pese a que se reunieron durante una media hora para sopesar las quejas de los surcoreanos, la decisión fue inamovible. Shin a Lam había sido derrotada.

El presidente del Comité Olímpico de Corea del Sur, Park Yung-sung, reveló que la FIE le había ofrecido un premio de consolación y que reconoció que “pudo ser un error humano”. “Lo sienten mucho por Shin a Lam y tienen que reconocer su espíritu deportivo”, añadió.

La FIE dijo que aún no tenían confirmación ni de la fecha ni del lugar donde tendrá lugar la entrega de medallas, donde le darían a Shin dicha “medalla especial”. Pero sí informaron de que la queja del equipo surcoreano había sido rechazada. Park declaró además: “No pueden cambiar su decisión después de haber rechazado nuestra apelación, pero lo sienten y comprenden la postura de Shin, por eso quieren reconocer su espíritu olímpico”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información