Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO

El Barça, a golpe de tiro libre

Navarro, Lorbek y Mickeal deciden ante un Kazan superior en el rebote y en los porcentajes

Lorbek, derecha, trata de zafarse de Domercant.
Lorbek, derecha, trata de zafarse de Domercant. AFP

Con el rival al acecho y el público en vilo, Perovic, Marcelinho y Mickeal tuvieron que superar el miedo escénico desde la línea de tiros libres, el lugar desde donde el Barcelona Regal construyó y remachó el pulso y se anotó su segunda victoria ante el indomable Unics Kazan por 66-63. Encarrila el cuadro de Xavi Pascual su pase a la final a cuatro de Estambul, del 11 al 15 de mayo, pero si no le resultó fácil desembarazarse del Unics en el Palau Blaugrana tampoco se prevé nada fácil lo que le aguarda en la remota Kazan.

Se sabía de antemano que los rusos iban a intentar lo que lograron: ser superiores en el rebote, mantener a raya a los pívots del Barcelona cerca de la canasta y ralentizar el ritmo de juego. Si a eso se añade que lograron explotar el talento del esloveno Nachbar, al que Pashutin hizo jugar de alero, en lugar de pívot como era lo habitual, y que también el fortachón australiano Jawai se hizo fuerte dentro de la pintura, se entiende las dificultades por las que atravesó el Barcelona.

BARCELONA, 66 - U. KAZAN, 63

Barcelona Regal: Marcelinho (3), Navarro (18), Mickeal (12), Lorbek (14), Ndong (8) —equipo inicial—; Sada (0), Perovic (4), Vázquez (0), Wallace (5), Ingles (2), Rabaseda (0) y Eidson (0).

Unics Kazan: Samoylenko (3), Lyday (2), Domercant (2), Vereemenko (5), Jawai (21) —equipo inicial—; Nachbar (16), Greer (7), Savrasenko (2) y McCarty (5).

Árbitros: Lamonica (Ita.), Ryzhyk (Ucr.) y Vojinovic (Ser.).

Parciales: 17-13, 16-17, 18-18 y 15-15.

Palau Blaugrana. 5.073 espectadores.

Decidieron la buena mano de Navarro y Lorbek y el estupendo trabajo de Mickeal, providencial en todos los apartados de su estadística: puntos, rebotes y, sobre todo, en los cuatro balones que robó, que valieron su peso en oro. El Barcelona empezó al galope, brillante, pero se encasquilló a la que empezaron las rotaciones. Su segunda unidad, los cinco reservas, no funcionaron juntos en la cancha. No anotaron ni un punto en su primera aparición en pista. Y además, se encontraron con un problema imprevisto: la inspiración de Nachbar, ese jugador con larga experiencia en la NBA: Houston, Nueva Orleans y Nueva Jersey. El jugador esloveno desbordó a sus sucesivos marcadores, Ingles y Mickeal, y superó la defensa azulgrana con enorme solvencia.

Corrigió el Barcelona en el segundo tiempo y algunos de los que pasaron desapercibidos se rehicieron, caso de Wallace, que logró por fin frenar a Nachbar, y en menor medida, de Ingles. Los rusos, además, no lograron darle ritmo ofensivo a Domercant, su teórica figura, que apenas lanzó a canasta. Pero Jawai, su pívot australiano, causó estragos y empujó el partido de nuevo al empate, a 61 puntos, a falta de un minuto.

A partir de ahí decidieron dos robos de balón, uno de Perovic y otro de Mickeal, y los tiros libres. El Barcelona acabó anotando 23 de los 25 que lanzó -13 de 13 había sumado el martes- en un partido en el que sus porcentajes en tiros de dos (38%) y en triples (23%), dejaron mucho que desear. El Unics, además, sumó nueve rebotes más, pero perdió, entre otras cosas, porque acumuló también nueve pérdidas más. Pero le faltó, poco, muy poco, para dar la sorpresa. El mérito del Barça, además del talento sobre todo de Navarro y Mickeal, estribó en que supo sufrir y manejó con inteligencia y oficio los últimos minutos.

Resultados Euroliga. Cuartos de final. Barcelona Regal, 66; Unics Kazan, 63 (2-0). Panathinaikos, 92; Maccabi, 94 (1-1) Viernes: CSKA-Bilbao (17.15) y Montepaschi-Olympiacos (20.45).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.