Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villa se queda sin Eurocopa

El delantero del Barcelona, que no juega desde diciembre, comunica a Del Bosque que no está recuperado de su lesión

Villa, en diciembre pasado en Yokohama, al lesionarse durante el Mundial de clubes.   k. kyung-hoon (reuters)
Villa, en diciembre pasado en Yokohama, al lesionarse durante el Mundial de clubes. / k. kyung-hoon (reuters)

La Federación Española anunció este martes que David Villa no estará en la lista de convocados que dará a conocer Vicente Del Bosque el próximo domingo en Saint Gallen para defender el título de campeón en la Eurocopa de Polonia y Ucrania. Villa, máximo artillero de la selección española (51 goles), Bota de Plata del pasado Mundial, no se ha recuperado a tiempo de la fractura por estrés del peroné de la pierna izquierda que sufrió en diciembre en Yokohama, durante la semifinal del Mundial de Clubes. A ultima hora de la tarde de ayer, tras una prueba sobre el campo, asumió la realidad: no hubo milagro, no llega.

“Lo he intentado hasta el final, pero no podré estar al ciento por ciento para la Euro. Hoy [martes] he llamado al seleccionador para decírselo. Es lo más honesto”, explicó el punta en Twitter.

Durante la mañana, Villa, de 30 años,  se sometió a una radiografía de control que corroboró la solidificación perfecta del hueso. Por la tarde, el delantero se probó con los juveniles en la ciudad deportiva y comprobó que no siempre querer es poder, que le faltan al menos quince días para estar en condiciones de jugar un torneo tan importante como la Eurocopa. A Villa solo le falta ganar velocidad y explosividad, pero desgraciadamente eso no se puede adquirir en los cuatro días que faltan para que Del Bosque haga pública la lista definitiva.

Lo he intentado hasta el final, pero no podré estar

al ciento por ciento”

Pasadas las ocho de la tarde, nada más llegar la selección a Schruns (Austria), donde se concentra hasta el próximo día 30, el doctor Juan José Cota recibió la llamada del Guaje, que fue contundente: “No llego. Lo siento, pero no llego”, le dijo. Después de cinco meses peleando cada día contra su cuerpo, después de un trabajo perfecto, de máxima exigencia, el delantero asturiano echó el freno. Comprensiblemente afectado, pero con la conciencia más que tranquila, habló también con Del Bosque, a quien agradeció el detalle de esperarle hasta el último día. El mensaje, como con el doctor, fue muy claro. “En cuatro días no voy a estar en condiciones”, admitió el delantero que, según la federación, asumió que su estado “no es todo lo bueno que sería deseable”.

Villa aseguró en abril, durante su única comparecencia publica en estos cinco meses, con motivo de la presentación de la 8ª edición del libro benéfico Relatos Solidarios del Deporte, que apadrina, que haría “todo y un poco más para llegar a tiempo”. No ha sido suficiente. Villa ha bajado cuatro kilos, ha dejado de tomar café y no ha descansado más que el tiempo necesario para volver a trabajar hasta completar una recuperación ejemplar, en la que le ha acompañado el fisioterapeuta del Barcelona Emili Ricart. No ha sido suficiente. No quedan milagros.

Nada más conocerse la decisión del Guaje, numerosos compañeros de profesión le hicieron llegar, por medio de las redes sociales, y en persona, sus ánimos.

Del Bosque está obligado ahora a tomar decisiones, aunque la noticia le pilla con los deberes hechos, porque era una posibilidad que ya contemplaba. La Roja pierde mucho sin el Guaje, internacional en 82 ocasiones, decisivo en la consecución de la Eurocopa del 2008 en Viena (cuatro goles en cuatro partidos) y en el Mundial de Sudáfrica 2010, (cinco tantos en siete partidos). En la selección, como en el Barcelona, el asturiano garantiza profundidad, rapidez en la transición, juego interior y, sobre todo, remate. Pero no llega. Lo sabe desde ayer. Y España también.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.