Espectacular remontada del equipo Telefónica

El barco español termina segundo la etapa reina de la Volvo y sigue liderando la vuelta al mundo de vela

Los tripulantes del Telefónica celebran el segundo puesto
Los tripulantes del Telefónica celebran el segundo puestoMARÍA MUIÑA / TELEFÓNICA

La gloria, a 12 minutos y 38 segundos. Ese ha sido el tiempo que ha separado al Puma, vencedor de la quinta etapa de la volvo Ocean Race y al Telefónica. Hace seis días, el barco español tenía que realizar una parada en el Cabo de Hornos para reparar su proa. Tras 17 horas en tierra, salía de caleta Martial para disputar las últimas millas de la regata en el Atlántico sur. Los dos barcos de cabeza, el Groupama y el Puma, se encontraban entonces a 400 millas de los españoles, entre 15 y 18 horas de navegación.

El equipo, liderado por los olímpicos Iker Martínez y Xabi Fernández, protagonizó una espectacular remontada que le ha permitido devorar millas y rozar la proeza de ganar la etapa reina del Everest del agua, la vuelta más dura del mundo. En las últimas 1600 millas, el barco español ha volado en el Atlántico sur, navegando a más de 15 nudos de velocidad, tres nudos más rápido que franceses y estadounidenses. Éstos luchaban en la costa sudamericana mientras que los españoles optaban por el este del Atlántico.

CLASIFICACIÓN GENERAL PROVISIONAL

1. Team Telefónica (Iker Martínez), 147 puntos

2.Puma powered by Berg (Ken Read), 113 puntos

3. Groupama sailing team (Franck Cammas), 107 puntos*

4. Camper with Emirates Team New Zealand (Chris Nicholson), 104 puntos*

5. Abu Dhabi Ocean Racing (Ian Walker), 55 puntos

6. Team Sanya (Mike Sanderson), 25 puntos

(

*) Pendientes de finalizar la etapa

Hace tres días se quedaban fuera de combate a los franceses que rompían el palo. Por la noche una tormenta provocaba que los españoles tuviesen que bajar todas las velas para navegar en modo supervivencia durante unos minutos. Después, vuelta a la lucha. El Telefónica conseguía ponerse a dos millas del Puma que ganó la quinta etapa tras recorrer las 6.700 millas entre Nueva Zelanda y Brasil en 19 días, 18 horas, 09 minutos y 50 segundo. Tan solo 12 minutos después arribaban a Itajaí los tripulantes del barco español. Agotados aunque felices: siguen liderando la Volvo. Ahora, en tierra brasileña, seguirán poniendo apunto el barco antes de partir hacia Miami.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50