Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pone un pie en Londres

Los de Rivera superan a Serbia en un partido sólido y vibrante

Mikel Aguirrezabalaga, ante la defensa serbia.
Mikel Aguirrezabalaga, ante la defensa serbia. EFE

Había que ganar y España lo hizo. El primer partido del Preolímpico de balonmano que se disputa en Alicante planteaba una disyuntiva problemática para el equipo de Valero Rivera: la victoria le permitía dar un paso de gigante en sus aspiraciones de clasificarse para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero una derrota le situaba en una situación de difícil solución. España no jugó a su mejor nivel, pero consiguió mantener sus opciones hasta el final y resolver cuando le tocó, frente a una selección de Serbia que en el pasado Europeo fue subcampeona.

Le costó a la selección de Valero Rivera destrabar el partido. El inicio no fue bueno, tal vez por el exceso de nerviosismo, y permitió a los serbios adquirir una ventaja inicial de 3-0, que obligó a redoblar los esfuerzos para evitar que la distancia se convirtiera en excesiva. Era evidente que la reacción iba a llegar. Y llegó cuando Hombrados comenzó a entonarse y cuando la defensa empezó a frenar a los excelentes lanzadores Ilic, Vujin y Cutura.

ESPAÑA, 30; SERBIA, 27

España: Hombrados (Sierra), Gurbindo (1), Rocas (1), Maqueda(1), Tomás (5), R. Entrerríos (4), Mikel (2), Sarmiento (1), Aguinagalde (4), Ugalde (3), Cañellas, Morros (2), A. García (4), Rivera (1) y Guardiola (1).

Serbia: Stanic (Marjanac), Sesum (1), Vujin (5), Nikcevic (5), Manojlovic (1), Toskic (1), Ilic (9, 4 de p.)), Markovic, Prodanovic (2), Stojkovic, Rnic (1), Beljanski (1), Vuckovic, Cutura (1) y Stankovic .

Marcador cada cinco minutos: 0-3, 3-4, 5-6, 7-7, 9-8. 11-10 (descanso). 14-13, 18-17, 19-20, 22-22, 27-25 y 30-27.

Árbitros: Horacek y Novotni.

Unos 2.000 espectadores en el pabellón del Centro de Tecnificación de Alicante.

Entonces comenzó a vislumbrarse el verdadero potencial de una España que esta vez no contó con la veteranía de Alberto Entrerríos y Parrondo, lesionados, ni con la de Iker Romero y Juanín, descartados para esta cita.

La selección remontó porque obtuvo un par de superioridades como consecuencia de que la defensa serbia encontrara serias dificultades para frenar la movilidad de los españoles en el ataque y debiera recurrir a la agresividad. España obtuvo la primera ventaja con 7-6, superados los 15 minutos de juego. Y luego se fue asentando en la pista, manteniendo el partido bajo control.

Parecía claro que era un equipo superior, pero la distancia era todavía poca, cualquier desliz podía conllevar un disgusto importante. Sin embargo, España supo mantener el tono a pesar de su evidente desacierto atacante por tener excesivas prisas por resolver. Y en cuanto se les presentó la oportunidad, los españoles dieron la estocada y se colocaron a tres goles (29-26), la mayor diferencia del partido para España y excesiva para una Serbia tocada, a falta de tres minutos para el final.

España se enfrentará a Argelia hoy (20.15, Tdp), en el próximo partido, en lo que será otra final. Los argelinos perdieron en su debut frente a Polonia por un solo gol (28-27) y se presentan como la cenicienta del grupo. Pero cuentan con un buen conjunto y si alguno de los otros tres rivales se encalla con ellos, firmará su sentencia.

Solo los dos primeros clasificados del grupo se clasificarán para los Juegos Olímpicos de Londres. Lo mismo ocurrirá en los grupos que se disputan en las otras dos citas preolímpicas, que se están compitiendo en Croacia y Suecia, para un total de seis clasificados de última hora para Londres 2012.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información