Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me la tenía guardada”

Piqué acusa a Velasco Carballo de expulsarlo premeditadamente

Las declaraciones de Piqué. 

La hinchada azulgrana que ayer se desplazó hasta el Camp Nou para ver jugar al Barça sin Leo Messi estuvo tragando saliva hasta el 2-1 que metió Keita de un sublime zurdazo. “Ha sido un buen gol, sí. Yo marco de cabeza, no así. Pero estoy contento, sobre todo, por los tres puntos”, señalaba él, discreto y humilde, en declaraciones a Barça TV. Se esforzó en llegar arriba y no quedarse estancado en la medular, por si sonaba la flauta. Y sonó.

A partir de aquel momento, el estadio se fundió en un grito unánime, coreando el nombre de Guardiola, que sigue sin desvelar si renovará o no. Aunque hubo otro protagonista: Velasco Carballo. Más cuando Piqué llegó a afirmar que había sido expulsado porque el árbitro tenía una cuenta pendiente con él: “Los árbitros se toman los duelos como algo personal. En el descanso le comenté una jugada de Keita que me pareció penalti y creo que me la tenía guardada”, soltó Piqué. “Los árbitros tienen todo el derecho a equivocarse, a no ver un penalti o una mano. Pero otra cosa muy distinta es tomar una decisión de forma premeditada. En la expulsión no hago ni falta”, añadió el defensa, que se perderá el partido del próximo domingo contra el Racing.

Más sosegado, a Guardiola se le preguntó por los apuros que atravesó su equipo frente al Sporting, por la actuación de Keita y, sobre todo, por la incidencia que habían tenido las decisiones tomadas por el árbitro, especialmente la que supuso la expulsión de Piqué: “Último hombre; si pita falta, puede ser expulsión. En un partido hay muchas incidencias a favor y en contra. Durante todos estos años lo que hemos ganado ha sido porque nos lo hemos merecido”, se arrancó Guardiola.

“Si no somos líderes, no es por culpa de los árbitros. Aunque no lo hemos hecho tan mal como para estar tan lejos. Estar a tantos puntos no creo que solo sea responsabilidad nuestra. Pero esa es solo mi opinión”, añadió el técnico, que también recibió una amonestación del colegiado. “¿De quién es la responsabilidad?”, se le cuestionó poco después, para evitar malentendidos: “Del Madrid, que está imparable”, respondió él.

A Iniesta, quien abrió la lata, no le sorprendió el planteamiento defensivo del Sporting: “Esperábamos eso, todos muy atrás, intentando dejar pocos espacios, pero era cuestión de intentar hacer un gol. Cuando te quedas con uno menos siempre cuesta, pero al final hemos podido darle la vuelta al partido”.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >