Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abel Resino, nuevo técnico del Granada

El club andaluz ficha al extécnico del Atlético, entre otros, tras despedir a Fabri por un mal mes de resultados y varios roces con el área deportiva

El banquillo del Granada ya tiene un nuevo inquilino. Abel Resino, que, entre otros, dirigió al Valladolid, Levante y Atlético, es el nuevo técnico del club. Mañana por la mañana dirigirá su primera sesión con el grupo para después ser presentado en sociedad. "Solo tengo palabras de agradecimiento para esta afición", señaló el destituido Fabri, visiblemente emocionado y sabedor de que se terminaba su idilio con el Granada.

El veterano técnico gallego, protagonista del meteórico ascenso del club andaluz desde 2ªB a Primera División en solo dos temporadas, fue despedido el domingo por el club andaluz. Como tantas otras veces, el fútbol no miró atrás y la magnitud de la hazaña del entrenador lucense no fue suficiente para soportar los malos resultados del último mes (tres derrotas consecutivas), a los que se unió un decisivo distanciamiento con el director deportivo de la entidad, Juan Carlos Cordero. De hecho, los dos mantuvieron un agrio enfrentamiento dialéctico ante la prensa durante los días posteriores a la derrota ante el Rayo Vallecano en Los Cármenes, la semana pasada. Fabri recriminó públicamente a algunos de sus jugadores falta de compromiso en los entrenamientos y señaló concretamente al portugués Carlos Martins, excluyéndolo a última hora de la convocatoria para la visita al estadio del Espanyol. Cordero le reprendió inmediatamente. "Mi filosofía es muy distinta a criticar a los futbolistas por una derrota. Mis jugadores son los mejores. Quienes no confíen en ellos, es su problema", declaró enfadado el directivo ante los medios al día siguiente. "Para hablar algunos temas existen los despachos, el campo y los vestuarios", añadió.

Otro problema fueron los roces en la convivencia prolongada en un vestuario. Ya los tuvo la temporada pasada en Segunda con el chileno Orellana, con el que mantuvo una relación tensa durante todo el año, y que llamó al técnico "mala persona" tras un entrenamiento. Tampoco congenió demasiado con los futbolistas a los que no les dio carrete, sobre todo porque tiene su equipo titular y apenas se interesó por el resto. Desde algunos sectores, además, se le ha acusó de ser inflexible con los nuevos fichajes y de mantener, en cambio, una actitud paternalista con los hombres que le acompañaron en los dos históricos ascensos consecutivos.

Ahora llega Abel Resino, exportero del Atlético que inició su andadura en los banquillos en la campaña 2005-06, cuando debutó con el Ciudad de Murcia, al que logró clasificar en cuarta posición de Segunda División. Levante, Castellón, Atlético de Madrid -al que clasificó para la Champions- y Valladolid la pasada temporada, con el que disputó fase de ascenso a Primera División, han sido sus equipos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.