Luis Enrique: "¿Dimitir? Nunca digas nunca"

Los diarios italianos destacan el decisivo partido que el Roma, dirigido por el cuestionado técnico asturiano, disputa esta noche ante el Juventus

Luis Enrique se la juega esta noche ante la Juve. El entrenador asturiano del Roma señala en La Gazzetta dello Sport que una derrota de su equipo esta noche (21.00, C+Fútbol) puede ser definitiva para su futuro. "Este partido es muy difícil porque la Juve llega muy fuerte, tiene las mismas posibilidades que el Milan para llevarse la Liga. ¿Si pienso en dimitir? En el fútbol nunca se sabe. Nunca digas nunca", señala en el diario italiano.

Luis Enrique tiene un panorama complicado. El Roma navega por la zona media de la clasificación en la Serie A, casi tan lejos de los puestos de la Liga Europa -está a cuatro puntos del Nápoles, quinto- que del descenso -aventaja al Cesena, antepenúltimo, en cinco puntos-. Ha perdido con claridad, además, los dos últimos partidos: frente al Fiorentina (3-0) y contra el Udinese (2-0). Enfrente, se va a encontrar a un Juventus que está lanzado y aún no ha perdido en la Liga esta temporada. Una victoria esta noche frente al Roma podría colocarle, de nuevo, al frente de la Liga con cuatro puntos de ventaja sobre el Milan, su rival más potente en la lucha por el título. Luis Enrique, cuenta además, con muchas bajas para el partido. No podrá contar con los sancionados Juan, Gago ni Bojan, ni con Burdisso, que está lesionado. Todo ello, le podría llevar a alinear a De Rossi, centrocampista, en el centro de la defensa junto a Heinze, según señalan los medios italianos. Algo que preocupa al técnico asturiano, que subrayó la importancia de la zaga: "En el fútbol moderno, si no defiendes bien estás muerto".

"Me motiva poder convertirnos en el único equipo en ganar al Juventus, pero están muy fuertes. Es uno de los partidos más difíciles de gestionar porque pasan de defender a atacar con una rapidez asombrosa. Conte [el entrenador de la Juve], es buenísimo. Hay que salir al campo sin miedo y mostrar nuestra mejor versión. Si no, va a ser complicado", explica en La Gazzetta dello sport, Luis Enrique, quien es consciente de que esta noche se juega algo más de tres puntos: "El fútbol es esto: cuando las cosas no van bien hay que buscar al culpable y yo siempre he dicho que soy el máximo responsable".

El Roma, de momento, ha ganado cinco partidos, empatado dos y perdido tres y la palabra crisis suena con fuerza en la ciudad. Luis Enrique ya causó polémica al principio de la temporada, cuando dejó en el banquillo a Totti, capitán y símbolo del equipo, en uno de los primeros partidos del curso. "No puede ser un jugador normal como los demás. Es especial, único. Marcó 207 goles en la Serie A y es el futbolista más importante de la historia del Roma, pero soy yo el que decide quién juega", argumentó entonces el técnico asturiano. Las turbulencias aumentaron hace unos días, cuando el exbarcelonista Bojan escribió una carta a La Repubblica, uno de los principales diarios italianos, pidiendo perdón por tirar la camiseta del equipo al suelo tras ser expulsado por parar con las manos un disparo de un jugador del Fiorentina. Ya le habían quitado dos veces el carnet de conducir desde su llegada a Roma el verano pasado. "Este deporte me da mucho: dinero y gloria. Para los hinchas soy un ídolo, pero el fútbol no regala madurez ni sabiduría. He sido traicionado por el instinto. No quería encajar el tercer gol. Me equivoqué tirando la camiseta. Cometí un error, una bojanada y he pedido disculpas. Tengo 21 años y el hecho de ser futbolista, de ganar dinero y ser famoso, afortunada o desafortunadamente, no me ha hecho ser automáticamente adulto y responsable", decía Bojan en la carta.

Detalles, todos ellos, que unidos a los malos resultados del equipo han provocado que la silla de Luis Enrique en Roma se tambalee. El diario el Corriere dello sport lo resume así: "Dentro o fuera. La frase 'nunca digas nunca' confirma las dudas del técnico. Antes, respondía con indignación a las preguntas sobre su dimisión y ahora no excluye nada". El Juventus puede dictar sentencia.

Luis Enrique, durante un partido del Roma.
Luis Enrique, durante un partido del Roma.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS