TENIS | ROLAND GARROS

El juego según la pista

Nadal, Ferrer, Almagro y Granollers llegan a octavos pendientes de no ceder terreno en los largos fondos de las canchas centrales

Vista aérea de la pista central de Roland Garros durante el partido entre Nadal y Schwank.
Vista aérea de la pista central de Roland Garros durante el partido entre Nadal y Schwank. R. DUVIGNAU / REUTERS

Este es un cadalso sin rejas, construido con espacios libres. De las penas que impone —perder la iniciativa, tiros cortos, piernas gastadas—, se intentan escapar Rafael Nadal (que gana 6-1, 6-3 y 6-4 al argentino Schwank), David Ferrer (6-0, 6-2 y 6-2 al ruso Youzhny) y Nicolás Almagro (6-4, 6-1 y 6-2 al argentino Mayer) mientras avanzan hasta los octavos sin ceder un set. En París se disputan varios torneos en uno. Igual que el Bernabéu es distinto al estadio del Rayo, tampoco es lo mismo competir en la grandiosa Philippe Chatrier que en la recoleta pista 7. De la línea de fondo al muro de la grada que hay a su espalda hay metros de diferencia entre los dos escenarios. El perímetro alrededor de la cal varía según la pista. A diferencia del fútbol, esa es también zona de juego, el hábitat de los especialistas defensivos. A más metros, más noble el escenario y mayor el peligro para los españoles, los mejores recuperadores, tentados a acularse contra la valla y ceder la iniciativa.

“La diferencia entre jugar atrás o sobre la línea está clara” Samuel López, técnico de Almagro

“Hay diferencia”, resume Almagro, que ayer compitió en la pista 7 y antes lo hizo en la 2, con al menos dos metros menos de espacio al fondo que la central, según calculan en el vestuario. “Las pistas centrales tienen bastante más fondo, y te pueden perder un poquito al llevarte a jugar muy atrás. En mi caso, me ayuda jugar en la pista 2”, continúa el murciano, al que la falta de espacio le obliga a mandar bien plantado sobre la línea. “En la Suzanne Lenglen [segunda en importancia], por ejemplo, está todo un poco más disperso, un poco más lejos. Diferencia hay. La Chatrier impone mucho más, hace que te vayas mucho más lejos a jugar, y a los que no estamos acostumbrados a esa pista nos perjudica”.

“Sí, en la Chatrier pierdes pista, restas más atrás de lo normal, y en las pistas más pequeñas no tienes esa sensación”, coincide Ferrer, que vio cómo Youzhny se disculpaba con el público por su mala mañana escribiendo con el pie Sorri (sic) sobre la arena: el ruso pidió de esta manera perdón porque llegó a ceder 28 puntos seguidos y cinco juegos en blanco. “Como hay más espacio para correr, a veces te vas un poco atrás y luego hay que corregirse e intentar jugar un poco más adelante”, cierra el alicantino, que al medirse con Marcel Granollers (6-4, 6-4, 1-6, 4-6 y 6-1 al local Mathieu) asegura la presencia de un español en cuartos.

Sí, en la Chatrier pierdes pista, restas más atrás de lo normal" David Ferrer

“La diferencia entre jugar atrás o sobre la línea está clara”, explica Samuel López, el técnico de Almagro, que trabaja en la Academia de Juan Carlos Ferrero, para no perder la iniciativa y pegar siempre primero. “Sobre la línea de fondo, coges la pelota siempre arriba, cuando va subiendo. Así, le das menos tiempo al contrario para desplazarse y tu pelota viaja más rápida, porque la golpeas cuando está viva y subiendo, no muerta, yéndose ya hacia abajo”, continúa. “Hacer eso y no hundirse hacia el fondo requiere de movilidad. Tanto Rafael como David han mejorado en eso con respecto al inicio de sus carreras. Atosigan más a sus contrarios. Juegan más en la línea…. Y en las pistas grandes con esos fondos, recuperan bolas increíbles”.

No hay mejor maestro en la búsqueda de ese justo equilibrio que Nadal, quien no escucha los peligrosos cantos de sirena que le arrullan para irse a defender hasta la valla ni compite buscándose su suerte con locos y agresivos tiros. Cuando enfrente hay un sacador poderoso, un Isner o un Soderling, el mallorquín se retrasa en lugar de percutir contra la pelota para esperar a que esta baje. Desde ahí, produce un resto que es un tiro bombeado que le permite ganar segundos para recuperar espacio. De atrás a adelante, se mueve como una pantera en busca de la línea. Ese es el puente de mando. Ahí se ganan los partidos. Mezclando las dos cosas, Nadal está a la caza de su séptimo título parisino. Tras Schwank, víctima de su triunfo 250 en tierra, espera otro argentino: su amigo Juan Mónaco.

Por otra parte, Fernando Verdasco recibió una invitación para disputar la semana que viene el challenger checo de Prostejov, con lo que intentaría sumar puntos con los que mantener la última plaza olímpica en el caso de que Marcel Granollers alcanzara las semifinales de París y le superara en la clasificación.

Tercera ronda. Hombres. A. Murray (R. U.)-S. Giraldo (Col), 6-3, 6-4 y 6-4. Mujeres. M. Sharapova (Rus)-S. Peng (Ch.), 6-2 y 6-1.

Cae la número uno, Azarenka

EP

La tenista número uno del mundo y máxima favorita, Victoria Azarenka, ha caído eliminada en la cuarta ronda de Roland Garros tras perder su partido ante la cabeza de serie número 15, la eslovaca Dominika Cubulkova (6-2 y 7-6).

Azarenka, que dejó escapar el partido en el último tie break por 7-4, perderá la corona mundial del tenis si la rusa Maria Sharapova, segunda en el ránking WTA, llega hasta la final del torneo francés. Además, el choque dejó la imagen de una nerviosa Cibulkova que, tras ser superada por un passing de la bielorrusa tras más de una hora y tres cuartos de encuentro, lanzó su raqueta al aire, golpeándole en la espalda al caer.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50