Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alba Torrens, la mejor de Europa

Los aficionados y la FIBA escogen a la alero española del Galatasaray sobre María Stepanova

Con solo 22 años, Alba Torrens es considerada una de las mejores jugadoras españolas del momento y, desde hoy, ya es oficialmente la mejor jugadora de Europa de 2011. Así se decidió tras hacer la media de los votos entre los aficionados que se pronunciaron en la web de la FIBA y de los propios expertos del organismo deportivo. La mallorquina se mostraba un poco sorprendida y, sobre todo, muy agradecida: "Sabía que estaba nominada, pero me había olvidado del tema [más que nada porque está lesionada, con una rotura de ligamentos] hasta que me llegó un mensaje de enhorabuena", explica desde el otro lado del teléfono. De una forma natural, Torrens asegura que es "un halago recibir este galardón", aunque también es "una responsabilidad que me obliga a seguir mejorando y así demostrar que estoy a la altura".

La alero recibió 17.773 votos de los fans, superando en número a la suma de los votos conseguidos por las tres jugadoras siguientes y triplicando los votos conseguidos por la consagrada pívot rusa, María Stepanova, la segunda más votada con 6.520. Sin embargo, en la votación de los expertos, Torrens quedó por detrás, a solo 11 puntos de Stepanova (240 votos para la jugadora del Galatasaray; 251 para la rusa). La mallorquina, sin embargo, prefiere no hacer ninguna lectura de sus aplastantes resultados. "Tan solo me gustaría dar las gracias a todos los que me han votado". Menos comedido se mostró el presidente de la federación española, José Luis Sáez: "Se ha hecho justicia por que Alba es actualmente una jugadora determinante a nivel internacional". El secretario General de FIBA, Nar Zanolin, declaró que "la contribución de Alba va más allá de los números, no puedo imaginar ningún equipo con aspiraciones de hacer algo grande al que no le gustaría tenerla en su plantilla". También recibió elogios del presidente de la FIBA, Olafur Rafnsonn: "Es una jugadora fantástica y una persona maravillosa".

Torrens se convirtió en una clara candidata a este título la temporada pasada, cuando conquistó con su equipo, el Perfumerías Avenida de Salamanca, la Euroliga femenina. El conjunto español venció al todopoderoso Spartak de Moscú y Alba fue nombrada MVP de la final, el broche a una temporada que remató con unos números envidiables: 15.8 puntos, 4.2 rebotes, 2.3 asistencias y 1.5 recuperaciones. El verano pasado, decidió irse al extranjero y fichó por el Galatasaray turco, uno de los clubes europeos más potentes económicamente. Su comienzo fue espectacular y las cosas no le podían ir mejor hasta que se rompió los ligamentos de la rodilla en una mala caída durante un partido de la Euroliga, el pasado 19 de enero. Un varapalo tremendo porque estará seis meses de baja, el resto de la temporada. Ella sueña con volver para ayudar a la selección en el Preeuropeo que se celebrará el 15 de junio, que el equipo nacional está condenado a jugar al caer prematuramente en el Europeo del año pasado y quedarse fuera de los Juegos Olímpicos de Londres. "No sé si llegaré, hay que ir poco a poco", resuelve. Entre otras cosas, porque todavía no se ha fijado la fecha de la operación que, si todo va bien, será la semana que viene en Barcelona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.