Blanc devuelve la salud a Francia

Los ‘bleus’ ofrecen una imagen compacta ante una Alemania (1-2) débil en ambas áreas

Giroud y Boateng pelean por un balón aéreo.
Giroud y Boateng pelean por un balón aéreo. KAI PFAFFENBACH (REUTERS)

Francia ha vuelto. Necesitaba un partido así para confirmarlo, en casa de la poderosa Alemania. Desde su firmeza defensiva, el combinado de Laurent Blanc fue creciendo con la pelota, inspirado por Nasri en la medular, afilado por los centros desde la derecha de Debuchy y concretado en el ataque por Giroud. Débil en su propia área y desafortunada en la ajena, Alemania se fue difuminando hasta perder la iniciativa. Le faltó personalidad y acusó la baja de Schweinsteiger. Pese a ser un amistoso, la cara de Löw era un poema.

Recién nombrado capitán de los bleus, Lloris honró el brazalete con paradas decisivas. Özil encendió con sus regates y pases a una Alemania ambiciosa, pero sin dinamita, demasiado solo Klose ante el gol. Sorprendido el conjunto de Löw por una Francia también atrevida por la presencia de Nasri, Valbuena o Ribéry. Aunque fue Debuchy, el lateral del Lille, quien con una carrera diagonal quebró la zaga germana. El centro raso y medido de Debuchy al punto de penalti lo ejecutó con el interior de la zurda Giroud, feliz festejo para el delantero del Montpellier en su estrenointernacional. El balón entró entre las piernas de Wiese. Giroud, solo en el momento del remate, enseñó un agujero en la defensa alemana, ausentes los dos centrales: Badstuber no estaba y Hummels llegó muy tarde.

Blanc se echó las manos a la cabeza cuando el árbitro obvió unas manos de Boateng dentro del área germana. Repelió un disparo de Nasri tras una combinación de este con Valbuena. Francia se puso a tocar en corto en la segunda parte y Alemania tuvo que replegarse. Nasri y Valbuena, los dos volantes elegidos por Blanc, se habían apoderado del balón, siempre con la colaboración de un Giroud astuto para jugar de espaldas a la portería. Y la constante subida de los laterales, tanto de Abidal como de Debuchy. El zaguero del Lille volvió a meter otro centro de gol. Erró Giroud en el primer remate, pero a su lado estaba el zurdo Malouda, recién entrado, que remachó con la derecha antes de caerse al suelo.

Un Blanc orgulloso de su equipo dio paso a Saha, el veterano delantero del Tottenham, de 33 años, que volvía a la selección cuando ya nadie lo esperaba. Le anularon un gol por fuera de juego antes de que, ya en el minuto 90, Cacau embocara una jugada de Müller. Algo más animado, Löw salió por fin del banquillo, pero los franceses celebraron el triunfo con los brazos al cielo de Bremen. Sí, los bleus han vuelto

ALEMANIA, 1 – FRANCIA, 2

Alemania: Wiese; Boateng, Hummels, Bastuber (Höwedes, m. 46), Aogo; Reus (Cacau, m. 70), Khedira (Bender, m. 70), Kroos, Özil, Schürrle (Thomas Müller, m. 44); y Klose (Mario Gómez, m. 46). No utilizados: Neuer; Rolfes, Träsch y Schmelzer.

Francia: Lloris; Debuchi, Mexes, Rami, Abidal; Cabaye (Malouda, m. 61), M'Vila (Diarra, m. 61), Valbuena (Amalfitano, m. 67), Nasri, Ribéry (Menez, m. 46); y Giroud (Saha, m. 75). No utilizados: Mandanda; Révèiller, Evrà, Gameiro, Sahko y Martin.

Goles: 0-1. M. 20. Giroud. 0-2. M. 68. Malouda. 1-2. M. 90. Cacau.

Árbitro: Tagliavento (Italia). Amonestó a Boateng, Mexes y Bender.

Unos 40.000 espectadores en el Weserstadion, de Bremen.

Otros resultados: Suiza, 1; Argentina, 3 (Messi, los tres goles). Israel, 2; Ucrania, 3. Dinamarca, 0; Rusia, 2. Grecia, 1; Bélgica, 1. Croacia, 1; Suecia, 3. Polonia, 0; Portugal, 0. Irlanda, 1; República Checa, 1. Italia, 0; Estados Unidos, 1.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS