Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | PRIMERA DIVISIÓN

"Gracias Pep"

Rosell agradece a Guardiola los años que ha dedicado al Barcelona y nombra a su segundo, Tito Vilanova, como sustituto.

“Estoy vacío. Siento que ya no puedo dar más, necesito cargar energías”, justificó el entrenador.

Guardiola se despide en la rueda de prensa. AFP

“Haré lo mejor para el club, porque lo que sea bueno para el Barça lo será para mí”, prometió. Cumplió. Pep Guardiola no se ve con fuerzas de mantenerse en el timón y se va. El Barcelona ya tiene sustituto: Tito Vilanova, su ayudante en los últimos años, se hará cargo del equipo.

Con puntualidad germánica, Andoni Zubizarreta, Sandro Rosell y Josep Guardiola comparecieron en escena. A la una y media llovía en el Camp Nou cuando el presidente del club tomó la palabra en la sala de prensa: “Os hemos convocado para informaros de que Guardiola no seguirá”, dijo. “Quiero manifestar el respeto y compromiso para con su decisión. El club está más maduro que nunca y esa madurez debe ser la base para el futuro. Gracias, Pep, por haber conseguido un modelo futbolístico, haber representado a la institución de forma modélica. El agradecimiento será eterno para el mejor entrenador de la historia. Muchísimas gracias”.

Los capitanes del Barcelona, Puyol, Xavi, Valdes e Iniesta, en la rueda de prensa de despedida de Guardiola
Los capitanes del Barcelona, Puyol, Xavi, Valdes e Iniesta, en la rueda de prensa de despedida de Guardiola REUTERS

Un sonoro aplauso acompañó el abrazo entre el presidente y el entrenador. Rosell también explicó que no tenía más remedio que aceptar la decisión de Pep –“no es mía, es suya”, aclaró- y se exigió saber manejar “la herencia” que lega, “especialmente en ese sistema de juego que es el sistema del Pep”. “Gracias a Guardiola hemos ganado el trofeo del orgullo. Nunca vi una reacción como la del martes en el Camp Nou. No estará la copa en el museo, pero se asienta como espíritu del Camp Nou”.

Empezó pidiendo Guardiola que se entendiera que la decisión no era fácil para él. “Lamento haberme demorado tanto, parecía que me hacía de rogar, pero no era eso… Cuatro años son una eternidad”. Y explicó: “En otoño comuniqué al presidente y al director técnico que veía que el final estaba muy presente, pero no podía decírselo a los jugadores, no se lo podía decir. Lo comunico ahora, una decisión que ya había tomado, esa ha sido la razón”, aclaró. Desde entones el presidente ha mantenido la esperanza de convencerle de lo contrario. No ha podido. Ni él ni nadie. “Hace cinco años me llamaron diciéndome que me ofrecían el filial y yo daba botes, al año siguiente me propusieron coger el equipo y aquella sensación de ser capaz de todo volvió. He de recuperar eso, por eso me voy. Podía haber seguido, pero no como debe estar un entrenador del Barcelona. No tengo energía, estoy vacío”.

"El que viene lo hará muy bien. No tengáis miedo”, profetizó Guardiola

“El tiempo siempre desgasta y yo me he desgastado”, prosiguió el entrenador. “Me he vaciado y necesito llenarme. Por eso lo dije. Creo sinceramente que el próximo dará cosas que yo ya no puedo. Para estar aquí sentado cada tres días, pero el entrenador ha de estar fuerte, tener vida, pasión. La he de recuperar y solo se consigue descansando, alejándome, porque creo que nos hubiéramos hecho daño, esa era la percepción”, dijo. “Sé de dónde me voy, pero creo que hago lo que me toca. Se lo que me llevo, eso es lo que me queda”.

No perdió la ocasión de elogiar a sus futbolistas, algunos de ellos presentes (los cuatro capitanes –Puyol, Xavi, Iniesta y Valdés-, Piqué, Cesc, Pedrito y Busquets). No estaba Messi. “¡Leo está!, ¡Leo está! Las muestras de cariño de todos han sido muy grandes estos días”, zanjó Guardiola y le dio las gracias a los jugadores con los que ha trabajado por estos cinco años maravillosos: “A todos los que han estado en estos cuatro años, quiero darle las gracias. Lo que ha dado sentido a todo esto han sido ellos, los jugadores, ellos me han hecho disfrutar de esta pasión. Ha habido millones de partidos y jugadas imaginabas que ellos han hecho realidad. No sabéis lo que es imaginar algo y que ellos lo hagan posible”. Dice irse “orgulloso y con el deber cumplido. El que viene lo hará muy bien. No tengáis miedo”, profetizó.

Tito Vilanova, en la ciudad deportiva de Barça, antes de que el presidente del club, Sandro Rosell, anunciara que será el sustituto de Guardiola
Tito Vilanova, en la ciudad deportiva de Barça, antes de que el presidente del club, Sandro Rosell, anunciara que será el sustituto de Guardiola EFE

Zubizarreta se encargó de dar sentido al nombramiento de Tito Vilanova. “¿Por qué? Porque representa todos los valores, el juego, la idea, la preparación, el análisis. Porque le pone horas hasta durmiendo y esa implicación nos la da Tito. Preparación, cualificación, capacidad de poder hacerlo, compromiso, personalidad para llevar la plantilla y para estar aquí. Por eso, Tito”. Admitió que es diferente que Pep, pero que la decisión era fácil: “Siempre hemos dicho que antes buscaremos en casa, que no iremos por ahí. Miro en casa y tenemos a Tito. Es fácil. Tito era nuestra opción y ha aceptado. No hay mas”. Asumió como suya la decisión, él la presentó en a la Junta, y admitió que tiene su riesgo, pero como diría Pep: "Nos abrocharemos los cinturones porque seguro que vamos a disfrutar mucho”. Zubizarreta dijo que el club no tenía prisa pero que haber anunciado hoy mismo el nombre del sustituto demuestra su buena salud. Guardiola explicó la conversación que tuvo con su amigo desde niños y ayudante en las últimas cinco temporadas: “Has de sentirte capaz, si te sientes fuerte, tira, no dudes ni un pelo. Todos los entrenadores del mundo lo desean, le dije solo que se lo planteara. Yo no he tomado esta decisión, es de Andoni, pero si hubiera pensado que no está capacitado lo hubiera dicho”.

Emocionado y emotivo, Zubizarreta confesó: “Esta es la rueda de prensa en la que no quería estar. Su decisión es soberana. Dice la leyenda que esto empezó con un 'saldrá bien', así que le puso el titular antes. Pero no salió bien, salió mejor que bien”, dijo el director deportivo, que añadió: “Pep ha convertido en realidad los valores. Ese es el camino que él nos marca. Y ese será nuestro homenaje, no serán las palabras, serán las acciones”, anunció el director técnico. “Pep siempre me ha dicho que lo importante es la idea de juego. Y eso para nosotros es fundamental”.

En el turno de preguntas Guardiola admitió que solo ha querido hacer de entrenador lo mejor posible y explicó que la plantilla ha reaccionado como esperaba: “Se han entrenado hoy como bestias. Me reconforta saber que hasta el último día ellos estarán haciendo lo que han hecho hasta ahora". "Hoy me he acordado mucho de Abidal y de Keita, que ha sido mi barómetro moral y ético. Me voy muy feliz. Uno no vuelve a las ciudades por los museos, vuelve por la gente y yo me llevo el afecto de mucha gente”.

“Lo que haré ahora no interesa” respondió la primera vez que le preguntaron por su futuro inmediato. “Supongo que volveré a entrenar, pero no tengo nada que probarme después de cinco años entrenando al equipo donde he nacido. Si puedo entrenar lo haré, o no, pero no se cuánto. Mi vida ha sido fútbol, fútbol y fútbol los últimos cinco años y hay más cosas. Les he dicho tantas veces a los futbolistas que no todo era fútbol, que esto se acaba y que la vida está muy llena. Y ahora toca recargar energías”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información