Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michu desencanta al Granada

Un fenomenal partido del centrocampista asturiano da el triunfo al Rayo Vallecano

Dos latigazos inapelables de Michu y Piti certificaron la justa victoria del Rayo en Granada, en un duelo marcado por el gran planteamiento de los hombres de Sandoval, que fueron netamente superiores al conjunto nazarí.

Un choque a priori igualado, antes del silbido inicial, ya que se enfrentaban dos recién ascendidos, con dos de los presupuestos más ajustados de la competición, empatados a puntos en la clasificación y cuyos últimos enfrentamientos directos (los partidos que disputaron la temporada pasada) se habían resuelto con idéntico resultado de empate a un gol.

Los jugadores rayistas se vieron sorprendidos por el furioso inicio de los granadinos, que dispusieron de algunas importantes ocasiones en los primeros compases. Alex Geijo marraría la más clara de ellas, tras un centro de Nyom desde el costado derecho. Sin el concurso del guineano Lass, convocado con su selección para disputar la Copa de África, el conjunto madrileño buscó reunirse alrededor del balón, acumulando jugadores expertos y con pegada, aunque no excesivamente veloces. Esta fórmula aumentó el protagonismo de futbolistas principalmente técnicos, como Trashorras, Movilla y Michu.

GRANADA, 1; RAYO VALLECANO, 2.

Granada: Roberto; Nyom, Iñigo López, Mainz, Siqueira; Fran Rico Mikel Rico; Uche (Dani Benítez, m. 53), Martins (Ighalo, m. 53), Jara (Jaime, m. 73), ; y Geijo. No utilizados: Yebda, Julio Cesar, Abel.

Rayo Vallecano: D. Giménez; Tito, Jordi, Casado, Arribas; Movilla, Javi Fuego; Piti (Delibasic, m. 65), Michu, Trashorras; y Tamudo (Rayco, m. 71). No utilizados: Diamanka, D. Benito, Cobeño, Michel y Labaka.

Goles: 0-1, min 26. Michu fusila con la derecha desde dentro del área. 0-2 min, 52, Piti con un disparo cruzado. 1-2, min 86. Fran Rico desde lejos, tras un rechazo.

Árbitro: Ayza Gámez. Mostró amarillas a Geijo, Nyom, Mikel Rico, Dani Benítez, Franco Jara, Movilla, Casado. Expulsó con Roja directa a Iñigo Lopez.

Unos 22.000 espectadores en Los Cármenes.

Precisamente este último regresaba unos meses después al estadio en el que vivió uno de las peores situaciones para un futbolista profesional: fallar el penalti decisivo en una eliminatoria de ascenso a primera división. El ex del Celta quiso ahuyentarse los demonios de aquel día a golpe de derechazo y en un balón suelto fusiló a Roberto a quemarropa. La respuesta del Granada no se hizo esperar. Jara y Nyom enviaron sendos centros envenenados que se pasearon sobre la línea de meta, a un soplido del gol.

Tras la reanudación, sería Piti el que pusiera tierra de por medio pronto, con un latigazo cruzado desde fuera del área, al que no pudo contestar el meta local. Este tanto sirvió de escusa a los visitantes para refugiarse en su área y buscar las salidas rápidas, con envíos profundos de Trashorras y Michu, aunque todas morirían en el balcón del área de Roberto.

En los últimos minutos llegaría el tanto de Fran Rico tras el rechazo de un córner, que espolearía al conjunto local hasta el punto de llevarle a rozar la igualada en un cabezazo de Geijo, que despejaría Dani Giménez de manera acrobática.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información

  • Un fenomenal partido del centrocampista asturiano da el triunfo al Rayo Vallecano