Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA 1

“Descartamos el podio en Australia”

Pat Fry, el director técnico de Ferrari, pesimista sobre las posibilidades de sus coches al cierre de una pretemporada que señala de nuevo a Red Bull como el principal favorito

Fernando Alonso, a bordo de su Ferrari, es atendido por los operarios de la escudería italiana. Ampliar foto
Fernando Alonso, a bordo de su Ferrari, es atendido por los operarios de la escudería italiana. REUTERS

A dos semanas de que el Mundial de fórmula 1 levante el telón en Albert Park, en Melbourne (Australia), Kimi Raikkonen volvió a liderar la tabla de tiempos de la última jornada de ensayos en Montmeló. La pretemporada ya es historia y ahora está por ver si las sensaciones de unos y otros se confirman. De ser así, Red Bull volvería a arrancar como favorito al título, con McLaren y Mercedes a rebufo y Ferrari, con mucho trabajo por delante, algo más descolgado.

Red Bull no tiene límite. Si alguien podía pensar que los dos dobletes conseguidos por la escudería de la bebida energética en los dos últimos años podía generar algún tipo de acomodamiento, que se lo vaya quitando de la cabeza. Mientras la mayoría de los equipos las pasan canutas para tratar de configurar un monoplaza, Red Bull ha vuelto a demostrar su poderío al presentar un coche completamente revisado, casi nuevo, el penúltimo día de la pretemporada. El RB8 vuelve a ser una filigrana de la aerodinámica, adaptado perfectamente a la nueva normativa que prohíbe los difusores soplados. Después de completar la mayor parte de las sesiones sin problemas, Mark Webber promete plantar batalla desde el primer momento mientras que Sebastian Vettel lamenta no haber podido rodar más con esta nueva especificación. El alemán solo dio 23 vueltas porque en una de sus tandas se cargó parte del morro y después sufrió un problema en la caja de cambios. Terminó el último. “Me habría gustado rodar mucho más, pero esta mañana tuve un problema”, concedió Baby Schumi a mediodía. “Sería injusto juzgar el nuevo coche porque apenas he rodado con él”, añadió el campeón. Para terminar de pulir el RB8, Red Bull se desplazará hoy a las instalaciones de Idiada (Tarragona), donde realizará pruebas de velocidad y aerodinámica.

“En las primeras carreras sufriremos porque no estamos al ciento por ciento”

Fernando Alonso

Una montaña de deberes para Ferrari. La frase que mejor resume el punto en el que se encuentra la escudería italiana la soltó el sábado por la noche Fernando Alonso, en la trastienda del palco del Camp Nou, en el descanso del Barça-Sporting. “En las primeras carreras sufriremos porque no estamos al ciento por ciento”, dijo. En su afán de dar un volantazo para cambiar el rumbo que la ha dejado sin un título desde el que Raikkonen logró hace ya cinco temporadas, la Scuderia ha proyectado un prototipo desde cero, sin tomar como referencia el 150º Italia que tantas angustias provocó al constructor de Maranello. De las 12 jornadas de ensayos que se han llevado a cabo, solo en una, la última, Alonso pudo circular sin la antena de toma de datos, un indicio del retraso que lleva el departamento técnico de Il Cavallino Rampante respecto a Red Bull y McLaren básicamente. Este extremo lo confirmó ayer mismo Pat Fry, el director técnico de la estructura italiana. “En estos momentos hay que descartar el podio con vistas a Australia, aunque yo siempre he sido de naturaleza pesimista”, dijo el ingeniero. “Me sorprende que Ferrari haya diseñado un coche tan radicalmente distinto al del año pasado. No hay que olvidar que en Silverstone [la única prueba del curso anterior que se celebró con el veto de la FIA al uso de los difusores soplados] demostraron que en esas condiciones tenían el mejor coche porque Fernando ganó”, argumenta Pedro Martínez de la Rosa, piloto de HRT.

McLaren sigue en la brecha. La escudería de Woking ha completado una pretemporada de lo más plácida. A nivel visual, el MP4-27 es el prototipo que más destaca debido a la uniformidad de su morro. A diferencia de la competencia, que ha solucionado la normativa que regula su altura máxima con un vistoso escalón a media nariz, al equipo británico no le ha hecho falta recurrir a él porque su monocasco ya era de por sí más bajo. McLaren también recibió el domingo un nuevo paquete aerodinámico que incorporó al monoplaza y que, según aseguran Jenson Button y Lewis Hamilton, les deja en una situación inmejorable ante la cita de Australia. “Sabíamos que había algunas áreas del coche que debían mejorar y desde el momento en que colocamos las mejoras me sentí mucho más cómodo”, afirma Button.

Mercedes abrillanta su estrella. Si en alguna lectura coinciden las escuderías más potentes es en destacar el salto de calidad que parece haber dado Mercedes con su W03. “Estamos listos”, asegura Nico Rosberg, que a lo largo de esta pretemporada ha completado una de las simulaciones de carrera más completas. “Para nosotros, es muy importante progresar respecto al nivel que demostramos el año pasado y, sin duda alguna, vamos a conseguirlo. Creo que estamos en condiciones de molestar a los equipos más rápidos ya en las primeras carreras”, añade el hijo de Keke, campeón del mundo en 1982. A la hora de señalar el punto más débil del monoplaza, Michael Schumacher y compañía lo tienen claro. “Tenemos que mejorar en términos de degradación de las gomas. Hay equipos que van mejor que nosotros en ese aspecto”, concede El Kaiser, preocupado porque el bólido se zampa los compuestos más blandos en cinco vueltas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información