El Barça tira de oficio

El equipo de Xavi Pascual suda para sumar su octavo triunfo ante un férreo Unics Kazán (63-50)

Pocos puntos, sudor a chorros y mucho oficio. El Barcelona Regal reiteró el discurso de sus últimos partidos y la receta le sirvió para superar, no sin apuros, no sin echar de menos la brillantez de otras ocasiones, al rocoso Unics Kazán ruso. Ocho partidos, ocho victorias. Y otra vez fue clave la ultra defensa que está ejerciendo el Barcelona, que no permite a muchos de sus rivales llegar a los 50 puntos, la frontera donde se quedó clavado el Unics Kazán.

Se sabía de antemano que el juego podía derivar en un duelo defensivo extremo. Y así fue. El Unics, el segundo equipo que menos puntos recibe en la Euroliga, por detrás del Barça por supuesto, logró por momentos llevar el pulso a su terreno: juego muy lento, poquísimas canastas y preponderancia de balones doblados para sus pívots y algunas fases de acierto de Domercant, Lyday y Greer. Las cosas se pusieron feas para el Barcelona en el segundo cuarto, cuando Eidson y Ndong enlazaron una mala racha con seis lanzamientos sin ningún acierto. El Barcelona pasó por su momento más crítico. El Unics rozó el empate y llegó muy vivo al último cuarto: 47-43.

BARCELONA REGAL, 63-UNICS KAZAN, 50

Barcelona Regal: Marcelinho (8), Navarro (13), Mickeal (10), Lorbek (11), Perovic (7) -equipo inicial-; Sada (0), Vázquez (2), Wallace (3), Ingles (2), Ndong (2), Rabaseda (0) y Eidson (5).

Unics Kazan: Samoylenko (5), Lyday (12), Domercant (9), Veremeenko (6), Savrasenko (4) -equipo inicial-; Pashutin (6), Greer (10), Gubanov (2), McCarthy (0) y Jawai (2).

Parciales: 21-15, 12-13, 14-15 y 16-7.

Árbitros: Pukl (Slo.), Vojinovic (Ser.) y Koromilas (Gre.).

Palau Blaugrana. 4.676 espectadores.

Si el Barça mantuvo a raya al Unics fue por su entusiasta y acertada labor en el rebote ofensivo y por su endiablada rapidez de manos que le permitió robar un puñado de balones. De esa forma logró hacer valer los fugaces momentos de inspiración en el tiro de Navarro, Mickeal y Lorbek. El resto del equipo contribuyó en cuentagotas en el apartado ofensivo, retratado en su deficiente porcentaje de acierto: un 41% en tiros de dos, un 29% en triples y un 50% en los seis tiros libres de que dispuso. Cifras paupérrimas, forzadas por la notable defensa del Unics.

Si ganó el Barcelona fue porque capturó nada menos que 18 rebotes en ataque, por solo seis del Unics. Además, con Marcelinho, Navarro y Wallace a la cabeza, el Barça sumó 16 robos de balón y el Unics acumuló la friolera de 24 pérdidas. Esas cifras fueron atornillándose en el último cuarto a favor del Barcelona, que resolvió con un parcial de 13-0 que puso el marcador en 57-43 y el partido visto para sentencia.

Lorbek realiza un mate en el encuentro ante el Unics.
Lorbek realiza un mate en el encuentro ante el Unics.LLUIS GENE (AFP)

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50