Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javi Martínez enseña la ruta

El mediocentro sostiene a España, desigual e inconstante ante México en el último ensayo del grupo de Milla antes de su estreno en Londres

Javi Martínez celebra su gol con Domínguez.
Javi Martínez celebra su gol con Domínguez. EFE

El éxito barniza de jerarquía y confianza y, con esa pátina victoriosa de campeones de Europa, Javi Martínez, Mata y Jordi Alba completaron en Cádiz el puzle de la selección olímpica de Luis Milla. Su presencia, sus galones y sus estado de gracia agitaron al equipo español -que cinco días antes había chocado sin respuesta con la potencia y el músculo de Senegal en su primer ensayo ante los Juegos- y bastó para firmar una espesa victoria ante México.

Con el brazalete de capitán y como jefe absoluto de la sala de máquinas, Javi Martínez se mostró omnipresente, estiró su zancada sin descanso y lució en la distribución. Hizo a la vez de Busquets y de Xabi Alonso y su despliegue marcó el ritmo y el compás de una España inconstante. Liberado del corsé que le oprime cuando ejerce de central, el jugador del Athletic acaparó metros en el Carranza como mediocentro único. Encontró, a ratos, la complicidad de Isco y Mata para perpetuar la fórmula del toque y la aceleración de Alba y Tello para afilar el colmillo. Pero hubo más intenciones que acierto a pesar de lo lustroso de la apuesta.

España, 1 - México, 0

España: De Gea (Mariño, m. 46); Montoya (Azpilicueta, m. 72), Iñigo Martínez, Domínguez, Jordi Alba; Isco, Javi Martínez (Oriol Romeu, m. 81), Koke; Mata (Álvaro Vázquez, m. 72), Adrián (Rodrigo, m. 60) y Tello (Illarramendi, m. 60). No utilizados: Botía, Ander y Muniain.

México: Corona; Chávez, Fabián (Romero, m. 80), Reyes, Jiménez; Herrera, Salcido (Enríquez, m. 76), Vidrio, Aquino (Cortés, m. 76); Giovanni (Ponce, m. 72) y Peralta. No utilizados: Rodríguez; Mier y Araujo.

Gol: 1-0. M. 13. Javi Martínez.

Árbitro: Mauricio Liberti (Italia).

Unos 20.000 espectadores en el Nuevo Ramón de Carranza de Cádiz. España debutará en los Juegos el jueves 26 en el Hampdem Park (Glasgow) ante Japón; el segundo partido será el día 29 en St. James Park (Newcastle) frente a Honduras; y cerrará la fase de grupos el 1 de agosto en Old Trafford (Manchester) ante Marruecos.

Sentadas las bases y con el grupo al completo —solo faltó Muniain, reservado por molestias musculares y Ander Herrera por decisión técnica—, España acogotó a su rival y pronto encontró el premio. A la salida de un córner lanzado por Mata, Javi Martínez se elevó sobre la cándida y poco académica salida del guardameta mexicano Corona y mandó su cabezazo a la red desde el área pequeña y sin oposición.

Con el viento a favor, creció la confianza de España, pero, al tiempo que mostraban talento y virtudes en el manejo de balón, los de Milla desnudaban defectos en defensa -con dos centrales zurdos, Iñigo Martínez y Domínguez, intentando sincronizarse sobre la marcha- ante la vigorosa apuesta de México liderada por una bala de nombre Aquino, que visitó con asiduidad y peligro a De Gea durante el primer tiempo.

Los jugadores españoles mezclan biorritmos y estados de forma muy distintos, fruto de un calendario que ha prolongado las vacaciones de muchos y ha acortado las de unos pocos, y la mezcla, que por momentos se acerca al virtuosismo de sus mayores, decae otras veces en continuidad y recursos. Apenas hubo noticias de Adrián, disperso en ataque y desconectado en labores de creación, y faltaron artistas en el centro del campo para conservar el balón y establecer el mando. Ahí es donde España añora a Thiago Alcántara.

Era el último amistoso antes de la cita olímpica y el carrusel de cambios del segundo tiempo sirvió más para el rodaje que para las conclusiones, cargadas de claroscuros pero con la tranquilidad que da conocer la receta. De Kiev a Londres, Javi Martínez, Mata y Alba han llegado dispuestos a enseñar a todos la ruta del triunfo.

La selección brasileña ya está en Londres

Neymar, a la llegada de la selección brasileña al aeropuerto de Heathrow
Neymar, a la llegada de la selección brasileña al aeropuerto de Heathrow AS

La selección olímpica brasileña llegó ayer a Londres rodeada de una gran expectación. La canarinha es una de las principales candidatas a la medalla de oro y cuenta con varias figuras internacionales. Entre ellas, Neymar (Santos), Thiago Silva (recientemente traspasado del Milan al Paris Saint Germain a cambio de 40 millones de euros), Hulk (Oporto), Marcelo (Real Madrid), Pato (Milan) y Ganso (Santos). Brasil está encuadrado en el Grupo C, junto a Egipto, Bielorrusia y Nueva Zelanda y debutará ante los africanos el 27 de julio, a las 19.45.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.