BARÇA

La bondad de Keita

El regreso del centrocampista fue vital para reactivar al Barcelona ante el Sporting

Keita celebra su gol del sábado ante el Sporting
Keita celebra su gol del sábado ante el SportingDAVID RAMOS (GETTY IMAGES)

Ausente Messi (sancionado), el Barcelona derrotó al Sporting en el Camp Nou (3-1) después de un recital de la segunda línea, formada por Xavi, Iniesta y Keita. La productividad de los centrocampistas está siendo especialmente significativa en la actual temporada.

Xavi figura como el centrocampista que más pases ha dado en las ligas europeas, una marca consecuente con su manera de entender el juego. Lo que ya no es tan normal es que marque tantos goles. A sus 32 años, acumula 12, una cifra récord (ocho en la Liga, dos en la Copa, uno en la Champions y otro en el Mundial de clubes). También Cesc encuentra la portería con facilidad: 16 tantos (nueve en la Liga). Iniesta, por su parte, se estrenó el sábado en el campeonato después de haber anotado en la Copa de Europa y en la del Rey. Y tanto Thiago como Sergio Roberto y Keita han alimentado la cuenta liderada por Messi: 43. Especialmente celebrada ha sido la reaparición de Keita, ausente desde el 8 de enero por su participación en la Copa de África como internacional por Mali. Han sido 13 partidos sin el “bueno de Seydou”, como llaman en el Camp Nou al volante fichado del Sevilla hace cuatro años (20 goles).

Keita fue decisivo contra el Sporting porque marcó el 2-1 y fue determinante en el 1-0. Acabado el partido, Guardiola reiteró sus elogios al que denomina niña de sus ojos. “Cuando sus superiores toman decisiones, nunca cree que van en contra de él”, argumentó el técnico. “Otros jugadores se sienten ofendidos y no ven que el entrenador actúa por el bien de todos. Seydou nunca juega mal, siempre hace lo que le pido. Actúa igual de bien en dos minutos que en 90. Una de las cosas más maravillosas que me han pasado durante los cuatro años que llevo en el Barça es haber conocido a Keita. Siempre facilita el trabajo”.

Una de las cosas más maravillosas que me han pasado es haberle conocido Pep Guardiola

“El míster habla bien de todo el mundo”, respondió el futbolista. “Bueno, tuvo algunos problemas con Ibra, pero se lleva bien con todos. Si me pone, perfecto, y si no, me callo. El fútbol es un deporte colectivo”. “Algunos jugadores son muy egoístas”, añadió Keita, “pero hay que trabajar para el club”.

Feliz por el golazo que marcó, el segundo de la temporada después del que metió en la semifinal del Mundial de Clubes —“lo normal es que un tanto así lo meta Messi”, —, reiteró que siempre se impone ayudar al colectivo y, a diferencia de Piqué, afirmó que no conviene referirse a los árbitros: “Este es un tema de la prensa y no de los jugadores. No es fácil mantener la calma, pero hay que intentarlo”.

Keita no solo es un futbolista agradecido para el entrenador, autocrítico —no quiso jugar de lateral en la final de la Champions en Roma por entender que no estaba capacitado—, sino que resulta muy versátil en la cancha, capaz de actuar tanto de volante central como de interior izquierdo. Así, contra el Sporting empezó por ocupar la posición del sancionado Busquets para después jugar de volante, preferentemente como 10, aunque capaz de marcar con la zurda desde el callejón del 8.

La aportación de los futbolistas considerados secundarios es muy significativa en el Barcelona. Ya no solo se trata de Keita, sino de jugadores como Adriano, decisivo en muchos partidos por sus asistencias (cuatro), como ocurrió el sábado. Adriano actúa por igual como lateral o extremo, y acostumbra a poner buenos centros por su facilidad para manejarse en el uno contra uno. Los zagueros y los medios han contribuido a paliar el déficit goleador que habitualmente aportaban jugadores como Pedro o Villa, disminuidos por las lesiones, al igual que el chileno Alexis, que ya acumula cuatro rupturas musculares.

La entrada de Alexis, así como la de Tello, reactivó el sábado a un equipo al que Pedro y Cuenca no pudieron dar profundidad ni gol. El chileno habilitó a Keita en la jugada del 2-1 y el extremo catalán acreditó su facilidad para el desborde. Al final, el Barça pudo desequilibrar el partido a su favor y Guardiola igualó a Rinus Michels como el tercer entrenador del Barcelona con más triunfos en la Liga (105), por detrás de Rijkaard (112) y Cruyff (179). “Pep se quedará seguro porque esta es su casa”, terció Keita cuando se le preguntó por la renovación aparcada del entrenador.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS