FINAL DE LA EUROCOPA | ESPAÑA - ITALIA

La Roja, una hinchada global

Aficionados de diversas partes del mundo apoyan a España mientras la policía detiene a mujeres activistas

Seguidores de la selección española en Kiev.
Seguidores de la selección española en Kiev.DOMINIQUE FAGET / AFP

Camisetas de La Roja con los más variados diseños han alegrado esta mañana las calles de Kiev. No ya solo por los 11.000 aficionados desplazados desde España, sino por las decenas de hinchas de otras partes del mundo apasionados con el equipo de Vicente del Bosque. Entre ellos, dos chicos mexicanos se fotografiaban junto al estadio olímpico de Kiev ataviados con el vestuario más variopinto de La Roja, incluida una máscara a lo Spiderman. No faltó, en cualquier caso, una enorme pancarta de aficionados en recuerdo a Miki Roqué y Manolo Preciado, fallecidos recientemente.

A pocos metros, un enorme despliegue policial exhibía músculo en los alrededores del campo. La policía detuvo a un grupo de mujeres activistas ucranias que protestaba contra la presencia en el palco del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, persona non grata para la Unión Europea por la represión a sus rivales políticos en las elecciones de 2010.

Un total de 60 aviones cargados de hinchas españoles fueron llegando a lo largo de la mañana, colapsando el aeropuerto de Kiev. En el trayecto hacia el centro de la ciudad, donde se encuentra el estadio, no había signos de la celebración de la Eurocopa. Ucrania no ha vivido el torneo con la devoción de su vecina Polonia. Los estadios tampoco se han llenado a pesar de estar todas las entradas vendidas. Horas antes de la final, los reventas casi regalaban las localidades. El presidente de la UEFA, Michel Platini, lo achacó al altísimo precio de los hoteles, mucho más caros durante la Eurocopa.

Tampoco ha habido apenas marketing ni siquiera en los alrededores de los estadios. El disputarse la final el domingo (y no en sábado como la final de la Champions) ha disuadido a su vez a muchos aficionados que no podían perderse la jornada laboral del lunes. Apenas se veían hinchas italianos por las calles de Kiev, muchos menos que a principios de semana en Varsovia, cuando vieron a La Azzurra eliminar a Alemania en semifinales.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50