Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Málaga, denunciado ante la Liga por cuatro jugadores

El club confirma que varios futbolistas han interpuesto una reclamación por impagos de su ficha, pero asegura que ya ha llegado a un acuerdo para que se retiren

El presidente del Málaga, Abdullah Al Thani, en el palco de La Rosaleda
El presidente del Málaga, Abdullah Al Thani, en el palco de La Rosaleda

Cuatro futbolistas con contrato en vigor o ya extinguido han denunciado al Málaga por el impago de parte de su ficha. El club ha confirmado que las denuncias existen y que han sido presentadas ante la Asociación de Futbolistas Profesionales (AFE), que, a su vez, ha dado traslado inmediato a la Liga. Sin embargo, minimiza su alcance y achaca su existencia a un problema de tiempos. El sábado, la plantilla celebró un encuentro con Vicente Casado, responsable de Desarrollo y Área de Negocio, y el Málaga asegura que en esa reunión se llegó a un acuerdo para el pago aplazado de las cantidades que se adeudan. Según el club, las denuncias ya habían sido presentadas en el momento en que se celebró el encuentro. El Málaga dispone de 10 días naturales para responder a las reclamaciones, pero confía en que serán retiradas en las próximas horas. “No nos preocupa, porque en cuanto nos hemos puesto en contacto con los jugadores nos han dicho que aceptan el acuerdo”, aseguran desde el club. El impago de las deudas con futbolistas al 31 de julio está castigado por el Reglamento de la Federación con la exclusión de los clubes de Primera o Segunda. La noche del miércoles, el Málaga comunicó que los jugadores habían decidido revocar sus denuncias, "a expensas de realizar los pertinentes trámites administrativos".

Hay jugadores a los que se deben porcentajes del 30, 40 o 50 por ciento de la ficha

Luis Rubiales, presidente de la AFE

Las sospechas sobre la situación financiera del Málaga se convirtieron en algo palpable cuando Luis Rubiales, presidente de la asociación de futbolistas profesionales (AFE), habló el lunes en varias emisoras locales. “En el Málaga hay jugadores a los que se deben porcentajes muy elevados del global sobre la ficha, del 30, 40 o 50 por ciento”, manifestó a la emisora local de la Cadena SER. Rubiales había estado el viernes en Campoamor (Alicante), donde el Málaga concluyó ayer la primera fase de la pretemporada. Allí se reunió con los jugadores. “Hay futbolistas a los que se les debe una cantidad importante de su contrato”, dijo Rubiales. Sin embargo, añadió un elemento que había conocido el sábado. “Están hablando con el club para llegar a aplazamientos”, aseguró, haciendo referencia indirecta a una reunión mantenida entre los futbolistas y Vicente Casado, que había llegado a la concentración con el encargo de aplacar los ánimos de los jugadores. Algo que, a juzgar por el tweet que Martín Demichelis escribió el domingo, consiguió solo en parte. “La verdad es que tranquilos no estamos. Pero nuevamente vamos a pensar en los entrenamientos, confiando en que todo se solucionará”, dejó escrito el central argentino.

No nos preocupa, porque los jugadores nos han dicho que aceptan el acuerdo

Málaga CF

Hoy, el Málaga ha confirmado que existen las denuncias, pero las achaca a “una falta de entendimiento” con los jugadores que ya habría sido superada. “La mayoría de quienes han puesto la denuncia no estaban en la reunión. Estaba planteada porque había un plazo, pero entendemos que no hay mala fe por parte de los jugadores”, dicen desde el club. El Málaga quita hierro a la preocupación de Demichelis, achacada al interés por reunirse con el vicepresidente, Abdullah Ghunb -a quien, ausente el jeque Al Thani, propietario del club, se espera a partir de la próxima semana-, y se resalta la supuesta normalidad de la situación. “Hay un plan de pago acordado con los propios futbolistas, porque una empresa tiene sus momentos de liquidez y tesorería. Como cualquier empresa”. Ese plan de pago, cuyos términos no se han desvelado, fue acordado en la reunión del sábado y es “asumible”. “En este club hemos tenido situaciones muy complicadas, y ahora da la sensación de que esto es el caos. Se ha hecho inversión y estamos adecuándonos a las normas de fair play financiero de la UEFA. Y tenemos un acuerdo de pagos y vamos a cumplirlo”.

El jeque catarí Abdullah ben Nasser Al Thani adquirió el Málaga hace ahora dos años. La temporada pasada acometió nueve fichajes, muchos de relumbrón, y con a un coste total superior a los 60 millones. Con ellos y con la contratación de Manuel Pellegrini como técnico, el Málaga se clasificó cuarto en la Liga, y disputará la fase previa de la Liga de Campeones por primera vez en su historia. Pero este año los fichajes no llegan, el jeque no aparece y la sombra de los problemas económicos, que ya arrastraron al club a un concurso de acreedores en el año 2006, es intensa. El club fue denunciado ante la UEFA por el impago parcial de al menos tres de aquellos fichajes (por el Villarreal y el fichaje de Cazorla, por el Hamburgo y la contratación de Mathijsen, y por Osasuna, de donde llegó Monreal), y justificó aquellos retrasos con la peculiar forma de actuar del jeque, que envía remesas de dinero desde un fondo catarí bajo su control. Entonces, la consecuencia potencial del impago era la imposibilidad de obtener la licencia UEFA, necesaria para participar en competiciones europeas. Hoy, la consecuencia puede ser el descenso. Y entonces, como hoy, todos esperan el dinero del jeque para solucionar el entuerto.