Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me reconozco en esta España”

El exseleccionador, campeón en 2008 y padre del estilo y la marca de La Roja, analiza el campeonato de los de Del Bosque a un día de la final ante Italia

Luis Aragonés.
Luis Aragonés. AFP

A las puertas de la final, Luis Aragonés (Madrid, 1938), el seleccionador que cambió el estilo y la historia de la selección española, analiza vía telefónica algunas de las claves de la final de mañana ante la renovada Italia y los problemas que ha tenido España para tener una posesión de balón más dañina y profunda. Con todo, asegura que el estilo que él impuso se mantiene en esta Eurocopa.

Pregunta. ¿Le ha sorprendido algo de esta Eurocopa?

Respuesta. No me he llevado ninguna sorpresa importante. Sabíamos que España era la gran favorita y en su rodar ha llegado hasta la final. Si acaso, me ha sorprendido la alineación de Alemania ante Italia. Los alemanes han estado bien hasta que Italia le ha demostrado que no puede jugar a ser un equipo que tenga tanta posesión porque no tiene los jugadores necesarios para ello. Salvo Özil, sus centrocampistas son más de llegada y fuerza física. Los italianos les presionaron bien y demostraron que los alemanes no tienen esos futbolistas con tanta seguridad en el pase como los españoles. Para imitar un estilo tienes que tener a los futbolistas adecuados.

P. ¿Qué lectura hace del cambio de estilo de Italia?

R. Italia siempre es una selección complicada en los grandes torneos, pero no ha cambiado tanto.

P. Pero ahora tienen más la posesión del balón.

R. Con algunas selecciones sí ha tenido más posesión, contra España, no. Sí que es cierto que ahora han incluido jugadores que tienen un trato de balón muy bueno y no para jugar permanentemente al contragolpe. Los centrocampistas de Italia se acercan al nivel de los de España.

La baja de Villa, además de por sus goles ha sido letal para el juego cerca del área”

P. ¿Qué le transmite Pirlo cuando le ve jugar con esa precisión e inteligencia?

R. Que es un jugador técnicamente muy bueno, con una seguridad en el pase extraordinaria y que, pese a tener una edad importante, sigue siendo grande.

P. ¿Cómo manejaría usted un carácter como el de Balotelli?

R. Aparentemente es un chico difícil y complicado por esos arranques que tiene, pero el entrenador debe trabajar en el plano individual y colectivo y Prandelli lo está llevando bien. Con Cassano ha sucedido igual, ha sido y es un gran futbolista. Hay jugadores especiales a los que hay que sobrellevar para quitarles la ansiedad.

P. ¿De cara a la final se puede extraer alguna conclusión del primer enfrentamiento?

R. El planteamiento de España va a ser el mismo porque es un equipo que tiene una seguridad plena en lo que hace, en buscar el control del partido a través de la posesión del balón. Italia nos va a presionar arriba como hizo en el primer partido. Para superarles la velocidad de circulación de la pelota tiene que ser superior y con mucha precisión.

P. En el primer duelo, Italia salió bien por las bandas con las aperturas de Pirlo. ¿Cómo se frena eso?

Para ganar a Italia la velocidad de circulación debe ser superior y con mucha precisión”

R. Va a ser complicado porque habrá momentos en los que no se pueda tener el control del partido. España tiene que pensar en superarles técnicamente, aunque no va a ser fácil.

P. ¿En qué momento decidió usted que había que cambiar el estilo de España?

R. Nada más llegar al cargo. Empezamos a traer jugadores técnicamente muy buenos. Y comenzamos con extremos, con Reyes y Joaquín.

Luis Aragonés alza la Eurocopa de 2008
Luis Aragonés alza la Eurocopa de 2008 EFE

P. ¿Le costó mucho deshacerse de los extremos con la cultura que en esos momentos estaba arraigada en el fútbol español?

R. Costó lo justo, mantuvimos a los jugadores que dieron todo lo que llevan dentro y nos dieron un rendimiento que demandábamos para la idea de juego que teníamos en mente. El proceso que se dio hasta llegar al estilo definitivo fue una selección natural de los jugadores.

P. Usted decía que España tenía una condición física de base inferior a las de Alemania o Francia. ¿Descubrió que lo que sí había era una condición técnica de base para tocar todo el partido?

R. Claro, no teníamos una condición física para correr o chocar los 90 minutos, pero sí para tocar.

P. ¿Prescindir de Raúl fue porque no valía para esa forma de jugar?

A Raúl le iba el estilo de España porque tocaba bien, pero ya no tenía velocidad”

R. No, a Raúl le iba el estilo porque tocaba bien, pero en su juego ya no había la velocidad para el desmarque. También había otros jugadores como Villa y Fernando Torres que sí la tenían.

P. ¿Qué le dijo a Xavi para mentalizarle de que tenía que ser el referente y el futbolista más importante a la hora de marcar el estilo?

R. No solo hablamos con Xavi. Psicológicamente se le trató a cada uno individualmente y se habló con el equipo también en plan general.

P. ¿Cuántas veces repitió a los jugadores que la pelota tiene música?

R. Muchas, pero también otras palabras que iban dirigidas a remarcarles que, en el fútbol, si se juega bien, también se puede ganar.

P. ¿Reconoce a esta selección española en la suya?

R. Sí, la idea se mantiene y los jugadores son un 75% de los que estuvieron conmigo, aunque Del Bosque ha ido incorporando futbolistas nuevos.

P. ¿Cómo entrenador, qué sintió con aquel ejercicio primoroso de toque que fue la semifinal de 2008 ante Rusia?

R. Aquel fue un gran partido, pero hubo otros muy buenos antes incluso de que empezáramos a competir en Austria. Llegamos al torneo con la sensación de que el grupo había aceptado y asimilado bien la idea de juego que tratamos de implantar.

Italia ha demostrado a Alemania que no posee jugadores para tener tanta posesión”

P. A esa idea ahora le está faltando profundidad en los últimos 20 metros.

R. Los contrarios nos van conociendo y nos presionan más y eso nos ha quitado un poco de posesión. En el fútbol de ataque es importante el movimiento y una velocidad alta de transición y de circulación de balón. Cuando los rivales te dificultan no se ve tan rápido el pase ni los espacios.

P. ¿La ausencia de Villa también ha influido en eso?

R. Además de por sus goles, la baja de Villa ha sido letal sobre todo en el juego cercano al área. Acelerar es vital en esos últimos metros. Torres, estando bien, también es importante por su velocidad en los desmarques de ruptura.

P. ¿Cuál es la solución cuando se toca y se toca y no aparecen los espacios?

R. Acelerar en el apoyo al compañero que tiene el balón y en el pase y abrir bien el campo.

P. ¿España no está presionando tan arriba como hacía por la condición física o por la ausencia de Puyol?

R. Cuando los contrarios te complican no es fácil robar después de perder el balón. El mejor partido de España ha sido contra Irlanda, que sí se presionó arriba, pero en líneas generales, la nuestra es la selección que más ha atacado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.