Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se pone a cien ante Argentina

Exhibición de juego y recursos del equipo de Scariolo (105-85)

Scola e Ibaka, durante el amistoso España-Argentina. Ampliar foto
Scola e Ibaka, durante el amistoso España-Argentina. EFE

A cien jugó España en algunas fases y a más de cien puntos se fue ante un rival de entidad como Argentina. Hubo dos partidos en uno, pero siempre con el equipo de Sergio Scariolo en posición dominante y Argentina nadando a contracorriente, durante mucho tiempo sobrepasada por los acontecimientos.

España se marcó una primera parte de ensueño. Anonadados por el vigor, la armonía, los recursos y el estado de gracia del equipo español, los argentinos perdieron pie desde el salto inicial y solo dieron fe de su indiscutible calidad en un tercer cuarto en el que su defensa en zona atascó el ataque español. Fue cuando Scola, Ginóbili y Delfino se encontraron algo más cómodos en ataque.

España, 105; Argentina, 85

España: Calderón (16), Llull (9), Rudy Fernández (12), Felipe Reyes (10), Pau Gasol (17) –equipo inicial-; Ibaka (6), Sada (2), Navarro (10), San Emeterio (10) y Claver (13).

Argentina: Prigioni (9), Ginóbili (19), Nocioni (16), Scola (17), Juan Gutiérrez (7) –equipo inicial-; Delfino (15), Leo Gutiérrez (2), Campazzo (0), Leiva (0) y Jasen (0).

Parciales: 33-13, 28-23, 22-31 y 22-18.

Árbitros: Rodrigo, Rial Barreiro y Pazos. Eliminado por faltas personales Scola (m.38).

Palacio de los Deportes de A Coruña. 9.500 espectadores.

Dominó por completo Pau Gasol a Juan Gutiérrez en el interior de la zona. Se mostró fino Navarro a pesar de su escasa actividad en las semanas precedentes a causa de la lesión en un pie. Volvió a dirigir con solvencia y continuó lanzando con una buena cadencia y acierto Calderón. Rudy Fernández estuvo agresivo en el juego y en su emparejamiento con Nocioni y también inspirado en los triples. Y aumentó su cada vez más estimable aportación Víctor Claver.

A contrapié casi todo el tiempo, sobrepasados por velocidad, a menudo en el uno contra uno, también en los automatismos de la mayor parte de las acciones, los argentinos sufrieron de lo lindo para mitigar la paliza. La brecha llegó a ser de 22 puntos (33-11) ya en el primer cuarto, de 29 en el segundo (54-25), se mantuvo en 22 a poco para el final del tercero (77-55). Scariolo, que no pudo contar con Marc Gasol y con Sergio Rodríguez, dio en esa fase descanso a Pau, Rudy y Navarro. La zona defensiva de los argentinos y su mayor agresividad, excesiva en el caso de Scola y en un par de refriegas con Ibaka, les permitió acercarse en el marcador: 83-76, tras un triple de Ginóbili faltando ocho minutos. Volvió Calderón y el equipo español resolvió con paciencia y acierto la ecuación propuesta por la defensa en zona de los argentinos.

El partido constituyó un importante toque de atención para la selección argentina que este domingo se enfrenta a Estados Unidos en el Palau Sant Jordi de Barcelona, el mismo escenario en el que el próximo martes cerrará España su gira de preparación para los Juegos Olímpicos enfrentándose a la colección de estrellas con LeBron James, Kobe Bryant y Kevin Durant al frente.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.