Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un trivote muy poco clásico

Karanka atiende a la prensa en lugar de Mourinho y dice que el Madrid jugará (por segunda vez en la temporada) con un 4-3-3

José Mourinho decidió no aparecer en Valdebebas en víspera del clásico. Fue su segundo, Aitor Karanka, el que atendió a los medios de comunicación de medio mundo que se han desplazado a la capital española. Por mucho que Karanka se esfuerce en transmitir un mensaje de normalidad, y en decir que no hay nada raro en que esté sentado él en la sala de prensa en lugar del entrenador, sus gestos de incomodidad le delatan. Parece nervioso ante las preguntas. Y para ocultar esos nervios se agarra los brazos por encima de los codos con las manos. Esa fue su postura durante los 20 minutos que duró la rueda de prensa

Le preguntaron dos veces por qué José Mourinho no había aparecido. "Llevo más de 30 comparecencias y ya he contestado a esa pregunta en muchas de ellas", se defendió el ayudante del portugués. Eso es: cualquiera que esté en el vestuario puede salir a transmitir el mensaje porque ese mensaje es compartido por todos.

Repitió también en varias ocasiones que el de mañana es un partido más, tres puntos más. A la tercera que le insistieron si de verdad creía que el octavo clásico de la era Mou en el Madrid era solo eso. Contestó: "Un partido más no es, sí es diferente". Pero eso no varía el mensaje que Mourinho lleva un mes transmitiendo y que hoy ha recogido Karanka. "¿Si es una oportunidad para dejar herido al Barcelona? Pues si mañana acabamos a nueve puntos de ellos, mejor. Pero la distancia de tres, seis o nueve no va a cambiar nuestra forma de trabajar ni de pensar", dijo.

Pero sí de jugar. Porque lo que cambiará, según confirmó el ayudante de Mourinho, es el esquema táctico. El Madrid probó un 4-3-3 en Mestalla hace casi un mes y ante el primer rival de peso. Jugaron Lass, Xabi y Khedira en el medio. Los blancos ganaron por 2-3. Pocos días después dijo el técnico portugués que lo del "trivote" quedaba antiguo, que había que buscar una palabra que lo definiera mejor porque el Madrid no había renunciado a atacar aun poblando el centro del campo. En cualquier caso, no fue el Madrid fino que había acostumbrado hasta ese momento.

En lo que va de temporada los blancos siempre han jugado con un 4-2-3-1. Así lo hicieron también en la Supercopa: Khedira y Xabi jugaron solos en la medular en la ida en el Bernabéu y también en la vuelta en el Camp Nou. Mañana con el Barça repetirán el experimento visto en Mestalla. O eso dijo Karanka. "El año pasado hubo muchos planteamientos, pero ahora sabemos con qué vamos a jugar. Y será con Di María y Cristiano arriba [no desveló si acompañados por Benzema o Higuaín] y con un centro del campo de tres". Lo que puede cambiar son los actores. Porque Karanka citó para la medular a Xabi, Lass, Khedira, Kaká y Özil...

¿Será un partido de entrenadores o de jugadores? , le preguntaron al ayudante de Mourinho. "Hasta mañana será de todos". ¿Los seis puntos de ventaja son un colchón suficiente para que Mourinho pueda arriesgar más con el once?, le insistieron. "El once será el adecuado al partido no a la posible diferencia de puntos". Palabra de Karanka.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.