Salto a Londres

El equipo masculino español de gimnasia, pese a las bajas de Martínez y Carballo, se clasifica para los Juegos en un brillante preolímpico

La gimnasia masculina ha dado a España algunos de los momentos olímpicos más gloriosos. Tres medallas en las últimas tres citas. Todas ellas tuvieron un único protagonista, Gervasio Deferr, el atleta superdotado que sacaba lo mejor de sí mismo precisamente en los momentos de mayor tensión. Los triunfos de Gervi eclipsaron en parte al equipo, que logró clasificarse por primera vez al completo para los Juegos de Sidney 2000. Retirado el catalán, el reto del seleccionador Álvaro Montesinos y sus pupilos era mantenerse en la élite, decirle al mundo que la gimnasia en España es algo más que el magnífico Deferr.

Lo han conseguido este martes, al acabar terceros en el Preolímpico que repartía las últimas cuatro plazas por equipos. Y lo han hecho sin poder contar con Rafa Martínez, el mejor gimnasta de los últimos tiempos, ni Manu Carballo, bajas de última hora por lesión.

Isaac Botella, Sergio Muñoz y Fabián González, finalistas por aparatos

La competición, en Londres, se planteaba como un reto casi imposible. Clasificados undécimos en los Mundiales de octubre, los españoles tenían enfrente a británicos, grandes favoritos y lógicos ganadores, con uno de los programas que más han invertido en los últimos años y un puñado de gimnastas de enorme calidad. También estaba la veterana Italia, a la que las malas lenguas daban por clasificada porque el presidente de la federación internacional es un compatriota suyo. Francia también parecía más fuerte que los chicos de Montesinos, más aún tras las lesiones. La única ventaja parecía el horario, pues les ha tocado competir en la última subdivisión y junto a los británicos.

A pesar de ello, y de que algunos de los españoles -como Ignacio Losantos, como Rubén López- no tenían apenas experiencia internacional, el equipo ha hecho una competición casi perfecta, vistas las notas. Con tan solo un par de fallos, en las paralelas y en el caballo con arcos. A falta de experiencia, Fabián González se ha echado el equipo a cuestas con solo 19 años. El Flaco, como le animan sus compañeros en los entrenamientos, ha participado en todos los aparatos y ha olvidado por unas horas los dolores de crecimiento que han marcado su preparación los últimos dos años. Parece un hombre nuevo, más seguro, con la misma calidad de siempre.

Con sus ejercicios, con el salto de Isaac Botella, con un Sergio Muñoz un poco por debajo de las expectativas y, sobre todo, con una actuación regular, como le gustan al seleccionador, el equipo español ha podido brindar a sus compañeros lesionados el billete para Londres (totalizó 347.292 puntos). Los españoles clasificados para la final por aparatos son: Isaac Botella en salto y suelo; Sergio Muñoz en anillas y Fabián González en barra fija.

Con ellos estarán, por supuesto, Gran Bretaña, Francia (segunda) e Italia y las ocho potencias de este deporte, con China y Japón a la cabeza, clasificados de forma directa en el último Mundial. Este miércoles es el turno de las chicas. Ana María Izurieta, Paula Vargas y compañía, lo tienen aún más difícil.

El atleta Isaac Botella
El atleta Isaac BotellaDYLAN MARTINEZ (REUTERS)

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50